Frontman de We Are Standard, Deu Txakartegui es un tipo que sabe cómo pasarlo y cómo hacerlo pasar bien en cada uno de sus conciertos. Ahora, su grupo, para que la fiesta continúe, se saca de la manga “The Golden League” (Mushroom Pillow, 10), disco de remezclas en el que participan John Talabot, The Requesters, el francés Anoraak o Arthur Baker entre otros.

El disco del coche de mi padre: Joan Manuel Serrat “Mediterráneo” (1971)

Mis padres son seguidores del catalán y lo ponían en el coche siempre. Es un discazo, no voy a descubrir nada, pero me trae muy buenos recuerdos. También tenía una cinta de Two-Man Sound que era muy loca… Ahora lo ponemos después de los conciertos para que siga la fiesta.

El disco que sacó mi lado bailón: Madonna “True Blue” (1986)

Mi tía María solamente me saca trece años. Tnía varios vinilos y siempre que iba a su casa, me los ponía. El que más me gustaba era éste. Tenía un punto bailon que para mis diez años era mágico.


Mi primer vinilo: Negu Gorriak “Negu Gorriak” (1990)

Fue el primer vinilo que compré con mi dinero. Tendría doce años y en aquella época Negu Gorriak era lo máximo en Euskadi: un grupo en el que estaban Fermín Muguruza y Kaki Arkarazo. El supergrupo. Además tenía muchas referencias a Public Enemy que era un grupo que ya me gustaba.

El disco del walkman: The Clash “London Calling” (1979)

También fue uno de mis primeros discos. En Euskadi eran dioses y me lo pasé a cinta para escucharla siempre que iba o volvía del instituto en un walkman de aquellos enormes. Es un discazo que me ayudo a abrirme a otras músicas.

Mi secreto mejor guardado: Butter 08 “Butter 08” (1997)

Cuando estaba en la universidad en los noventa en pleno apogeo del indie y estaba loco con El Inquilino Comunista y todas aquellas bandas, un colega canario me puso este disco y me pareció la bomba. Es un grupo montado para la ocasión en el que estaban Sean Lennon, Russell Simins y varios colegas de Nueva York y recuerdo que me impresionó mucho. Durante mucho tiempo ha sido mi secreto mejor guardado y uno de esos discos que me gustaba solo a mí, así que lo comparto con vosotros para que podáis descubrirlo también.