Cosa de hembras
Entrevistas / The Pipettes

Cosa de hembras

Xavi Sánchez Pons — 20-09-2006
Fotógrafo — Archivo

Brighton (cuna de la cultura mod) ha alumbrado a la banda más fresca de 2006. The Pipettes son tres mujeres de armas tomar que dan la vuelta al sonido clásico de los grupos de chicas de los sesenta con su primer disco, “We Are The Pipettes” (Memphis Industries/Sinnamon), un trabajo plagado de hits rompesuelas y estribillos celestiales.

Parece mentira que no hayan más grupos como ellas que se dediquen a reivindicar una época tan dorada. La era en la que un montón de compositores reputados (Phil Spector, Carole King, Jeff Barry, Ellie Greenwich, Barry Mann…) se dedicaron a escribir éxitos en cadena que coparon las listas de éxitos de los primeros años sesenta en los Estado Unidos, antes de que la British Invasion acabara con su hegemonía. The Pipettes nacen con esa intención, recuperar esa manera de hacer del Brill Building y adaptarla a los tiempos que corren. Hablamos con sus tres componentes Gwenno, Rose y Becki (cantantes y compositoras del grupo), minutos antes de su actuación en el Faraday, festival celebrado el pasado mes de julio en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). (Gwenno) “Nacimos con la idea de hacer una banda que hiciera números uno como lo hacían Phil Spector y Joe Meek (equivalente inglés al genio de Spector) en la época, gente que componía para grupos y escribía canciones maravillosas. Queríamos recuperar esa manera de hacer con la novedad de ser nosotras mismas quienes escribimos las canciones y quiénes controlamos nuestra carrera”.

“Nacimos con la idea de hacer una banda que hiciera números uno como lo hacían Phil Spector y Joe Meek”

Su particular manera de redefinir un género tan cerrado y clásico como el de los girl groups pasa también por una ejecución mucho más inmediata y cruda de sus composiciones (que a pesar de ser puramente pop, suenan un punto aceleradas y nerviosas), y unas letras que cambian el rol manso e inofensivo del estilo original (aquí no lloran por un amante perdido o por amores imposibles, como harían The Shangri-Las o las Ronettes en los sesenta), por una actitud más agresiva y desafiante. Algo que queda claro en canciones guerreras como “You Kisses Are Wasted On Me”, “Dirty Mind” o “One Night Stand”, verdaderos rapapolvos al sexo opuesto. (Rose) “No queremos hacer homenajes directos a los grupos de chicas clásicos. Los tomamos como influencia y ya está, y partir de ahí intentamos encontrar nuestro propio estilo. Además no sólo escuchamos bandas de esa época, nos gustan un montón de géneros y siempre intentamos incluir algo de ellos en nuestras canciones. No queremos ser una mala copia de las bandas originales, ya que es imposible hacerlo mejor”. The Pipettes no mienten. Además de nombrar a Phil Spector y a Joe Meek en el manifiesto sobre su música publicado en su página web (www.thepipettes.co.uk), las británicas citan a grupos como Sonic Youth, The Pop Group o DNA entre sus preferencias. Y no lo hacen por el sonido, sino por la ideología. Las británicas, lejos de la supuesta frivolidad que desprenden a primera vista sus canciones, tienen muy claro que lo suyo va en serio. Y tienen fuertes ideales ligados a su música. Becki se explica. “La gente cree que la música pop es frívola y eso no es verdad. Depende de cómo te enfrentes a ella. Creemos mucho en lo que hacemos, y tenemos fuertes convicciones e ideas. Queremos disfrutar de la música que hacemos en este momento. Tienes que ser consciente de lo que haces, del concepto del grupo, de lo que quieres conseguir con él. Estamos en una independiente y controlamos lo que hacemos y eso es primordial para nosotras. Además, no nos da miedo convertirnos en un hype, no pertenecemos a ninguna escena y eso nos tranquiliza”. Ese compromiso a la hora de entender la música las acerca a bandas actuales como Comet Gain, y a grupos clásicos del indie pop como Dolly Mixture o Talulah Gosh, grupos que daban y dan la misma importancia a la música como a las ideas que la rodean. Otro factor que muestra a las Pipettes como un grupo autosuficiente, ajeno a modas, son la imágenes que ilustran el videoclip de una de sus canciones más celebradas, “Pull Shapes” (verdadera cumbre de emoción de un disco que no presenta ningún corte desafortunado). Un clip que homenajea de forma directa una película de Russ Meyer, “Mas allá del valle de las muñecas”. Un director, a priori, mal visto por el género femenino. (Rose) “¡Sí que nos gusta Russ Meyer! La gente no ve normal que nos guste por el cine que hacía. Pero creo que presentaba a esas mujeres con tanto pecho (risas) con mucha personalidad, y todas eran muy independientes y fuertes. De hecho hasta las Spice Girls hicieron un clip (se refieren al de “Say You´ll Be There”) que homenajeaba a ´Faster, Pussycat! Kill! Kill!´, otro de sus filmes. Nos identificamos un montón con su cine”. Lo dicho, aunque no lo parezca (los más vagos las tacharán de simple grupo revivalista y tontorrón), The Pipettes escapan de las etiquetas y demuestran personalidad a raudales. Y nada, para acabar que mejor que preguntarles cuáles son sus canciones preferidas en lo que a grupos de chicas se refiere. Ahí van las elegidas: (Gwenno) “´Baby It´s You´ de The Shirelles”. (Rose) “´Popcicles And Icicles´ de The Murmaids”. (Becki) “Yo también me quedo con el ´Baby It´s You´ de The Shirelles”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.