Un año después, el canario regresa con un recopilatorio de canciones publicadas a lo largo de este año, “Parafernalio” (Autoeditado, 18), reflejo de que la creatividad del Bejismo sigue vivita y coleando.

“Para este disco he ido cogiendo frases de aquí, ritmos de allá y lo he juntado todo dándole un sentido. Que parezca que no digo nada pero diciendo muchas cosas”. Así de sencillo, así de complicado. Esta es la forma de crear música de Bejo, librándose de ataduras y dejando que las ideas fluyan y formen canciones. “Por eso este disco lo veo como un collage, un picoteo, un popurrí de ideas que he ido superponiendo”. Lo ha llamado “Parafernalio” y en realidad es un compendio de los temas que el canario ha ido publicando durante 2018, “porque ahora la música se consume así, de una manera más inmediata. Y además así consigues que el público esté pendiente, publicando canciones cada cierto tiempo para que no se olviden de ti”. Es la nueva industria musical del siglo XXI, esa que ha permitido a artistas sin recursos como Bejo llegar a lo más alto. “Internet es el gran almacén de las cosas. Nos permite conectarnos, comprar, vender,.. y gracias a él yo he conseguido desarrollar mi carrera. Yo trabajo en mi casa, a mi bola, creando lo que me gusta, sin depender de sellos ni de intereses de terceros. Y eso me da una libertad que antes los músicos no tenían”. Porque la libertad es, precisamente, el pilar sobre el que se sustenta la música de Bejo. No se ha dejado influenciar por el rap oscuro y melancólico actual, y de nuevo el funk y las influencias caribeñas dominan su música. Un hiphop vacilón (o vacilanduki, como prefieran), divertido y ante todo, original. “Siempre me ha gustado mezclar diferentes estilos y sonidos. Cuando comencé hacía un rap más oscuro, pero poco a poco fui encontrando mi propio sonido, me gusta probar cosas nuevas y experimentar. Por ejemplo para este disco hablamos con Cookin Soul y les pedimos instrumentales que se acercasen a la bossa nova y la música brasileña, y así nacieron ‘Hambusi Basa’ y ‘Métele con Pepa'”. Dos canciones que, adelantamos, no pasarán desapercibidas en sus conciertos.

Ese mismo concepto de originalidad e innovación es también el que rige su manera de crear videoclips. Sus grabaciones causan furor en la red y ya son parte de la marca personal del artista. “Buscamos que canción y vídeo se conviertan en un todo, que vayan unidos. Que la canción diga una cosa y el vídeo te cuente esa misma cosa de otra manera y se complementen. Además nos gusta que tengan ese toque surrealista, que te impacte y te invite a verlo una segunda vez porque no sabes muy bien qué ha pasado. Buscamos ideas vistosas pero que también digan algo, que sean algo más que ver mi cara cantando. Y lo hacemos sin grandes presupuestos, con cosas cotidianas que tenemos a mano y serían asequibles para cualquiera”, relata el cantante, quien además considera que el concepto de videoclip también ha evolucionado en los últimos tiempos: “Ahora la gente (músicos o productores de vídeo) han encontrado en los videos una fuente donde experimentar. Prueban con 3D, efectos, animaciones… porque es más libre, no es algo que esté sometido a una narrativa más cerrada como el cine o la publicidad”. Confiesa además que su mayor influencia es “el animador inglés Cyriak, me encanta como juega con los planos y la postproducción” y es consciente de que su imagen también juega un papel importante: “aunque las gafas de sol no son las mismas que al principio, esas me las regaló mi abuelo y casi se me rompen en un concierto y decidí conservarlas, pero el collar de caracolas sí es el mismo, ese sobrevive”. Razón por la que, además, no descuida tampoco su marca de ropa ni otro proyectos en los que anda metido: “Pero de momento la prioridad es la música, tanto con este disco como con Locoplaya ya que pronto Don Patricio y Uge publicarán cosas nuevas. Cuando tenga tiempo me meteré con nuevos diseños de ropa y, más adelante, cuando sea viejito, me volveré a mis Canarias a mojar el culo en el mar y vivir tranquilito”.

FechaCiudadRecintoHoraPrecio
08 febrero 2019Pamplona (Navarra)Zentral21:0012/15€
09 febrero 2019Vitoria-GasteizSala Kubik22:0012/15€
22 febrero 2019SalamancaPotemkin23:0012/15€
23 febrero 2019ValladolidBlack Pearl21:0012/15€
08 marzo 2019MurciaSala REM22:3012/15€
09 marzo 2019MálagaParís 1521:0012/15€
25 mayo 2019MadridShoko20:0012/15€