“Todo lo que hago es una gran performance”
Entrevistas / C. Tangana

“Todo lo que hago es una gran performance”

Tomás Crespo — 14-11-2017
Fotógrafo — Javier Ruiz

Algo también recurrente en el disco, y en toda tu trayectoria en general, es el desamor… casi siempre planteas las relaciones personales como dinámicas de poder tortuosas…. ¿Hablas de experiencias reales?
Bueno, De pie, por ejemplo, habla del orgullo, que es algo que está siempre detrás de una relación tóxica, que son las que yo he tenido hasta ahora. Estoy madurando ligeramente a nivel emocional, pero vamos…. Sigo siendo un paquetillo que me enamoro y quiero que esté conmigo y soy posesivo y toda esa mierda que todos… bueno, que la mayoría hemos vivido. Esa forma de querer en la que al final te antepones tú al querer por culpa del orgullo. También se ve en Demasiao tarde que narra como es una historia de amor para un personaje público, para una persona que está girando todo el día. Se ve perfectamente la inseguridad. Tienes que estar aquí, tienes que coger el teléfono… porque sino yo me doy a la vida de artista y me follo a todo lo que se mueve y estoy de gramos y paso de ti. O me coges el teléfono ya o es demasiado tarde. Siempre con la amenaza. El orgullo, que siempre quiere estar por encima.

En cualquier caso, en Ídolo te muestras más vulnerable que nunca… ¿Qué hay detrás de una canción como Otro hombre?
Otro hombre es una reflexión de todo lo malo que tiene ser un hombre. Que no se puede echar para atrás, no se puede achantar. La letra es más diluida, no es muy concreta. Pero me gusta por eso, me parece la más deep. Tiene una referencia a This Weight de Van Morrison

¿Van Morrison?
Sí, sí. Es un tema que habla sobre la fama. Que dice que eso no es lo que él quiere. Siempre ha sido un tema de inspiración para mi. Todo el disco en general, The Healing Game (97), pero concretamente ese tema. “You Know I’m Talking About This Weight…” está hablando del peso de la fama. A parte de que es un temazo, es un letrón. Es super sencillo, super popular. Siempre me ha fascinado desde pequeño y quería reflejarlo aquí. Otro hombre seguramente es un tema que no va a llegar a mucha gente, pero para mi es el más profundo, complicado y artístico de todos. Me gusta mucho.   

¿Y que me dices de Pop Ur Pussy? Con aquel vídeo que lanzaste siempre va a estar vinculada al colectivo transexual (aunque en realidad aparecen personas andróginas y transgénero), ¿realmente escribiste esa canción con esa intención?
No. Para mi es un tema sobre el deseo sexual, sobre querer follar. Para mi como hetero querer follar es querer follar con una chica. Pero hay muchas imágenes en el tema que no se refieren a la penetración, son sencillamente imágenes sobre el deseo. Yo quería hacer algo que se saliera del discurso típico del heteropatriarcado. Pero yo no me puedo apropiar de un discurso feminista ni queer, porque soy un heterazo…. como me han dicho últimamente. Y cumplo muchos patrones de eso. Yo lo sé, lo reconozco y lo veo. Pero me apetecía colaborar con artistas que manejaran esos discursos. Mi amiga Marta Echaves, que tiene un colectivo llamado Yegua y que me puso en contacto con Carlos Fernández-Pello (artista autor de la portada de Ídolo) conocía a un colectivo de activismo queer que se llama El Palomar. Ellos y ellas tienen una estética muy fuerte y le dieron una vuelta a todas las interpretaciones que podía tener ese tema.

“Antes me creía que podía tener el control de todo esto y he patinado muchas veces”

Hablando del tema, te tengo que preguntarte por la polémica con la SER
El vídeo lo sacamos justo a raíz de aquella entrevista. Aquella periodista estaba buscando el titular y yo dije, “esta es la mía”. Llevaba meses con el vídeo de Pop Ur Pussy en la cabeza pero no sabíamos como sacarlo, y aquella periodista nos lo puso en bandeja. Pero yo no quería que el titular fuera “No soy feminista, ni machista, soy transexual”, sino solamente “Soy transexual”. Porque realmente yo no pronuncie esa frase de esa forma.

¿Qué opinas cuando te dicen que tu música es machista?
A ver, ella me preguntó “machismo o feminismo”. Así, de una forma simplista. Y yo le contesté aquello porque su pregunta me pareció ridícula. A nivel filosófico el análisis que hace el feminismo es que la sociedad en la que vivimos es patriarcal y por lo tanto machista. Y un feminismo de segundo nivel, como puede ser el de la teoría queer, dice que no sólo es patriarcal, sino heteropatriarcal. Y eso es algo en lo que todos estamos incluidos. Desde que somos pequeños adoptamos un papel. Tú y yo hemos asumido el rol de tíos y como tíos no nos puede gustar la sensibilidad, ni las cosas rosas… pero en el fondo claro que tienes sensibilidad. Y cuando eres pequeño quizás tu deseo no está tan formado como aparentas. Pero no importa, tú desde el principio ya has asumido ese rol. No eres cobarde, no tienes miedo porque tú eres un tío y vas para adelante. Entonces bueno… yo pertenezco a esta sociedad y además soy un hombre, hetero, blanco, occidental con lo cual es posible que tenga actitudes vinculadas al machismo. Pero yo no tengo un discurso machista explícito, no practico el machismo ni considero que el hombre esté por encima de la mujer.

En cualquier caso, los medios generalistas siempre tienden a preguntar por cuestiones polémicas e incluso por tus opiniones políticas… ¿a qué crees que se debe?
Creo que esto es un poco culpa mía. Yo les he dado pie para abrir esos debates. Y es lo que me toca… porque si hubiese estado calladito ahora no me preguntarían nada. Pero a veces intuyo también una voluntad de encasillar. Ridiculizar a C. Tangana para hacer quedar bien una posición política o bien apropiarse de lo que dice C. Tangana para poner en valor sus propias opiniones… eso lo hacen todos los medios. Pero como voy soltando cosas que son barbaridades para todos pues al final es difícil encasillarme con ninguna opinión política concreta. Si me hace una entrevista El Español y digo que a mi el PP no me parece un partido puramente de derechas, sino conservador de herencia franquista… yo soy consciente de que estoy polemizando. Pero bueno, antes me creía que podía tener el control de todo esto y he patinado muchas veces.

Eso me recuerda a una entrevista que diste a Indiespot en la que decías literalmente “esto es un puto espectáculo y que yo soy un payasito más que está saliendo a montar el numerito”. ¿Realmente te sientes así?
Yo creo que es así. Vivimos en una sociedad puramente de la representación y del espectáculo. Todo es un espectáculo. Porque la política también participa del espectáculo. Vivimos en una democracia “representativa”. Salen los políticos, hacen su numerito, la gente les vota, no les vota… Y la publicidad, las marcas, todo es una gran puesta en escena dentro del capitalismo. ¿Cual es la gran brecha del neoliberalismo? La gente que tiene el dinero es la que tiene el poder. Se supone que los intercambios económicos son libres, que no hay nadie interfiriendo. Pero tenemos la gran representación que es la publicidad y la gente no sabe ni lo que compra. La sociedad capitalista en la que vivimos es la sociedad del espectáculo. Y yo me he metido de lleno en ello. Porque no sólo pertenezco a la sociedad del espectáculo sino que en concreto, dentro de la sociedad del espectáculo, pertenezco a los que hacemos espectáculo. Entonces claro que me siento un payasito y que estoy montando un circo. Todo lo que hago es una gran performance. Ya me di cuenta hace tiempo que los artistas estaban continuamente interpretando y que esto era una gran representación. A mi por lo menos lo que me gusta es decirlo claramente. Yo estoy haciendo una pantomima para sonar en Los 40, yo estoy haciendo una pantomima para que me escuche más gente. 

Hace un años, coincidiendo con la mixtape 10/15, decías a esta revista lo siguiente: “dar conciertos, tener seguidores… O que me paren por la calle… Me da vergüenza, miedo. Si voy pedo reacciono fatal”. ¿Cómo lo llevas ahora que ya es totalmente inevitable?
Hay una parte que es muy heavy que tiene que ver con el día a día. Pero también hay algo que yo siempre digo: la gente te reconoce pero no te hace nada malo. Además, la mayoría de gente que son fans míos son muy respetuosos y eso es algo de agradecer. El 95% de la gente es adorable. Y luego hay una parte muy importante que es asumir el papel. Hay un momento, justo cuando saco Alligators en el que yo asumo que estoy haciendo una representación. Y que me alejo de esa idea de que para ser real todo lo que cuente tiene que ser verdad y lo tengo que sentir como tal. Cuando cantas la misma canción 80 veces, la vez 80 no puedes estar sintiendo lo mismo que cuando la compusiste. Cuando la compusiste no sabías a donde iba a llegar. La vez 80 ya lo sabes todo de esa canción y el significado ya no es el mismo para ti. Repites las palabras sin pensarlas. Siempre estás interpretando. Marco mucho la diferencia entre cuando estoy trabajando o hago una entrevista, cuando estoy en un ambiente social de trabajo, y cuando estoy en la cama o cuando estoy con mi vieja. Yo estoy con mi vieja hablando y soy Antón, estoy de Antón y me sigo sonrojando. Yo estoy ligando, hace mucho que no ligo, porque ya no puedo…

Bueno, me imagino que tampoco te costará mucho
Si, pero entonces pierde la gracia, ¿no?  Ya no es un ligue. Lo que mola es que haya cosita, eso es lo que está guapo. Además a mi me gusta todo el momento del enamoramiento… mantén el roneo todo el tiempo que puedas, tío. El piropo. No hace falta que sea el clásico “estás muy guapa”. Pero intentar seducir a la otra persona… esa es la magia. A mi me sigue pasando. Yo estoy con una persona y salgo de la faceta de C. Tangana… y me sonrojo.        

Que seas capaz de diferenciar tu vida privada de tu vida pública creo que es algo muy sano. ¿No se si eso es a lo que te refieres cuando hablas de “ser profesional”?. Sí, sí. Tengo una amiga que me hizo llegar a una de las reflexiones más importantes que he hecho para poder tomarme mi trabajo como me lo tomo a día de hoy. Y es que hay dos tipos de artistas: los que interpretan otras cosas (los que cantan canciones de otros, los que actúan, pintores, fotógrafos…) y los que se interpretan a si mismos (los que hacen autorretratos, un escritor que escribe sobre algo que le ha ocurrido…). Siempre estamos interpretando, eso es ser un artista. Yo he aprendido que me interpreto a mi mismo y que mi performance se alimenta de mi vida. Eso a mi me a permitido volver a hacer música, poner mi cara en la Gran Vía… yo cuando veo esa foto no me veo a mi. Yo veo esa foto y veo toda la idea de Javi. Veo los colores, los gatos, el oro… pienso en la moda y en todo lo que hemos estado hablando de tendencias. Cuando me veo en una entrevista diciendo “yo soy transexual”…. y que lo vea mi madre y diga “¿qué está diciendo este niño? ¿se ha vuelto loco?” y yo le digo “mami, esto es un circo, no te preocupes”. Yo le veo la gracia, veo el videoclip con El Palomar, veo que haya chavales hablando de identidad de género y me siento orgulloso. Siempre que monto un pollo y que estoy en un numerito o que está mi cara demasiado grande, veo la parte de interpretar y veo la obra. No me veo a mi.

“Yo estoy haciendo una pantomima para sonar en Los 40, yo estoy haciendo una pantomima para que me escuche más gente”

Ultimamente sueles nombrar mucho a PartyNextDoor entre tus principales referentes. Un tipo que además de componer sus temas, escribe para otros artistas (Work de Rihanna, por ejemplo). ¿Te verías en unos años haciendo canciones para otra gente?
Me gustaría seguir desarrollándome como músico en la cultura popular detrás del foco. Lo veo clarísimo. Creo que es algo que puedo hacer. Ya he empezado. Siempre digo lo de PartyNextDoor precisamente para poder decir que a mi lo que me gusta es escribir canciones. La típica pregunta de influencias la transformo en que cada vez que alguien lea una entrevista mía sepa que a mí lo que me gusta es escribir canciones…. para ver si otros artistas se dejan. A mi los retos me encantan. Para mi trabajar Alizzz o haber trabajado con Rosalía es lo más grande que me ha pasado en la vida. O colaborar con una artista como Diana Kunst que ha hecho este pedazo de vídeo. Pero luego, también me gustaría estar detrás de un artista que te deje hacer algo y poder darle otra dimensión. Me fliparía. A mi escribirle un tema a Abraham Mateo, ahora que se ha acercado a lo urbano… claro que me gustaría. Me encantaría. Trabajar con artistas que, por decirlo así, no sean de mi género y escribir letras para otra gente, también me gustaría.

¿Hay alguien con quien te gustaría especialmente colaborar?
Por ejemplo, me encantaría escribirle letras al Niño de Elche. Yo tengo un sueño: que el Niño de Elche cuando cante tradicional, no esta parte suya tan experimental, metiese letras contemporáneas. Por qué el tiene un instrumento brutal, la voz que tiene es acojonante. Me gustaría mucho participar en un tema de Niño de Elche.

¿Escuchas mucho flamenco?
A mi me gusta mucho el flamenco. La última persona con la que he colaborado de flamenco es un bailaor que se llama El Yiyo. Es el protagonista del vídeo de Pa que brillen. Estuve viéndole en un tablao… es un chico muy joven, dueño de su espectáculo. Él elige a sus músicos, la luz.. es un valor de la cultura popular. A mi me gustan mucho los artistas que no están en los museos, los artistas populares. Gente como yo, que no somos intelectuales ni pertenecemos a la aristocracia. Si la cultura española tiene un par de ojos le mirarán y le llevarán para arriba. Es un tío muy abierto de mente. Fíjate, ha protagonizado un video de rap. El flamenco me gusta, es una cosa muy nuestra y estoy al quite a ver si puedo hacer algo con eso.

Seguiremos atentos, entonces. A ver con qué nos sorprendes en un futuro…
Quiero decirte una cosa más. Cuando yo no era nadie, cuando era underground de verdad, MondoSonoro ya me hacía entrevistas y decíais “este chaval tiene futuro, está haciendo cosas distintas”. Así que estoy encantado de hacer una entrevista con vosotros.

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.