Apuntado alto
Entrevistas / A Perfect Circle

Apuntado alto

Daniel López — 23-06-2000
Fotógrafo — Archivo

¿QUÉ OCURRE CUANDO JUNTAS A MÚSICOS DE INDUDABLE CALIDAD QUE ADEMÁS CUENTAN CON PEDIGRÍ RECONOCIDO? SI A ESO LE AÑADIMOS QUE UNO DE ELLOS LLEVA CASI CINCO AÑOS SIN EDITAR MATERIAL CON SU BANDA ORIGINAL, EL RESULTADO SE CONVIERTE EN UN CARAMELO PARA LA IMPARABLE INDUSTRIA DISCOGRÁFICA. EL PASADO 23 DE MAYO SE EDITABA EN TODO EL MUNDO “MER DE NOMS” (VIRGIN, 00), EL PRIMER DISCO DE TAN APASIONANTE PROYECTO. UN MES ANTES DE SU EDICIÓN Y AUNQUE EN PRINCIPIO NO ENTRABA EN SUS PLANES, A PERFECT CIRCLE SE EMBARCAN EN UNA EXTENSA GIRA NORTEAMERICANA JUNTO A NIN Y MONDO SONORO NO IBA A DEJAR PASAR TAN INTERESANTE OPORTUNIDAD.

Hablar de A Perfect Circle representa referirse a Maynard James Keenan (cantante y alma de Tool), uno de los miembros clave de este nuevo proyecto, y a Billy Howerdel (guitarrista, creador y productor de APC), antiguo técnico de guitarras de Keenan y de una serie de ilustres bandas del calibre de Smashing Pumpkins, David Bowie, Nine Inch Nails o Fishbone. Por lo que respecta al resto de la formación, ahí están el guitarrista Troy Van Leeuwen (ex-Failure, Enemy), Paz Lenchantin al bajo y violín (además de ser la encargada de dirigir los contenidos de la atractiva página web de APC) y Josh Freese, batería habitual de The Vandals y colaborador de Paul Westerberg o de Axl Rose en los actuales Guns’N’Roses. El origen del proyecto se remonta a los días de grabación del hasta ahora último trabajo en estudio de Tool (“Aenima”, 96). Por aquel entonces, Howerdel aprovechaba los ratos libres para desenfundar sus maquinitas y trabajar en la composición de temas propios, ante un atónito Keenan que no tardaría en ofrecerse para colaborar como vocalista. Desde entonces, los fans de Tool han sufrido –aunque no culpemos a Howerdel- el retraso del nuevo material de su grupo favorito. La causa: las constantes demandas interpuestas entre grupo y sello. La fascinante ciudad de Nueva York fue la elegida para que la prensa europea pudiese enfrentarse cara a cara con los miembros de APC aprovechando su paso por el mítico Madison Square Garden. Al día siguiente de su actuación íbamos a encontrarnos con Maynard James Keenan y Josh Freese. La cita se llevaba a cabo en la habitación de un curioso hotel en el centro de Manhattan. Freese, ante el escaso tiempo de la entrevista y la fluidez de Keenan, permanecería casi en silencio. Empezamos preguntándoles sobre las previsibles comparaciones que sufrirían APC con respecto a Tool y sobre el liderazgo en la banda. “La gente se dirige a mí como líder porque nos asocian con el otro grupo, pero Billy escribe toda la música y es quien se ha encargado de la producción de todo el disco. Está claro que al principio habrá muchas comparaciones, pero cuando aparezca un nuevo disco de Tool también se nos comparará con A Perfect Circle”. Los días previos a la entrevista “Mer De Noms” no dejó de sonar en mi reproductor, pudiendo apreciar como Keenan experimentaba en su nueva formación con sonoridades armónicas inéditas en Tool. Un añadido especial para una banda difícilmente catalogable y de la que se espera, aún con reservas, cierta continuidad. “No estoy seguro. Yo creo que sólo lo sabremos cuando llevemos un par de años en la carretera y podamos mirar hacia atrás y ver dónde estamos. Ahora es difícil predecir el futuro… yo estoy justo en el centro de todo esto, pero no tengo realmente ni idea. Somos simplemente cinco personas reaccionando unas a otras”. Por otro lado, el single de APC, “Judith”, viene respaldado por un clip dirigido por David Fincher (“Seven”, “The Game”…) y se trata de su primer trabajo en el mundo de la música después de cuatro años alejado del sector. De todos modos, Keenan atribuye la gran acogida del single a Internet, donde los fans podían acceder a él antes de la publicación oficial del disco. De ahí que me interese por su opinión con respecto al Napster (famoso especialmente por las constantes demandas de Metallica), que tanto revuelo ha causado en el mundo del rock en los últimos meses. La respuesta es clara y concisa. “Son unos ladrones. Internet está ayudando a que nuestro nombre salga fuera, a que la gente sepa de nosotros. Que puedas utilizar una pequeña muestra de la música en la red para que la gente pueda escuchar lo que haces, está muy bien, pero en todo caso tendría que ser decisión del artista hacerlo o no. No tener la oportunidad de decidir es cuando lo convierte en un problema, porque es tu medio de vida. Es todo lo que tenemos y si no podemos hacer dinero y mantenernos vendiendo nuestra música, entonces tendremos que cobrarte cuatrocientos dólares de entrada para vernos en directo. Además irse de gira sale muy caro. En esta gira de Nine Inch Nails vamos a perder doscientos mil dólares, así que no podemos mantenernos a nosotros mismos en la carretera… digamos que básicamente estamos hasta pagándote para que nos escuches (risas)… Necesitamos equilibrar nuestros ingresos de esta manera, así que si Internet regala nuestra música, no podremos hacer esto más”.

Cambiando de tercio, uno se pregunta cómo se las apaña el vocalista para compaginar su trabajo con Tool, su co-liderazgo en APC e incluso participar en proyectos como los Tapeworm de Trent Reznor. “Tapeworm no existe realmente… son ideas grabadas en una cinta en algún lugar. Di mi parte a ello y está enterrado en algún ordenador en alguna parte, y esos tíos nunca lo van a acabar… así que olvídalo. He estado intentando que lo acaben desde hace un año y medio y no lo han hecho, así que estoy asumiendo que ya no existe”. Al margen de lo estrictamente musical, existen varios elementos que asocian a APC con Reznor: las colaboraciones de Howerdel en NIN, el (desde ahora) proyecto fantasma Tapeworm, y también el trabajo en las mezclas de Alan Moulder (U2, Smashing Pumpkins, NIN…). “Alan trabajó con Trent y Billy. Yo trabajé también con él cuando Billy estaba grabando. Tony (de Curve, ndr.) es la esposa de Alan. Consiguió que Billy hiciera algún tracking para Curve. Allí conocí a Alan y le presenté parte de nuestra música. Luego, cuando buscamos a alguien para mezclar el disco, Billy se puso en contacto con él. Alan es un tipo que tiene muy claro que es lo que le gusta”.
Al revisar la lista de títulos de “Mer De Noms” nos encontramos con una serie de nombres propios, en su mayoría femeninos, que junto al místico diseño de la portada nos lleva a pensar en un disco de corte conceptual. Keenan lo aclara. “Creo que todas las cosas que lo formaron pueden hacer creer que es un concepto. Nos hemos abierto a nuestro propio juicio y nuestra propia intuición, suficiente como para decir que no hay ninguna coincidencia, porque ahora mirando hacia atrás puedes decir ¡oh! ¡Esos nombres… tienen sentido y funciona! Pero no era algo que supiésemos cuando estábamos metidos en ello. Cuando te dejas guiar por tu intuición estas cosas salen a la superficie, están ahí para ti si confías en ellas”. A modo de resumen, no debemos negar que, huyendo de prejuicios gratuitos, nos encontramos con un interesante trabajo que –desde ese prisma intuitivo- ha funcionado a modo de válvula de escape para un Maynard James Keenan agobiado ante tanto pleito discográfico y en el que nuestro protagonista confía ciegamente. Eso sí, los acérrimos de Tool tendrán que esperar para hacerse con nuevas canciones como mínimo hasta que concluya la gira de presentación de “Mer De Noms” (con algunas fechas europeas junto a NIN). Hasta entonces, qué mejor que saborear las melodías que él mismo ha creado para su nuevo grupo, A Perfect Circle.

AQUELLA NOCHE

Cuarenta minutos escasos fueron suficientes para comprobar lo efectivo de la oferta en directo de A Perfect Circle. De hecho desgranaron prácticamente la totalidad de su “Mer De Noms”, aunque no consiguieran un feed-back por parte del público tan entusiasta como se esperaba. Quizás tuvo que ver con la excesiva concentración de Maynard James Keenan y sus compañeros en la interpretación de unos temas que el público desconocía (a excepción del single “Judith” que arrancaría los primeros vítores de un público entregado a medio gas). Aunque el sonido fuese aceptable, no cabe duda de que faltaron vatios para una propuesta que ganará en fuerza conforme vaya tomando forma y madurando (apenas llevan unos meses junt

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.