Los rockeros van al infierno
Entrevistas / M-Clan

Los rockeros van al infierno

Redacción — 25-10-2002
Fotógrafo — Archivo

Para conocer cuál es la situación actual del grupo, así como otros aspectos relacionados con su nuevo trabajo titulado “Defectos personales”, concertamos una cita con su cantante, Carlos Tarque que nos atendió con su habitual desparpajo de artista curtido en mil entrevistas.

Conozcamos, para empezar, algunos detalles que han rodeado el proceso de creación de su última obra. “Este disco es el resultado de un año de curro. Ha sido difícil de enfocar debido a algunos problemas, como el haber tenido una baja en el grupo. Esto en ciertos momentos ha dificultado el poder concentrarse en la música”. Aunque la producción de Alejo Stivel fue fundamental para que triunfara “Usar y tirar”, y confiaron de nuevo en él para mantenerse en lo más alto con “Sin enchufe”, en esta ocasión los controles han ido a parar a manos de Nigel Walker. “Nos fue muy bien con Alejo, pero nos apetecía probar otro tipo de producción. A Nigel le conocíamos por su trabajo con O´Funkillo, que nos parece que suenan de la ostia, y también por Los Rodríguez…”.

Llama también la atención que en “Defectos personales”, estilísticamente hablando, hayan composiciones muy distintas entre si. “Hay mucha gente que compone en el grupo y cada uno puede tener más una onda. Si tenemos una canción que pensamos que está bien, pasamos de que el disco sea lineal o no. Creo que hemos incluido sonidos dispares, no disparatados”. Además, en esta ocasión sólo han contado con composiciones propias, sin caer en la tentación de repetir el magnífico resultado que les dio en su día su versión de Steve Miller Band. “Con ´Sin enchufe´ ya demostramos que M-Clan no es un grupo de una sola canción ni de un hit de una versión. De todas formas, no es algo tan premeditado, si nos apetece hacer una versión la hacemos y si no nada”. Pasando ya a temas menos agradables, es obligado intentar que Carlos nos cuente algo más acerca del abandono del grupo protagonizado por Santiago Campillo, sustituido por el veterano Carlos Raya (Sangre Azul, Quique González…). “Creo que ya se encarga Santiago por su cuenta de que se sepa todo… Aquí hubo unas diferencias personales y musicales, y como pasa con los matrimonios se fue al carajo. Es más una consecuencia del roce de los años que de la llegada del éxito”. Esto nos hace pensar en hasta qué punto es M-Clan un grupo que funciona democráticamente o en el que hay liderazgos. “Funcionamos de forma totalmente democrática. Hay votaciones, opinamos sobre lo que nos gusta y lo que no. Impera la lógica y la democracia”. Por mucho que así sea, está claro que Carlos Tarque es el personaje más famoso de la formación, así que no estará de más conocer cómo lleva esto, a veces tan complicado, de la fama. “Bueno, tampoco somos famosos como Rosa ni nada de eso. Lo mejor de la fama es poder tocar y salir al escenario con muchos medios. Lo que más me disgusta es que haya gente que se crea con derecho a opinar sobre lo que tú haces y te lo diga sin que tú le preguntes. Me molesta si se ponen bordes: ´me parece que tu…´, ´pues yo no te he preguntado nada, ni te he dicho lo que opino de tu cara…´. Pero, bueno, tampoco vamos por ahí diciendo ´ay, ¡qué putada!´, ni mucho menos. Supongo que esto es así y ya está”. Y ya que momentáneamente nos estamos refiriendo más a Tarque que al grupo en conjunto, sepamos si podría haber algún día un disco suyo en solitario. “Por ahora no hay ninguna intención, pero podría haberlo… En estos momentos toda mi energía está centrada en M-Clan”.

En cuanto a la situación del rock en general, nuestro protagonista también parece tener las ideas claras. “No creo en esta vuelta del rock que se inventaron los medios hace un año. El rock nunca se ha ido. Aunque es cierto que no está en un momento dorado, a nivel underground hay muy buenos grupos. Otra cosa son las listas de ventas, ya que ahora, con toda la mierda de ´Operación Triunfo´, hay muy poca apuesta de las compañías por grupos como Sol Lagarto, que quieren grabar su primer disco”. Sea como sea, M-Clan fueron pioneros de un sonido en este país, y así se lo reconocen bandas que les citan como una referencia básica. “Nos sentimos halagados por ello. Creo que Sol Lagarto o Garaje Jack pueden sonar a M-Clan porque adoptan un estilo que antes adoptamos nosotros, no porque quieran copiarnos. Sobre ellos pienso lo mismo que pensaba de nosotros hace años. Si quieres estar en un estilo, metido en un corsé, pues de puta madre, pero a lo mejor llega un día en el necesitas salirte de ahí y hacer otras cosas”. Como curiosidad, le preguntamos finalmente si se ve a si mismo actuando con sesenta años, como hacen los Rolling Stones. “No creo. Los Stones están ahí porque son los Stones. Les admiro, porque si se embarcan en una gira, con sesenta tacos y cuando no creo que les haga falta el dinero, es porque ésta es su vida y su espíritu”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.