Subterfuge, división de honor de la música alternativa española, ha fichado a El Verbo Odiado. Septiembre y octubre son los meses del salto al ámbito estatal de ‘Tú ganas’, el elepé de debut de la banda oscense. Es una más que óptima ocasión para re-estrenar, tras haberlo hecho desde nuestra edición de Aragón el pasado mes de febrero, el vídeo ‘A punto de fuga’ como primer avance de la obra. También lo es para conversar con Jorge Pérez (voz y guitarra), José Ibánez (bajo y coros), Juan Ramón Plaza (batería), Jorge Moreno (guitarra) y Adrián Mored (guitarra).

Si alguien piensa que es esta temporada la del estreno de Huesca en primera división va a tener que atender a ámbitos más allá de los futbolísticos. En lo musical, rotúndamente, siempre ha jugado con los más grandes. El Verbo Odiado son otra prueba palpable.
Gracias a todo nuestro trabajo y a una alineación de astros, o de amigos, hemos tenido la inmensa fortuna de que uno de los sellos más importantes de este país se haya fijado en nosotros. Hace unos meses Subterfuge nos propuso formar parte de su familia, y está siendo un sueño hecho realidad. Puede sonar a tópico, pero es una realidad resumida en ‘estar donde quieres estar’. Y, de repente, nos encontramos en un nuevo punto de partida, con la inocencia de un boceto, con la intención de llevarlo a más, con la pasión de comenzar algo nuevo. El 7 de septiembre lanzamos el primer single, ‘A punto de fuga’, a nivel nacional y el 19 de octubre hacemos lo correspondiente con el disco al completo. Más pronto que tarde nos vemos.

“Hace unos meses Subterfuge nos propuso formar parte de su familia, y está siendo un sueño hecho realidad”

El videoclip que estrenamos, y que puedes ver bajo estos párrafos, está dirigido por dos talentos aragoneses como son Ana Escario y Marina Gil. En él queda patente su metamorfosis que viene de un folk intimista y acude hacia unos sonidos dreampop.
La presentación de un primer disco es algo vibrante, hay mucho trabajo detrás, mucho esfuerzo y una ilusión que no cabe en el pecho. Al final, que en los proyectos no quepa el ‘aquí y ahora’ hace que vayas guardando un cúmulo de ganas de sacarte a pasear, de mostrar lo que tienes, de compartir lo que haces; todo ello hace que sea un momento todavía más especial, si cabe. Luego queda esperar con atención una respuesta.

Una primera respuesta llegó ya el pasado 10 de mayo, desde uno de los escenarios más destacados de la capital.
Las sensaciones al presentar nuestro primer disco están siendo realmente positivas. Bajar de tocar y que alguien te de las gracias por el concierto que acabas de disfrutar no tiene precio, el dinero no vale tanto. Tuvimos la suerte de poder mostrar nuestras nuevas canciones en un lugar tan emblemático como la sala Costello de Madrid en lo que fue una noche muy especial. Hicimos nuevos y muy buenos amigos; manos a las que agarrarnos fuerte para poder avanzar un poquito más. Una noche que recordaremos siempre. Sin duda.

“La presentación de un primer disco es algo vibrante, hay mucho trabajo detrás, mucho esfuerzo y una ilusión que no cabe en el pecho”

A la mencionada presentación en directo le han sucedido unas cuantas más. Aunque sea ahora cuando empiece lo mejor.
Hemos puesto a prueba el disco en diferentes escenarios. Realmente las sensaciones que hemos tenido han sido muy buenas. De donde menos te lo esperas sale alguien a quien le ha llamado la atención tu trabajo, y eso es leña. Tuvimos una cita en Benasque, en el primer BenasFest con varios grupos de la escena nacional a los que quisiéramos seguir el rastro de cerca, y más allá de convertirse en una noche divertidísima supuso un primer contacto con una primera división a la que soñamos ascender algún día.

Aunque no sean conscientes de ello, El Verbo Odiado están ya en la división de oro desde que salieron de La Mina de Sevilla, con su ‘Tú ganas’ debajo del brazo. Incluso colabora en él otro pichichi de la música como es Ricardo Lezón.
Una de las mejores cosas que han sucedido durante todo el proceso de creación del disco han sido las dos semanas con Raúl Pérez. Más allá de los resultados obtenidos, con los cuales estamos muy satisfechos, recordaremos esos días en Sevilla como unas vacaciones en familia, unas vacaciones de las que vuelves con un disco bajo el brazo. Además de eso, en cuanto tomas la carretera dirección Huesca te das cuenta de que has conocido a una persona y un lugar a los que quieres visitar habiendo transcurrido el menor tiempo posible. En definitiva, un lujo.