“Es halagador influenciar a otros músicos”
Entrevistas / Korn

“Es halagador influenciar a otros músicos”

Joan S. Luna — 31-05-2002
Fotógrafo — Archivo

Si, a estas alturas, alguno de nuestros lectores sigue considerando a los estadounidenses KORN una banda más de nuevo metal es que anda muy despistado o que los prejuicios le ciegan. Y es que los de Bakersfield son, sin lugar a dudas, uno de los grupos más influyentes e importantes del rock duro de los últimos diez años. “Untouchables” (Immortal/Epic, 02), su quinto largo y su obra más variada, llega para recordárnoslo nuevamente.

Cierto que “Korn” (Immortal/Epic, 94) y “Life Is Peachy” (96) dejaban entrever la importancia que Rage Against The Machine o Faith No More habían tenido sobre sus creaciones, pero eso sería menospreciarles. Más que nada porque Jonathan Davis, Munky, Head, Fieldy y David Silveria habían dado –con la ayuda del productor Ross Robinson, claro está- con un nuevo camino que sigue imitándose descaradamente a fecha de hoy. Y aunque lo suyo les costó despegar y erigirse en una de las bandas duras más importantes de los Estados Unidos primero y del mundo entero a continuación, con cinco discos a sus espaldas pueden permitirse volver a utilizar un título con doble sentido como el de “Untouchables” (algo que, de algún modo, ya ocurrió con “Follow The Leader” en el 98). Para empezar, su quinto álbum –el anterior fue “Issues”, publicado dos años atrás- vuelve a aportar novedades y no sólo en relación al enésimo cambio de productor, sino en lo formal. Korn suenan ahora más ricos, variados y eclécticos que nunca, por mucho que mantengan intacta esa personalidad que les ha hecho evolucionar disco a disco.

“La gente está metida en la música más que nunca gracias a Internet y eso siempre es bueno”

Me gustaría hablarles de títulos concretos, pero los desconozco. Mi copia no es promocional, no pertenece a Epic, ni siquiera a Immortal. La mía es, como las decenas de miles que circulan por todo el mundo, una copia con las canciones descargadas de Internet. Así están las cosas: nadie, ni siquiera un grupo de las dimensiones de Korn puede evitarlo; aunque a eso volveremos más tarde. El caso es que “Untouchables” no se contenta con incluir algunos temas realmente duros, sino que también aporta las partes melódicas más complejas que el grupo haya firmado hasta la fecha. Por primera vez, Davis recuerda cantando a ese Simon Le Bon de Duran Duran que tanto admira. Hay melodías pop, guitarras afiladas de siete cuerdas y tonos extraños, bajos que suenan a golpes de bombo y baterías que recuperan esa creatividad que, debido a una lesión, Silveria había perdido en “Issues”. Para que nos entendamos: “Untouchables” es el disco de Korn que todo el mundo debería tener y que, debo reconocerlo, más me ha sorprendido. Quizás la relativa decepción que supuso “Issues” no llevaba a presagiar que los de Bakersfield firmasen un disco del calibre del que nos ocupa. Pero así es este mundo: impredecible. De todos modos, después de mi perorata (sí, lo reconozco, marcada por la admiración), aportamos una luz distinta al asunto, que para eso entrevistamos en exclusiva, y vía telefónica, a James ´Munky´ Shaffer hará un par de semanas.

El quinto disco

Lo más destacable de “Untouchables” es que se trata del disco más trabajado y completo del grupo hasta la fecha, más incluso que “Follow The Leader”. Y eso es algo que, obviamente, tiene mucho que ver con el hecho de que los cinco miembros del grupo se hayan tomado más tiempo del habitual para darle forma. (Munky) “Nos hemos tomado nuestro tiempo escribiéndolo, quiero decir que nos hemos tomado una buena temporada para convivir con estas canciones y hacer los cambios necesarios de cara a… de alguna manera… escuchábamos las grabaciones y pensábamos en ellas, porque nos gustaba hacer maquetas de todas las canciones para poder analizarlas, hacer los cambios necesarios y añadir cosas nuevas o detalles… como has dicho, no teníamos prisa de cara a acabarlo y queríamos hacerlo lo mejor posible para completar un gran disco”. Y vuelvo a repetirles que lo han conseguido. Porque “Untouchables” es un disco más variado y melódico que sus predecesores, bueno a ratos sí y a ratos no. “Yo creo que, de algún modo, es tan heavy como lo que siempre habíamos hecho, pero las partes vocales nos han llevado hacia un sonido más melódico y por eso hemos perdido parte de esos elementos claramente metálicos que tanto nos gustan”. Uno de los temas más sorprendentes en ese sentido es el que mis créditos titulan “Everything That I Could Find”, aunque teniendo que se trata de una copia digamos que ilegal veremos si nos entendemos.

“Tenemos un sonido especial, a diferencia de cualquier otro que haya salido en los tres o cuatro últimos años”

“Bueno, no puedo saber exactamente de qué temas me estás hablando porque los títulos han vuelto a cambiar, de hecho están cambiando continuamente”. Pues ya que estamos en ello y que les había prometido recuperar el tema, me gustaría descubrir la opinión de un artista que sigue vendiendo millones de discos en todo el mundo a propósito de que sus canciones –a publicar dentro de casi un mes- estén disponibles de forma ilegal en Internet desde hace un huevo y medio. Porque una cosa es que sean tú quien decide poner los temas al alcance de todo el mundo y otra bien distinta que nadie, absolutamente nadie, te pida permiso para hacerlo. De hecho, Immortal y Korn estuvieron planteándose seriamente adelantar la publicación de “Untouchables” a este mes de mayo para evitar que las descargas de sus nuevos temas se contasen por miles a diario. “Personalmente, sigo visitando las tiendas de discos para comprar algunos que me interesan. Me parece muy bien que haya tanta gente interesada en escuchar nuestras canciones y creo que la situación, en general, debe regularse de alguna forma, pero hasta que eso ocurra, quiero decir… creo que, ahora, la gente está metida en la música más que nunca gracias a Internet y eso siempre es bueno. Vale, nuestro disco se ha pirateado, pero intentamos darle la vuelta y verle la parte positiva, sabes. Aunque aún pienso que la gente irá a la tienda y se comprará nuestro disco”. En todo caso, ya que resulta imposible evitarlo, ¿qué les dirías a todos aquellos que se han bajado tu disco? “Por lo que respecta a la gente que se ha descargado nuestro disco de la red o que se lo han pasado sus amigos, creo que muchos de ellos seguirán dirigiéndose a la tienda de discos para comprarlo porque les gustará tener el álbum definitivo, con su portada y todo eso”. Hablando de la portada, en esta ocasión nos presenta a un montón de caras de niños con expresiones aterradoras, aunque el título del disco haga referencia a los ´intocables´, a los parias de la India a los que nadie presta atención y a quienes nadie socorrería. Precisamente lo contrario que ocurre con ellos. No le pregunté nada a propósito del tema, así que cambiemos de tercio.

Dejándose la panoja

En algunas de las entrevistas publicadas en el extranjero hasta la fecha sobre “Untouchables”, los miembros del grupo se han regodeado bastante sobre esos cuatro millones de dólares que se han gastado en el disco. Obviamente, había mucha broma de por medio, pero la pasta se la han gastado igual, así que me gustaría saber (y ya puestos, que ustedes supieran) en qué se han fundido tanto billete grande. “Supongo que ha resultado un disco caro sobre todo porque hemos cambiado de ciudad desde que estábamos escribiéndolo… cambiamos de lugar un par de veces. Alquilamos algunas casas en Phoenix, Arizona. Teníamos casas para que pudiese vivir todo el mundo y también alguna en la que poder ensayar. Necesitábamos una casa para ensayar y también para escribir las canciones alejados de Los Angeles, para poder centrarnos sólo en escribirlas”. De todos modos, supongo que Michael Beinhorn, otro de esos productores estrella que han trabajado con Red Hot Chili Peppers, Soundgarden o Soul Asylum hasta conseguir permitirse reclamar un caché –supongo- descomunal, habrá conectado perfectamente con el grupo, habituado como ésta a trabajar con bandas importantes. En todo caso, el listón estaba alto tras Ross Robinson, Steve Thompson o Brendan O´Brien. “Resulta muy difícil comparar a Michael con nuestros productores anteriores, quiero decir que todos los productores con los que hemos trabajado eran realmente distintos y lo que escuchas en este nuevo disco sólo tiene que ver con nuestro crecimiento como banda y con el trabajo que hemos hecho junto a Michael Beinhorn. Hemos hecho algo más melódico y con las partes vocales mucho más cuidadas. Te diría que las partes en las que ha participado suenan distintas”. Precisamente esos cambios son los que han ayudado a enriquecer su propuesta, que algunos creían agotada tras cuatro discos. Aunque tampoco creo que la aportación de Beinhorn haya resultado determinante a la hora de facturar esos ambientes oscuros, densos y enfermizos que tan bien se les da crear a los de Bakersfield y dentro de los que Davis se siente como pez en el agua, recuperando sus traumas infantiles o sus dilemas frente al éxito. Lo que sí está claro, y mucho, es que Korn siguen andando un paso por delante de sus imitadores. Sólo con escuchar el último e insignificante disco de Coal Chamber para descubrir lo mucho que tienen ganado Korn frente a los centenares de grupos que les han fusilado sin parpadear. Y es que, se valore eso o no, hasta grupos ya establecidos como Sepultura o Machine Head pretendieron, en cierto momento, conseguir una sonoridad similar a la Munky y sus compañeros. “Al principio, cuando empezamos, había nuevas bandas que sonaban similares a Korn. Estábamos un poco enfadados porque teníamos ese sonido tan cerca y era un sonido que habíamos creado nosotros. Pero tenemos un sonido especial, a diferencia de cualquier otro que haya salido en los tres o cuatro últimos años, quiero decir que nos sentimos realmente halagados de que existan bandas que toman elementos nuestros y que los incorporan en su música… quiero decir, es halagador influenciar a otros músicos”.
Resumiendo, Korn han sido para muchos otros lo que Faith No More fueron para ellos. “Sí, me siento así, aunque ellos son una mejor influencia que Korn. Si ahora podemos a la vez influenciar a otra gente, entonces es algo grande para nosotros porque, de alguna forma, ayudamos a la evolución de la música que es diferente y a cambiar la forma en la que la gente escucha y escribe música”. Por otro lado, influyan a otros grupos o no, los chicos de Korn sí ayudan a que algunos artistas que les resultan interesantes puedan publicar discos y llegar al público. Lo hacen dirigiendo Elementree Records, un sello independiente con el que únicamente pretendían ayudar a algunos grupos amigos, pero que ha acabado ganando bastante dinero gracias al éxito obtenido en Estados Unidos por Orgy. Ahora, la familia ha crecido y no sólo de Videodrone y Orgy vive el sello. Deadsy, el grupo de Elijah Blue (hijo de Cher y Greg Allman) que teloneará la gira americana de presentación
de “Untouchables”, publican ya mismo disco y la cosa sigue. “Estamos todos metidos en el proyecto, pero Jonathan está dedicándose más que el resto en estos momentos. Está esforzándose mucho en los nuevos lanzamientos. Ahora tenemos a un grupo nuevo en Elementree, se llaman Marz y son de Chicago”. Marz, para más datos, son una formación de hip hop industrial dirigida por el croata Zlatko Hukic, también guitarra
en la última formación de Ministry.

Cada loco con su tema

Y para acabar –ya ven, veinte minutos no dan para mucho- vamos a los proyectos en solitario de algunos de los miembros del grupo. Eso sí, no se les vaya a ocurrir comprar ninguno de los discos de los que hablaremos a continuación sin hacerse primero con “Untouchables”, más que nada por hacerse un favor. Saldrían perdiendo. Me pregunto qué opinión debe tener Munky del disco en solitario de Reginald Arbizu, es decir de su compañero Fieldy como Fieldy´s Dreams. A lo largo de su minutaje, el de “Rock´n´roll Gangsta”, el bajista de Korn se nos planta en plan macarra hip hopero obteniendo unos resultados discretos y no tan lamentables como algunos medios estadounidenses intentaron hacernos creer. “Estoy realmente contento de que haya podido publicar ese disco. Fieldy siempre ha querido hacer algo de hip hop porque es un estilo que le ha influido mucho durante toda su vida. Creo que la mayoría de los críticos que han escrito sobre ese disco no entendieron que lo había hecho para divertirse, es un disco festivo y no puedes buscarle otro sentido. No tienes más que ponerlo en tu equipo y disfrutarlo, nada más. Creo que los críticos han sido con el disco de Fieldy demasiado… críticos”. Acudamos ahora a la obra de Jonathan Davis, el torturado vocalista del grupo. Junto a Richard Gibbs (ex miembro de Oingo Boingo, el grupo en el que también militó Danny Elfman, uno de los grandes compositores de bandas sonoras de la actualidad), Davis ha compuesto la banda sonora del filme “Queen Of The Damned”, una película directamente inspirada en la obra homónima de Anne Rice, en la que colaboran algunos de los vocalistas nu metálicos más populares del momento (Wayne Static de Static X, David Draiman de Disturbed, Chester Bennington de Linkin´ Park, Marilyn Manson o Jay Gordon de Orgy) y al ue Munky ha prestado algunas guitarras. El resultado: tampoco muy alejado de Korn. “Me gustó mucho poder tocar la guitarra en ese proyecto. Jonathan trabajó en esas composiciones antes de que nos metiésemos en el disco de Korn. Estuvo experimentando con un montón de ideas nuevas que le ayudaron a abrirse a cosas más melódicas de cara a poder usarlas en el disco de Korn, muchas de las cosas que has escuchado en ´Untouchables´. Si escuchas esa banda sonora, está muy claro que los distintos cantantes están interpretando melodías y letras de Jonathan. Y esas melodías le han ayudado a dar un paso adelante en nuestro disco y a sentirse cómodo haciendo cosas nuevas”. Ahora sólo cabe esperar a que Munky decida también lanzarse en solitario. “Tengo un estudio en casa, precisamente ahora estoy metido en él trabajando en música realmente importante para mí. Creo que tengo unas quince o dieciséis piezas acabadas en las que he estado trabajando una temporada, aunque no puedo decir que se sean los temas para mi ´disco en solitario´. Yo las compongo porque necesito desarrollar mi propia creatividad, necesito continuar creando material distinto que, más tarde, puede acabar formando parte de alguna canción de un disco o de algo así, pero de momento Korn ocupan todo mi tiempo”.
Bien amigos lectores, si han llegado ustedes hasta aquí, aguantando este ladrillo que tan gustosamente firmo, está claro que se van a comprar el disco. Si no, pues nada. Ustedes se lo perderán, aunque posiblemente sean de los que siguen pensando que Korn son sólo un grupo más de nuevo metal. Y no, no se han equivocado, esto no es Rocksound.

Un comentario
  1. Great arletci, thank you again for writing.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.