Los padrinos
Entrevistas / Slayer

Los padrinos

Miguel Johana — hace 21 años
Fotógrafo — Archivo

Cuando uno le echa un vistazo a la escena del metal actual, se da cuenta rápidamente de que la única banda que se ha mantenido desde los ochenta con dignidad yfieles a sus principios responde al nombre de Slayer, los  auténticos padres del thrash metal. ¿En cuántas ocasiones hemos oído comentar, en boca de artistas como Billy Joe (Green Day), Steve Austin (Today is the Day) o Logan (ex – Machine Head y ahora en Soulfly), que el mejor disco de la historia del metal es “Reign in Blood”? Por ello no sorprende que sean la banda de metal más versioneada de la historia-después de Black Sabbath, por supuesto- y que lo hayan sido tanto por bandas underground, como por grandes del género de la talla de Machine Head, Sepultura, Cradle of Filth, Vader…

Aunque para saber quiénes fueron y son Slayer deberíamos remontarnos al año 1982, cuando Brian Slagel, patrón de Metal Blade, les echa el ojo en uno de sus directos y decide contratarles para incluir un tema en la compilación “Metal Massacre III”(el elegido fue “Agressive Perfector”). A partir de ahí,Slayer pasar a formar parte de Metal Blade, para editar al año siguiente su ópera prima “Show No Mercy” que, a pesar de no contar con los medios suficientes, sigue siendo un disco mítico. A continuación y a la espera de un nuevo álbum llegaría el maxi “Haunting the Chapel”, dónde se incluiría el fantástico”Chemical Warfare”. Estamos en 1985 y Slayer deciden editar su segundo largo, un disco más oscuro y con el trasfondo más demoníaco de toda su carrera. Estamos hablando de “Hell Awaits”,su último disco para Metal Blade (aunque Brian Slagel, queriendo exprimir más el filón, editó por su cuenta “Live Undead” un álbum medio en directo y medio en estudio en el que se incluirían los temas de “Haunting the Chapel”). Será entonces cuando contactarán con Rick Rubin y con su sello Def Jam,en el que se lanzará su obra magna, “Reign in Blood”, media hora de grabación que acabaría por convertirse en uno de los álbumes más revolucionarios de la década. La idea del productor de que enlazasen todos los cortes lo convirtió en una descarga de dimensiones impresionantes. En ese momento empiezan los problemas con Lombardo (oficialmente dejó la banda para casarse, aunque él mismo nos negó personalmente ese motivo), al que sustituirá temporalmente el batería de Whiplash. A los pocos meses, vuelve para grabar “South of Heaven” (estamos en 1988), en el que se incluirá una versión de “Dissident Agressor” de Judas Priest (posiblemente la banda que más les influenció). Su siguiente paso sería “Seasons in the Abyss”, su primer disco de los noventa, el más tranquilo de su carrera y el último en el que estará Dave Lombardo, finalmente expulsado a la fuerza del cuarteto. Rumores de disolución, nuevo batería (Paul Bostaph)y unos años hasta la publicación de “Divine Intervention”(¿os habéis fijado en la foto del libreto? Una foto antigua de la que Dave sería literalmente recortado y sustituido por Paul).Tras un par de años aparecería “Undisputed Attitude”,un inmenso compacto de versiones (“Gemini” es el único tema nuevo). Para continuar con sus problemas con los baterías, Bostaph decide abandonarles después de un par de años de gira. “Cuando Paul se unió a Slayer ya tenía claro que nos iba a dejar,que solamente iba a pasar una temporada con nosotros. La razón es que tenía su propio grupo y quería seguir tocando en él.Eran un grupo de amigos con los que creció y hacían una música radicalmente distinta a la nuestra. Quería llevar su propio rollo,así que, a medio camino, nos dijo que eso era todo, que necesitaba irse y continuar con lo suyo. Era un buen batería y las cosas iban bien, pero cuando empezamos a escribir temas nuevos, bueno, creo que no funcionaba demasiado bien, así que probamos a algunos baterías para sustituirle, pero acabamos reclutándole de nuevo. Era el que más conectaba con Slayer“.

Llegamos a principios de este año. Lo último firmado por Slayer que habíamos conseguido escuchar era ese “Gemini”de su anterior disco y nadie podía imaginar si esa sería o no la línea de futuro. “No creo que ese tema fuese un presagio de lo que iba a haber en el nuevo álbum. En ese momento no teníamos ni la más remota idea de cómo podrían ser los nuevos temas“. Era un caso curioso. Por primera vez escuchábamos a Tom Araya cantando de forma apaciguada y con efectos en las voces. “Queríamos intentar algo nuevo en este álbum, algo diferente a lo que estábamos acostumbrados, aunque en algunos momentos resultaba realmente difícil conseguir que no gritase. Es tan potente cuando lo hace que queríamosque se calmara un poco, conseguir que incluso acabase susurrando“.Quizás lo único que nunca escucharemos en un disco de Slayer sean las cada vez más habituales base programadas y los sintetizadores.”¿Sintetizadores en Slayer? ¡Nunca! ¡Sólo en mi funeral se podrán escuchar sintetizadores!“. Ahora que la gran mayoría de bandas de metal se decantan por los medios tiempos (Korn, Machine Head, Soulfly, etc.), Slayer siguen fieles a la velocidad y a esos duelos de guitarras rítmicas King/Hanneman que les hizo famosos. “Nos importa bien poco lo que estén haciendo actualmente las otras bandas de metal o si los gustos de la gente cambian o no. No sentimos la necesidad de cambiar sólo porque todos lo hagan, aunque, por supuesto,no voy a mencionar a nadie“. Da igual, todos sabemos que te estás refiriendo a Hetfield y compañía. “Diabolus in Musica” es el título definitivo del álbum,aunque previamente se barajaron otros como “Violence by Design”o “Stain of Mind”. ““Diabolus in Musica” era un estilo de música que estaba prohibido. Era música que la iglesia prohibió durante el siglo XIV, porque creían que hacía brotar al demonio de dentro de las personas. Así que, cuando lo oímos nos pareció muy acorde con las ideas del grupo. El demonio en nuestra música y todo eso que nos envuelve“.

Paralelamente a sus propias grabaciones, Slayer siempre han estado en activo en lo que se refiere a colaboraciones con amigos o en bandas sonoras de filmes que les interesan. Todo empezó con Kerry King colaborando,tanto en estudio como en el clip de “No Sleep ´til Brooklyn”,con los Beastie Boys. Más tarde fue la irreverente versión del “In a Gadda da Vida” de Iron Butterfly para el film “Less than Zero” (“Golpe al Sueño Americano”, en España)o las tres versiones de Exploited (“War”, “VK82”, “Disorder”)que grabaron junto a Ice-T, para el film “Judgement Night”. Recientemente,acaban de colaborar en la banda sonora del film “Spawn” con el tema “No Remorse”, grabado junto a los locos de Atari Teenage Riot. “Bueno, esa colaboración salió más bien del propio Alec Empire. A nosotros nos gusta mucho todo lo que hace y cuando vimos que amaba a Slayer quedamos en Los Angeles con él y lo hicimos.Aunque en realidad, todo el mérito es suyo, puesto que él pilló nuestros riffs, les dio la vuelta e hizo la canción.Y la verdad es que estamos muy contentos con el resultado“. Pero volvamos al álbum, un disco tremendo que mantiene toda esa contundencia que siempre les ha caracterizado. Lo único que ha cambiado en este trabajo es el logo. “Vimos a un chico que llevaba puesta una camiseta ilegal con ese logo impreso y nos gustó mucho, así que acabamos adaptándolo al nuevo álbum“. Pues eso, que por mucho que avancen los tiempos nunca deberías olvidarte de los padres de todo esto y menos aún cuando siguen siendo perfectamente capaces de crear obras tan grandes como este “Diabolus in Musica”. Sin ellos, por ejemplo, Sepultura jamás hubiesen grabado “Schizophrenia” o “Beneath the Remains”.¿Te parece poco? ¡Hail Satán!

“Diabolus in Musica” está publicado por Sony.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies