Dandy precoz
Entrevistas / Miles Kane

Dandy precoz

Charly Hernández — 30-08-2011
Fotógrafo — Archivo

Un valor en alza sin demasiadas pretensiones que ha tenido (y tiene) la experiencia de haber sido parte The Little Flames y de The Rascals, además de haber co-liderado The Last Shadow Puppets con Alex Turner. Miles Kane abre la puerta a su carrera en solitario con “Colour Of The Trap”, un plástico que sorprende por su calidad y madurez.

Posiblemente sea una declaración de intenciones, pero el músico británico de Wirral se hace un hueco entre la familia del brit-pop y en general del rock and roll internacional. “Mi intención era mostrar a la gente mis influencias, ya que es importante para mí. Mis mayores tótems en el álbum van desde T-Rex, John Lennon o Duane Eddy hasta Lee Hazelwood, pasando por Jacques Dutronc”. En todo caso, su nuevo trabajo discográfico sorprende por la elegancia que desprenden todas y cada una de las composiciones. Autenticidad y descaro en dosis exactas para germinar el futuro. “Creo que no hay artistas en solitario que estén haciendo lo que yo hago, ¡Así que estoy a solas con la clase de rock’n’roll!”. Desde una temprana edad, Kane ya tuvo clara su vocación, aun a riesgo de perderse en un abarrotado océano de nuevos nombres emergentes. Con The Little Flames puso las bases sobre las que se asentarían The Rascals, pero la cimentación de The Last Shadow Puppets, junto a Alex Turner, fue lo que realmente le sirvió como punto de apoyo esencial. Es más, el líder de Arctic Monkeys escribe con Kane seis de las doce canciones de “Colour Of The Trap”, como “Rearrange”, “Telephaty” o la canción que da título a este álbum. “Alex es como un hermano para mí y trabajamos muy bien juntos. Es una conexión excelente la que tenemos. Eso hace que escribir sea algo muy fácil y sobre todo muy divertido”. Pero, ¿cómo se empieza desde cero para encarrilar un nuevo proyecto? La decisión y claridad con la que Miles Kane ha trabajado es fruto de la paciencia y la constancia, máximas muy presentes en su carrera. El bueno de Kane no quería repetirse ni utilizar las mismas fórmulas que fueron santo y seña de anteriores etapas, así que se lanzó a la piscina. “Cuando se acaba el proceso natural hay que cambiar de rumbo. Con mi anterior banda, The Rascals, nunca trabajamos así, por lo que tuve que hacer algo nuevo. Lo necesitaba”. Valiente como pocos, la virtud de este joven es que puede hacer de la nada una canción que recuerde al pop moderno o en cambio viajar en el tiempo para echar mano de una actitud algo más añeja. Quizá esta filosofía ha ayudado a que “Colour Of The Trap” creciera desde dentro y sin fisura alguna. “El proceso de grabación llevó un poco más de tiempo de lo que calculé, pero eso es porque yo quería que fuese perfecto en comparación con lo que he hecho en el pasado. Tengo una gran banda y hemos hecho un gran disco. Son unos muchachos que había conocido hace tiempo. Después de nuestros primeros ensayos juntos nos sentíamos increíblemente vivos y sexys”. Los doce cortes, más que sobresalientes, que incluye el disco van desde el pop más oscuro hasta la psicodelia más ácida. Parte de la responsabilidad recae en los productores Dan Carey y Dan The Automator, debido a una encomiable labor para dar una forma vintage al resultado definitivo. Uno de los puntos fuertes se basa en la colaboración de Noel Gallagher en “My Fantasy”, hecho que ha ayudado a llamar la atención del público más reticente, pero que para nada ha eclipsa este disco tan soberbio. “No sé cómo ocurrió realmente, pero habíamos coincidido un par de veces. Cuando ya estaba mezclando ‘Colour Of The Trap’ vino al estudio para pasar el rato. Al final terminó haciendo algunos coros. Sin duda fue una gran tarde”. Del mismo modo que la colaboración de Alex Turner fue fruto de la conexión y que la aportación de Noel Gallagher surgió de una tardé de té, el proceso natural a la hora de realizar el trabajo ha abanderado el ambiente en el estudio. Definitivamente y sin lugar a dudas, la búsqueda prosigue, pese a que ahora toca disfrutar y analizar un disco excelente. El sueño de Miles Kane hecho realidad. “Desde una edad temprana y en la escuela, mi sueño ha sido ser guitarrista y líder de un grupo. Por eso este ha sido un año increíble, pero no quiero dormirme en los laureles. Debo construir mucho más sobre el trabajo bien hecho”. A todos los adjetivos anteriores habría que añadir el de ambicioso. Inconformista que anhela hacer llegar su música más allá, incluso a nuestro país, uno de los objetivos que Kane tiene claros. “Lo único que me falta es lo que necesito para llegar a España y poder hacer algún que otro gran concierto de rock and roll por allí”. “Colour Of The Trap” es uno de los mejores discos del año elaborado por un músico que merece ser seguido muy de cerca para ver y escuchar sus nuevas y posibles evoluciones.

Un comentario
  1. Muy buen articulo!..

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.