“‘Skin’ es el disco que jamás nadie pondría en una cena de amigos”
Entrevistas / Flume

“‘Skin’ es el disco que jamás nadie pondría en una cena de amigos”

Daniel Mesa — hace 3 años

Cuatro años después de hacerse un hueco en la escena electrónica internacional con su debut “Flume” (Future Classics/Pias, 12), el joven productor Harley Edward Streten regresa con “Skin” (Future Classics/Pias, 16), un trabajo ecléctico, con gancho y cargado de colaboraciones en los que el australiano toca géneros como el hip hop, el grime, la bass music o el pop de ínfulas comerciales. Hablamos con él vía telefónica.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que publicaste tu álbum de debut? No todos los días se ganan cuatro ARIA Music Awards, entre ellos, el premio al Mejor Productor del Año.
Todo a mi alrededor ha cambiado enormemente. Estos últimos años me los he pasado viajando muchísimo y conociendo un montón de países. Antes de esto me dedicaba a trabajar en el sector hotelero, así que puedes imaginarte las vueltas que ha dado mi vida desde entonces.

¿Te ha influido todo este revuelo en tu manera de componer? Digamos que ahora no compones solo para ti, sino también para un montón de fans.
Creo que “Skin” es exactamente como tenía que ser. Para este segundo disco he intentado no quedarme en el sonido de mi debut, sino progresar y probar cosas nuevas. Casi todo el mundo cuando empieza a hacer música suena más o menos parecido y es con el paso del tiempo que uno va definiendo su propia línea estilística. En estos años he intentado no quedarme quieto, ya sea produciendo para mí o ayudando a otra gente con sus temas. Conservar la creatividad ha sido en algunos momentos una auténtica batalla, más aún con la presión que conlleva lanzar un segundo disco.

¿Para “Skin”, te has dejado guiar más por el instinto o por las listas de ventas?
Intento no pensar demasiado en lo que la gente quiere de mí. No hay nada peor que componer bajo presión. Me gusta ser fiel a mí mismo y no andar preocupándome con pensamientos como si mis temas van a gustar o no. Estoy seguro de que es la única forma de hacer cosas mejores y más personales. Y por la respuesta que está teniendo el disco, parece que funciona.

¿Cómo definirías tú este trabajo?
Uh, diría que es un disco impredecible, oscuro y siniestro por momentos y, sobre todo, el que jamás nadie pondría en una cena de amigos (risas).

En el disco hay temas de corte más experimental como “Helix” o “Wall Fuck”. Es curioso ver a un músico de tus características en las listas al lado de gente como One Direction. ¿Crees que se ha difuminado del todo la línea entre el underground y el mainstream?
Totalmente. De hecho, es uno de los objetivos que tenía a la hora de hacer en este disco. Quería incluir sonidos que llegasen fácilmente a la audiencia y elementos que personalmente me parecían interesantes. Me gustan demasiados estilos de música y no veo el inconveniente a plasmarlos en un mismo disco.

¿Cuáles han sido tus influencias más claras para este disco?
No sabría qué decir. Cuando me pongo a escribir música, me limito a eso, escribir y experimentar. No pienso mucho en otras referencias u otra música. De hecho, últimamente cuando oigo algo de otro artista que me gusta mucho, intento no escucharlo todo el rato no sea que me influencie demasiado (risas).

¿Por qué “Skin”? ¿Tiene algún significado más allá de la palabra?
Buscaba un título simple y corto. Me hace pensar en una especie de alien, en un cuerpo extraño, pero vivo, orgánico, con alma, y hecho de piel y sangre. Me pareció que era una idea que encajaba bien con la esencia del disco, que al fin y al cabo no deja de ser un híbrido entre lo electrónico, lo robótico y lo orgánico.

¿Eres muy perfeccionista o te gusta dejar algunas cosas al azar?
Me considero una persona extremadamente perfeccionista. Para mi segundo trabajo he volcado toda mi energía hasta llegar al sonido que buscaba. Soy muy estricto cuando estoy delante de mi ordenador y con el tipo de música que quiero hacer.

¿Dónde lo grabaste?
Por todo el mundo. Lo empecé en Venecia y lo he terminado en México. Pero también en Nueva York, Los Angeles, Australia… Lo hago todo desde mi laptop con Ableton, así que no necesito mucho más. Siempre lo llevo conmigo.

He leído que tu mayor influencia en estos momentos es la tecnología…
Piensa que sin la tecnología jamás habría sido posible hacer música como la hacemos hoy. Cualquiera pueda ahora crear desde su ordenador todo tipo de pluggins y sonidos. Hace diez años era impensable. Me siento muy inspirado por todo lo que está pasando. Es realmente excitante.

En “Skin” colaboran muchos artistas (AlunaGeorge, Little Dragon, Allan Kingdom, Raekwon, Tove Lo, Kai…). Probablemente el más sorprendente sea Beck, teniendo en cuenta que naciste en los noventa. ¿Cómo se dio esta colaboración?
Mi manager me dijo un día “¿Por qué no haces algo con Beck?”. Me quedé en plan “Whoah, claro. Sería increíble”. Creo que él ya había tenido algún contacto con Beck, así que nos juntamos en el estudio de su casa de Los Ángeles y le toqué unas cuantas canciones en las que estaba trabajando. Al final nos decantamos por una idea y la fuimos trabajando por separado.

¿Se te ha quedado alguien en el tintero para este disco?
Damon Albarn. Soy muy fan de toda su música.

¿Estudio o directo?
Lo que más me gusta de todo esto es la parte creativa, así que, sin duda, me quedo con el estudio. Soy un tipo al que le encanta estar solo. La soledad me mantiene inspirado.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.