MondoSonoro Discos

El primer disco de Xenia Rubinos era desconcertante, y en cambio tenía un atractivo único. Entonces todavía tocaba demasiados géneros, aunque siempre salía airosa porque es una mujer valiente y resolutiva. Ahora ha procurado acertar más, dar en el centro de la diana. Para conseguirlo tenía que centrarse en conseguir un sonido que le distinga.

Durante estos últimos cuatro años Xenia Rubinos ha escuchado mucho r&b y hip-hop, ha dejado atrás la parte de charanga para acercarse a sonidos más urbanos. El sonido que ha logrado en “Black Ferry Cat” es elegante, pero a la vez sucio y muy callejero. Con algunos apuntes de jazz, este disco es, sobre todo, una clase maestra sobre cómo deber sonar el funk en pleno siglo XXI.

“Mexican Chef” es la canción que mejor la define, y si alguien me pidiera que la comparara con otro músico no dudaría en colocarla al lado de Neneh Cherry, la que se atrevió a grabar “Blank Project”. Palabras mayores.

MÁS SOBRE XENIA RUBINOS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies