“Se puede molar sin tener que hacer la pose del machito y rapear sobre banalidades”
Entrevistas / Homes Llúdriga

“Se puede molar sin tener que hacer la pose del machito y rapear sobre banalidades”

Oriol Rodríguez — 01-07-2019
Fotógrafo — Alba Pe

En la cada vez más prolífica e interesante escena hip hop catalana, Homes Llúdriga son una de las propuestas más estimulantes. Después de varios sencillos y EPs, el proyecto propulsado por los rimadores Autèntic Home Llúdriga y Kovitc acaba de debutar de largo con Pampallugues (Autoeditado, 2017), trabajo de rimas inteligentes y bases sugerentes moldeadas a partir de samples robados de viejas cubetas de vinilos de R&B, soul y jazz.

Si hablamos de hip hop en catalán, el vuestro era uno de los discos más esperados.
Autèntic Home Llúdriga: Nuestra historia se remonta a 2014, cuando empecé con rimar con el productor Acid Lemon. Era una aventura sin muchas pretensiones. Después ya nos juntamos con Kovitch y la que entonces era su banda, Altered States. Rápidamente hicimos la primera maqueta. Todo muy casero, en el estudio que tenía en casa. La cosa funcionó y poco a poco hemos ido creciendo, publicando singles y epés como “Keep It Llúdigra” (2017) y “Dones Llúdriga” (2018), hasta que ahora, finalmente, hemos debutado de largo. No es que hayamos tardado, es que hemos seguido el ritmo que hemos podido.
Kovitch: Y paulatinamente perfilando la esencia y el carácter del proyecto. No hemos tardado en hacer el disco, hemos tardado en decidirnos a hacerlo. La letra más antigua de “Pampallugues” tiene, como mucho, dos años.

Más que un grupo se podría decir de vosotros que sois un colectivo artístico del que también forma parte Sigrid Amores, pintora que en vuentros directos plasma en cuadros lo que le transmite la música.
Autèntic Home Llúdriga: La Sigrid ya colaboraba con la anterior banda del Kovitch. Ya con Homes Llúdriga preparamos unos cuantos conciertos juntos. Establecimos un vínculo que de una manera muy natural fue evolucionando hacia que acabara incorporando a Homes Llúdriga.

Un nombre curioso, por cierto, el de Homes Llúdriga.
Autèntic Home Llúdriga: Es como llamábamos a los petas con Acid Lemon: “passa’m la llúdriga” (“pásame la nutria” (ríe). Después nos dimos cuenta de que el animal encajaba mucho con nuestra forma de ser.

¿Qué escuchabais entonces?
Autèntic Home Llúdriga: De todo, pero sobre todo mucho reggae roots y mucho hip hop en español y estadounidense.
Kovitch: Y mucha música negra: R&B, soul, neosoul, jazz… Y mucho hip hop que bebiera también de estas influencias. Anderson Paak es un referente. El Kendrick Lamar más jazzy también. Gente muy innovadora pero que a la vez tiene un gran respeto por la esencia y la tradición. En este mismo sentido nos molan mucho por los proyectos de hip hop que apuestan por ir con banda, con The Roots al frente. Son el top.

Habéis citado el de hip hop en castellano y proyectos como Violadores del Verso, Frank T, 7 Notas 7 Colores, Solo los Solo, etc. han hecho un gran trabajo de evangelización rap (y un montón de buenos discos) por estas latitudes.
Autèntic Home Llúdriga: Era lo que escuchábamos y los conciertos a los que íbamos cuando éramos jóvenes.
Kovitch: De hecho, muy al principio, cuando apenas empezábamos a escribir, hacia el 2007, rimaba en castellano porque este era nuestro marco de referencias. Después, y de forma muy natural, por ser nuestra lengua materna, empezamos a rapear en catalán, ahora bajo la influencia de gente como At Versaris, que eran como nuestros Kase.O.

Tras “Pampallugues”, el disco en su globalidad: música, letras, diseño, explicáis que hay todo un concepto.
Kovitch: Del concepto Pampallugues tenemos varias explicaciones. El mío hace referencia a aquella inestabilidad o fragilidad de las luces que se encienden y se apagan, que parpadean. Aquellas luces de semáforo que están a punto de ponerse en rojo y dudas si pasas o no. Es una sensación parecida a la que tenemos ahora con el grupo, en la que debemos decididir si nos tiramos de cabeza con el proyecto o no. Pero para el Autèntic Home Llúdriga, el concepto Pampallugues también representa todas aquellas luces que debemos encender: posts en las redes sociales, vídeos, comentarios… para que la gente nos haga caso y se nos acerque.

Uno de los aspectos a destacar de “Pampallugues” es su producción, con sus bases de jazz, soul y R&B.
Kovitch: Hemos querido crecer y evolucionar hacia aquí. Así era como queríamos sonar. Con los productores: Stash House, responsable del 80 por ciento de la producción, pero también Acid Lemon, Deps Music y Yaron Hurter, compartíamos una tónica y una química. Más o menos, todos veníamos escuchando los mismos referentes y a la hora de pillar samples o escribir melodías ya iban directos hacia la música negra y los sonidos urbanos actuales. No sólo eso, sino que después lo hemos destacado aún más con los arreglos que nos han hecho Pau G. Sales y gente de Zoo (Toni Fort y Marcos Úbeda), La Raíz (Carles Gertrudis) o Lágrimas de Sangre (Rama Lama) que han colaborado en el disco.

¿De dónde surgen vuestras rimas?
Autèntic Home Llúdriga: En este disco, compartiendo los conceptos y las ideas que teníamos, las hemos escrito todas por separado menos una, la última, «A tu». Yo, por ejemplo, para escribir mis rimas necesito escuchar primero la música.
Kovitch: Yo no. Yo soy más de ir escribiendo frases sueltas donde me pille la inspiración. Muchas las escribo como notas al móvil, otras en las muchas libretas que tengo.

“Uno de los atractivos de esta escena es que en un lugar tan pequeño como el territorio de habla catalana estén tan representados todos los palos del hip hop”

¿No improvisáis nunca en el local de ensayo?
Kovitch: Nunca hemos sido de participar en batallas de gallos, pero lo que hacemos mucho es improvisar en el local y en directo. Nos mola mucho. Es como desconectar y dejar fluir la mente. Y a veces salen cosas muy interesantes.

Vuestras letras no evitan ningún tema, pero rehuyen de todos los tópicos del género.
Autèntic Home Llúdriga: Hay muchas propuestas con las que ya no conecto por sus letras. Lo veo antiguo. Siento que tenemos que dar pasos adelante. Es mi compañero, de acuerdo, pero Kovitch no sólo rapea de la hostia sino que además dice cosas interesantes.
Kovitch: Se puede molar sin tener que hacer la pose del «machito» y rapeando sobre banalidades: pasta, droga, carros…

Y a todo esto, las colaboraciones rimando de gente de la talla de Senyor Oca, Panxo de Zoo, Toni Mejías de Los Chikos del Maíz, Sr. Wilson o Lil Russia.
Kovitch: Ha sido un lujo tener gente que está en otro nivel como Toni o Sr. Wilson, que nos mola mucho y cuando nos conocimos hubo muy buena química. Nos apetecía mucho que aparecieran amigos. De hecho, si hubiéramos metido toda la peña que queríamos que saliera, sería un disco de colaboraciones. Tuvimos que acotar todo y dejarlo en estos nombres.

Es un buen momento para sacar un disco de rap en catalán.
Kovitch: Sí, están pasando cosas muy guapas en la escena del rap y el trap en catalán. Ahora mismo hay un caldo de cultivo muy chulo. La música urbana lo está petando.

De hecho, formáis parte del colectivo Rap de la Terra impulsado por Senyor Oca.
Autèntic Home Llúdriga: Somos muchos los que estamos trabajando de manera similar, compartiendo la misma filosofía e ideales, aunque musicalmente es una escena y un colectivo muy diverso.
Kovitch: Es uno de los atractivos de esta escena que en un lugar tan pequeño como el territorio de habla catalana estén tan representados todos los palos del hip hop: el rap, el trap, propuestas más hardcore, nosotros con nuestra historia acercándonos al jazz y el R&B. És una escena muy rica en la que, por cierto, las mujeres tienen mucha fuerza.

Muy probablemente a del rap y el trap sea la escena en que las mujeres se hagan sentir más.
Kovitch: Cada vez son más protagonistas y es un hecho a celebrar. Antes estaban la Mala, Ari y pocas más. Poco a poco, por suerte, son más. Y lo mismo entre el público.

Relacionado con ello, a celebrar y destacar también vuestro epé del año pasado “Dones Llúdirga”, cediendo la voz a rimadoras.
Kovitch: A Sophie Glesius (Henriette), Nereyda (TFC Prods.) y Clara Rueda (RedBlend). Fue una experiencia súper enriquecedora que moló mucho.

Participasteis en «Los Borbones son unos ladrones», vídeo reivindicativo en contra de las condenas a rappers rodado en La Modelo y de la que también participaron Elphomega,
Frank T, La Raíz, Los Chikos del Maíz, Tribade, Ira, Machete en Boca, Def Con Dos, Noult, ZOO, Rapsusklei o Sara Hebe, entre otros.
Kovitch: El día que se estrenó había miedo. Hacía poco que habían condenado a Valtonyc, Pablo Hasel, La Insurgencia… se hizo muy viral, los padres y la gente de nuestro entorno se preocuparon. Valtonyc es colega. Estamos en contacto con él. Lo está pasando mal. Es muy duro estar lejos de tu familia, la pareja… Había que hacer algo así. Era necesario.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.