“No tendría redes sociales si no dependiera de ellas de manera profesional”
Entrevistas / Elphomega

“No tendría redes sociales si no dependiera de ellas de manera profesional”

Daniel S. Cohen — 25-03-2021

Truly Yours (Ruanda Records), la carta a corazón abierto con la que Elphomega y el productor Ciclo cerraban 2020, este es uno de esos discos que la música necesitaba para hacer balance y reencontrar el equilibrio.

Mondo Sonoro conectó vía carta con el cuartel general de Ruanda Records para hablar sobre amor, códigos, inspiración y sacar la basura. Y ya lo sabíamos, el acercamiento del legendario Mc malagueño a los sonidos que salían del cofre del Ceo de Ruanda Records iban a desembocar en algo al dente. Aunque de primeras pudiera parecer crudo y desnudo, la combinación viene envuelta en una salsa que solo el productor Ciclo sabe cocinar.

Vuestra relación, la de Sergio Albarracín (Elphomega) con Javier Calero (Ciclo) viene de lejos y empujada por una marea similar que nos remonta tiempo atrás, a medio camino entre las cintas TDK y la fundación de Ruanda como nación musical. ¿Cómo fueron esos primeros encuentros y que os empujo a concebir Truly Yours?
Elphomega: Pues desde el comienzo, pero casi sin saberlo entonces, a los dos nos movía la misma inquietud, que era hacer un álbum con el sabor de los discos clásicos de hip-hop que nos gustan a cada uno, pero con la perspectiva de ahora, que no fuera un refrito o un canto nostálgico. Que sonara a hoy con un poquito de mañana
Ciclo: Cuando nos conocimos hubo muy buena onda entre nosotros. A raíz de producirle el tema de “Siempre vacaciones” en Nebuloso, sabíamos que teníamos que hacer algo.

Shameless el track de apertura del disco ¿tiene algún porqué como punto de partida?
Elphomega: Musicalmente es el propio, creo yo, es el tipo de introducción a un disco que me flipa, corto, con energía. Para mí la canción habla en parte de no tener vergüenza, lo abstracto de esa idea, lo que no me parece un mal mensaje tampoco como una primera declaración de intenciones del álbum.

La minuciosidad de Ciclo como productor nos hace pensar que ha habido selección sobre la mesa de operaciones ¿Ha sido así?
Ciclo: Hemos ido descartando todo lo que no veíamos claro, me exijo mucho como productor y tenía la certeza de que habíamos hecho algo bueno. Dicho esto, lo que sentía es tranquilidad y muchas ganas de compartirlo con todo el mundo. El disco está a la altura de lo que me exigía desde un principio.

Nos da la sensación de que Truly Yours tiene una carta de amor implícita ¿es así?
Elphomega: Bueno, es algo que me gusta dejar en las canciones, aunque no sean pretendidamente sentimentales, pero es tan universal con lo que cualquiera puede verse identificado en algún momento que a veces como que de distintas formas aludir a esa “figura femenina” me puede completar el aura que busco para la canción. De todas maneras, no es algo que hayamos tenido como una premisa ni nada, más que hacer el disco más sincero que pudiéramos, de ahí el título, y por ese motivo algo de esa carga profunda y sentimental ha de tener, pero en un sentido más amplio del término, no solo y concretamente en el plano amoroso.

El segundo corte del disco Waikiki. El barrio de Honolulú donde Elphomega ya desconectó alguna vez nos empuja a preguntar todo lo contrario, la sobreexposición tecnológica, la vida a través de la pantalla y en muchos casos, a través de la vida de otros ¿No resulta excesivo?
Elphomega: A mí me supera un poco todo esto. No tendría redes sociales, por ejemplo, si no dependiera de ellas de manera profesional. Creo que el ser humano no está preparado psicológicamente para toda esta presión social-virtual y que hace a las personas cada vez más egocéntricas, vanidosas e individualistas.
Ciclo: Pues sí, hay sobreexposición porque es cómo funciona el sistema ahora, contacto directo con tus oyentes everyday, hacer un clip al mes, me da pereza. Al final, la mejor manera de estar sobreexpuesto es que tu música hable por ti y estar activo.

Cabra cuyas excelentes barras hablan de “esos gatos que se la pegan, pero en directo no …” nos cuestiona eso de que la música en vivo y el playback consentido de la última década conviven sin reparo ¿Son un paso aceptable?
Elphomega: Ahora mismo, en ocasiones y por parte de un público de un rango de edad concreto, se está valorando más la figura del artista por su carisma, su estética y su estilo de vida que por su música en vivo, hablando en este caso, por eso tengo la sensación de que ese público acude a estos conciertos para ver a sus ídolos cerca, interactuar con ellos… creo que se va buscando más eso y escuchar las canciones como las escuchan en su casa, yo que sé, en este sentido estos shows son muy creativos a nivel parafernalia, bastante eye candy, y al final la música parece un adorno o una excusa para montar todo un circo, no sé. Yo llevo 20 años defendiendo mis discos en directo sin playbacks y sin coristas, este rollo me puede parecer divertido hasta para una canción que tenga las voces muy tratadas en un momento dado y usarlo como respiro para una parte del show, pero más, no sé, me parece muy fake. Pero oye, hay gente contenta con eso.
Ciclo: Los que venimos de más atrás, de la naturalidad de un rapper con su DJ soltando barras, pues normalmente nos quedamos un poco a falta de algo cuando vemos a algún artista con Autotune coreándose sus canciones en directo, pero realmente son diferentes maneras en afrontar un concierto. Muchas veces los conflictos vienen por el querer comparar las cosas.

“Yo llevo 20 años defendiendo mis discos en directo sin playbacks y sin coristas”. 

La verdad que el dilema ahora oscila en otros lares ¿cómo vais a llevar la música a los directos con la calidad y la energía que esta merece? ¿Os apuntáis al formato de la asistencia medida en asientos contados y enmascarados?
Elphomega: No te miento si te digo que ahora mismo tengo cero ganas de tocar en cualquier formato.

A diferencia de The Freelance (2019) o Antiviral (2020) (Junto al productor NÖIZ), ambos discos plagados de colaboraciones, Truly Yours mantiene una línea clásica en cuanto a participantes en el apartado vocal. Así pues, solamente nos encontramos con Peter Samir en Ghouli y la elegante Julia Martín en Flash. ¿Qué podéis contarnos de ambos?
Elphomega: Ghouli es uno de los temas más estrictos del trabajo, el feat con Peter Samir aporta mucho a la canción, nos gusta mucho la cultura jamaicana y se pega un cacho muy dancehall / macarra. Y de Julia solo puedo decir que es maravilloso poder contar con su voz porque tiene un talentazo esta chica… Nosotros venimos colaborando esporádicamente desde que aparecí en su álbum y luego en The Freelance remata una de las pistas de Manu Beats. Es un placer verla trabajar en el estudio, demuestra mucha seguridad y a la vez es muy colaborativa. Por otro lado, también produce y arma unos shows en solitario con programación y loopings muy interesantes.
Ciclo: Julia tiene mucho talento, yo la conocí por el Elpho y la primera vez que trabajé con ella fue en “Loto y Papiro” con Guerrita, para el tema de “Good Vibes”. Siempre que necesito arreglos vocales pienso en ella, ahora está grabando disco nuevo.

Dice la nota de prensa de Truly Yours que Elphomega vuelve a la crudeza clara de El Testimonio Libra y Homoggedon, pero con un fondo de armario repleto de trajes nuevos, ¿Es Ciclo quién dirige la costura de esos trajes a medida?
Elphomega: Cada disco, en cada momento de tu vida por tus circunstancias personales o como te encuentres te va a gritar que sea así o asá, de una manera o de otra, a mí me pasa totalmente, y menos mal, porque vaya coñazo si no. Hay trabajos que te piden ser muy pensados, muy masticados, y otros afrontarlos de manera más ligera, que es como me está pasando con todos estos últimos proyectos desde “Nebuloso”. Ahora estoy en un momento que quiero recuperar las sensaciones de mis orígenes, escribir y rapear más despreocupadamente y recuperar esa frescura de los primeros discos e incluso de las maquetas, liberarme de presión, no repensar las cosas tanto y divertirme, al fin y al cabo. Por otro lado, la figura de Ciclo también ha sido determinante en la manera que sueno en el disco, quiero decir, él ha tirado también de mí por ese camino del que te hablo, empujándome a recurrir a las maneras de las referencias antiguas, él tiene mucha culpa de eso y se lo agradezco. Lo importante es que el productor tenga una visión clara y personal del trabajo y la sepa trasladar al cantante, al mc, lo que sea. Y él lo ha hecho completamente.

“Lo importante es que el productor tenga una visión clara y personal del trabajo y la sepa trasladar al cantante, al mc, lo que sea. Y él lo ha hecho completamente.”

Alejandro Valderas (Ojo de Cristo) es uno de los realizadores más interesantes de la escena audiovisual española; Estrechamente relacionado con Ruanda Records (y también con la familia de Ziontifik) nos ha brindado una vez más dos piezas que engarzan a la perfección como son “Punchline” y “Tesoro” ¿Es todo tan fácil como se ve o hay mucho más detrás?
Elphomega: El video estaba pensado, teníamos buscados los spots, las posiciones de sol… trabajar con Ojo de Cristo te da calma, tiene muchísimo talento y es parte del equipo prácticamente, siempre que podamos trabajaremos con él.

En Truly Yours, encontramos también Coquinas. Aquí se habla de terceras personas que creen conocerte simplemente por oír tu música o seguirte en una red social. ¿Habéis sufrido mucho esto?
Elphomega: Joder que sí, piece of me like Britney Spears. El típico escupe orejas de las 3 de la mañana que se molesta si no le das bola y te juzga como si le estuvieras traicionando o algo, ¿no? Que siente como si supiera todo de tu vida, tuviera el poder de dirigir tu carrera y estuvieras en deuda con él porque es seguidor y te está dando de comer, venga… ¡Usted perdone!
Ciclo: En mi caso no, no suelo dar pie a situaciones así, no me expongo mucho en redes y la gente que nos sigue suele darnos respeto y un amor increíble. Pero ocurre eso de lo que hablas y hay artistas que lo sufren.

Llegando casi al final es inevitable recordar al gran Jesús Bibang, universalmente conocido como J Mayúscula. Maestro para la mayoría y un artista gigantesco en todo lo que hizo, imaginamos que para Elphomega mucho más y de forma directa por amistad y profesión. Desde estas páginas siempre cuidaremos de su legado, eso seguro. ¿Qué pensaría J de Truly Yours?
Elphomega: Yo creo que le fliparía el sabor jazzy y elegante del disco, las texturas y los grooves, sí, sí. Yo creo que le gustaría y lo radiaría con todo el amor del mundo. Descanse En Paz, grande Jesús Bibang.

Para culminar una frase extraída de “Tesoro” que viene perfecta como colofón musical ¿Hay aun gente que piensa que el avance es enemigo de la pureza o solo están enfadados por no haber llegado?
Elphomega: Sí, hombre, hay mucha peña anclada, no fastidies. Me refiero, a que, para mí hay posibilidades de mantenerse puro sin que tu mente esté en el 2003, ya depende de lo permeable a los nuevos tiempos que seas y de lo flexible, para nutrirte de cualquier nueva corriente sin perder tu coherencia, tu marca, o lo que coño tengas. Y creo que los artistas de Ruanda son un muy buen ejemplo de eso.
Ciclo: Hay gente que prefiere más lo de antes que lo de ahora, por nostalgia del pasado, porque no se preocupan en investigar que anda saliendo nuevo, porque ven a los jóvenes como una amenaza… pero yo sintiendo un profundo respeto por el pasado y viniendo de ahí, creo que ahora se está haciendo muy buena música en todos los géneros. Aparte de eso, creo que de alguna manera tienes que evolucionar tu sonido con cierta coherencia y para mí, ahí está lo más complicado.

“En el disco creo que ambos sacamos la basura, y podría ser una gran foto descriptiva del 2020 en muchos aspectos de nuestras vidas”

El apartado estético es magistral y contáis con el malagueño Takumi Tomita para enmarcar con su tipografía el genial diseño de Truly Yours ¿El Artwork del disco esconde mucha historia?
Elphomega: Sí. La fuente es bomba. Tuvimos varias propuestas de diseñadores que al final por un motivo u otro no llegaron a cuajar, así que en el tiempo de descuento me tuve que echar el arte del disco a la espalda. Contar con esa grafía de Takumi fue muy inspirador, la verdad. La foto la tomé en Nueva York sobre el 2010 me parece, y me pareció perfecto trazar esa analogía entre el mensaje del título, lo de sincerarse y todo eso, con la idea de “sacar la basura”. Es como decir que estamos sacando a la calle nuestra basura más sincera, sabes. Luego lo rematé con las líneas azules y rojas, que son los colores del servicio postal de USA, hilando con que Truly Yours es una clásica y cariñosa despedida de carta.
Ciclo: Takumi es un diseñador muy cercano a Ruanda, entiende perfectamente la línea del sello y ya trabajé con él para el artwork de Nigeria 1996. En el disco creo que ambos sacamos la basura, y podría ser una gran foto descriptiva del 2020 en muchos aspectos de nuestras vidas”

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.