“Una escena es un grupo de gente que se ayuda y construye algo en común”
Entrevistas / Jamie 4 President

“Una escena es un grupo de gente que se ayuda y construye algo en común”

Ricky Lavado — hace 3 semanas
Fotógrafo — Archivo

Dos malagueños de raíces punk afincados en Madrid y dos catalanes pertenecientes a la siempre fértil escena de Sant Feliu de Guíxols, un estudio de grabación rodeado de caballos, muchas noches de risas y, sentado a los mandos del estudio, ejerciendo más una labor de cómplice que de productor, Santi García. Estos parecen ser los elementos básicos de la alquimia que ha dado como resultado el luminoso y arrebatador nuevo trabajo (el cuarto ya) de Jamie 4 President, Consolation Prize (Bcore, 19). Una maravilla en forma de doce canciones de power pop guitarrero y melodías adictivas que encajaría a la perfección en el catálogo de sellos capitales del panorama independiente americano de los noventa como Jade Tree o Lookout Records.


¿De dónde sale este disco?
(Jamie) Después del anterior disco, que era el tercero de este proyecto, Pablo y yo pensábamos que iba a ser el último, pero nos queríamos dar el capricho de grabar uno más. Yo había conocido a Santi García por lo de Wild Animals, había sido una buena experiencia y fuimos para allá. Quedamos muy contentos con aquel disco, empezamos a tocar más en directo y por primera vez el proyecto empezó a caminar un poco, y supimos en seguida que íbamos a volver a hacer algo juntos. Grabamos Consolation Prize en abril (2019), y más o menos nueve meses antes me puse a componer canciones, coincidiendo con que Wild Animals andábamos más tranquilos a la vuelta de la gira por Estados Unidos.

Lo que teníais claro era lo de repetir con Santi García.
(Pablo) La grabación del disco anterior fue súper bien, y este queríamos que fuera igual de bien o un poquito mejor, y Santi se ha involucrado hasta la médula. Grabamos en Cal Pau y Santi montó tres kits de batería diferentes y en principio no sabíamos muy bien dónde podía ir la cosa. Pero él lo sabia, y la cosa ha ido a que cada tema tiene matices diferentes y es todo mucho más rico, menos lineal, que era la idea inicial.
(Jamie) Y además nos hemos hinchado a reír, también. Terminamos de rematar la grabación en Sant Feliu, en Ultramarinos Costa Brava. Santi en este disco ha estado más presente, ha hecho más de productor. A veces lo quieres matar y después siempre te das cuenta de que tiene razón.

¿Creéis que es posible conocer a Santi y no quererlo automáticamente?
(Jamie) Pues lo veo muy complicado, la verdad.

Jamie, ¿cómo divides tu tiempo entre Wild Animals y Jamie 4 President?
(Jamie) Pues básicamente, en estos últimos años, al ir alternando un disco de Jamie 4 President con otro de Wild Animals, ha sido una cuestión un poco de necesidad en cada momento. Si hay que sacar algo con Wild Animals tiro más por las cosas un poco más aceleradas, mas “punk” entre comillas, y con Jamie 4 President es un rollo un poco más indie rock, más emo si lo quieres llamar así… Pero la diferencia principal y más clara es que en Wild Animals hacemos las letras entre los tres y en Jamie 4 President las hago yo. El rollo más sociopolítico que tiene Wild Animals viene por parte de Fon y Paula, a mí me sale hablar de cosas más personales, recuerdos y cosas así.

“Hace poco leí la lista de Pitchfork de los mejores discos de la década y pensé ‘chaval, estás muy fuera de todo, estás completamente out'”

¿Eres un nostálgico entonces, no sólo en lo musical?
(Jamie) No es que sea un nostálgico de los noventa, aunque por edad esa música me marcó, claro… hace poco leí la lista de Pitchfork de los mejores discos de la década y pensé “chaval, estás muy fuera de todo, estás completamente out”.

¿Diríais que Jamie 4 President es una banda punk?
(Jamie) Pues buena pregunta… decir que es una banda de punk sería echarle un poco de jeta. Estilísticamente no lo somos, aunque hay cosas que al final vienen del punk o sus diferentes subgéneros, cosas referentes a la actitud, por ejemplo. Todos los de la banda nos hemos movido siempre por esos círculos, y desde luego personalmente conecto mucho más con el punk, sus valores y su ambiente que con el indie nacional. Cada vez que me he acercado al indie nacional, no me ha molado la experiencia, no me he sentido cómodo y además no me han salido bien las cosas.

De ahí el seguir editando vuestros discos a través de diferentes sellos underground, o como mínimo alejados de según qué enfoque comercial de la música, supongo.
(Jamie) Claro. En este disco han participado Bcore, La Agonía De Vivir, Pifia Records y Discos Finu, que ya habían participado todos en el disco anterior, y se han sumado también CGTH Records, que es un sello de Galicia. ¿Por qué? Pues no sé, Bcore han publicado mil cosas que son referentes para nosotros; Pablo y yo teníamos un grupo en Málaga que se llamaba Notes To Myself y teloneábamos a todas las bandas de Bcore que bajaban a tocar por allí, y en esa época soñábamos con sacar discos en Bcore. Luego pasó lo de Wild Animals y me gustó el trato con Jordi, su forma de llevar las cosas y todo eso. Veo sellos por ahí, y no quiero decir nombres, que prestan más atención a lo que hacen sus bandas en Redes Sociales o al número de likes que tienen, y eso no, no lo veo, no me interesa. Por otro lado está Fon y La Agonía De Vivir. Él se metió en el último disco por amistad principalmente, y con este le puse dos demos y en seguida me dijo que estaba dentro. La Agonía De Vivir es el sello underground que mejor funciona, y me gusta la forma en que hace las cosas. Los otros sellos se conocen un poco menos a lo mejor, pero todos son amigos y es importante conservar esa relación.

¿Os sentís incómodos con el mundo de las Redes Sociales, o con las nuevas formas de consumo de cultura en la era digital?
(Jamie) Son herramientas que antes no teníamos, claro, pero la otra cara de la moneda es que se suele dar prioridad a valores que yo personalmente no comparto. Intento entenderlo todo, para no estar tan fuera, pero no puedo.

“Siento más afinidad con la gente de Barcelona y Sant Feliu que con la de Madrid, la verdad, y creo que se nota”

Pero al mismo tiempo, el mundo digital y las Redes Sociales ofrecen un espacio de comunicación directa que pueden facilitar el sentido comunitario del underground.
(Pablo) Yo trabajo en una empresa de marketing y comunicación y entiendo las Redes Sociales desde dentro, entiendo lo que es el activo digital para una marca. Y es jodido porque realmente si quieres tirar para adelante y pretendes vivir de la música, tienes que tratar con toda esa mierda, con un montón de gente a la que le interesas una mierda. En el circuito underground es diferente, y es cierto que todo esto facilita que puedas conocer a más gente, sitios en los que tocar, que puedas viajar más, pero las Redes Sociales no son una escena, eso hay que entenderlo: una escena es un grupo de gente que se ayuda mutuamente y que construye algo en común. Las Redes Sociales facilitan que contactes con gente que te puede echar una mano, pero una escena es verte cara a cara con esa gente y empatizar y compartir y construir, y eso esta al margen de las Redes Sociales.

¿Sentís que formáis parte de una escena, entonces?
(Pablo) Nosotros antes, hace cuatro o cinco años, teníamos la banda, y punto, y no estábamos en ninguna escena.
(Jamie) Tocábamos en Madrid y era penoso, tío, no venía ni Dios. Tampoco es que ahora venga mucha peña, pero a partir de conocer a cierta gente, de conocer a la peña de Cataluña, las cosas fueron cambiando. Yo siento más afinidad con la gente de Barcelona y Sant Feliu que con la de Madrid, la verdad, y creo que se nota. Allí nos salen cosas, nos proponen cosas, no sabría decirte exactamente por qué, pero es así.

Está bien oír eso en estos tiempos de nacionalismos desatados y enfrentamientos identitarios. ¿Qué significa ser español para vosotros?
(Jamie) Uf, yo soy medio guiri, y la otra mitad soy malaguita, que es casi Marruecos, así que…
(Pablo) Creo que nos estamos enmarañando de una forma muy rara con todo esto. Yo soy malagueño y me caen muy bien los catalanes, igual que los vascos: los que no me caen bien son los hijos de puta que se encargan de tergiversar y ensuciarlo todo para que una sociedad preparada para no consumir un puto libro o tener una idea propia haga lo que ellos dictaminan. Que me parece muy bien España y todo eso, ¿eh? Pero me considero más andaluz que español, la verdad.

Toda esa luminosidad que inunda el disco y toda la energía bienintencionada de vuestra música pueden ser elementos de protesta en estos tiempos oscuros.
(Jamie) Veo complicado hacer algo siendo ajeno a lo que está ocurriendo a tu alrededor, aunque hay bandas que viven en su propia burbuja. Puedes ser más transparente, hablar de las cosas por su nombre, o puedes combatirlas de otra formas; a través de lo que transmite tu música, o con la manera en cómo haces las cosas. Una melodía potente, tocada con energía, pasión y alma puede hacer mucho. Personalmente no necesito decir las cosas de forma explícita. Rage Against The Machine son la hostia y me flipan, pero no todo tiene que ser así necesariamente, hay diferentes formas de hacer las cosas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.