Una conversación entre Helado Negro y Xenia Rubinos
Especiales / Xenia Rubinos ...

Una conversación entre Helado Negro y Xenia Rubinos

Transcripción: Raquel Hidalgo — 05-11-2021
Fotógrafo — Archivo (Xenia Rubinos) / Pooneh Ghana (Helado Negro)

Xenia Rubinos acaba de publicar nuevo disco, "Una rosa" (ANTI/Everlasting, 21), un disco en el que lleva su propuesta todavía más allá al tiempo que redondea algunas de las mejores canciones de su discografía. Por su parte, Helado Negro también tiene nuevo álbum, "Far In" (4AD/Popstock!, 21), posiblemente su obra más pop hasta el momento.

Aprovechando la amistad que les une, les hemos invitado a mantener una charla sin periodistas de por medio sobre sus discos, su forma de entender la música y sus raíces latinas.

(Helado Negro) ¡Hola! Esto ya está grabando, no digas nada descabellado [risas].

(Xenia Rubinos) ¡Hola! Pero esto se va a usar internamente. No vas a compartir esta grabación… No hay presión.

(Helado Negro) ¿Qué hay ahí detrás?

(Xenia Rubinos) Hay un sujetador y algunas perchas. Es mi pared “galería”. Cuando estoy preparando algo y estoy en proceso, pongo algunas cosas ahí. Pero eso lo tengo que quitar, quitar los sujetadores. Había como tres y ahora hay uno, porque los llevo puestos [risas].

(Helado Negro) ¿Es ese tu estudio?

(Xenia Rubinos) Sí, es mi lugar de trabajo, más bien mi sitio de trabajo/mi espacio secreto, pero el estudio de grabación está bajando las escaleras. Este es mi espacio personal. ¿Tú qué? Veo instrumentos…

(Helado Negro) Sí, es mi estudio…

(Xenia Rubinos) Es bonito, me gusta la luz que hay.

(Helado Negro) Sí, está bien. Al principio esto fue durante mucho tiempo una habitación para mí. Bueno, no es cierto. He tenido otras habitaciones para mí, y eso, pero creo que antes era diferente… Este espacio es pequeño. ¿Cómo ha ido tu día?

(Xenia Rubinos) He estado muy ocupada y estoy cansada.

(Helado Negro) ¿Has tenido entrevistas y todo eso por el álbum?

(Xenia Rubinos) Sí, he tenido, y otras cosas. ¿Tú qué tal, cómo ha ido tu día?

(Helado Negro) Yo igual: promoción, entrevistas… desde las nueve de la mañana. Es guay y agradable…

(Xenia Rubinos) ¿No te da la impresión de que ahora salen todas las canciones al mismo tiempo? ¿Sientes que a veces tienes las respuestas, o vas viendo qué contestar?
(Helado Negro) Depende de la persona que te hace la entrevista. Lo que aprendí hace tiempo es “asegúrate de que haces tu álbum de la forma que quieres, y así todo de lo que hables será algo que dices con tu propia voz”. Porque a veces, y tú seguramente sabrás esto, te hacen preguntas del álbum y te quedas en plan “diablos, ¿eso dije?”. Así que ahora que lo he entendido, creo que es más fácil navegar en esos momentos en los que alguien te hace una pregunta abierta y puedo hablar sobre que he invertido mucho tiempo escribiendo y, en plan, “si has escuchado este álbum, sabrás de qué te hablo…”. ¿Entiendes a qué me refiero…? Así que voy respondiendo preguntas que ya he respondido anteriormente.

(Xenia Rubinos) Vaya, no sabía eso. No me has enviado el álbum antes de esto, para esta entrevista [risas].

(Helado Negro) Creo que es diferente entre nosotros, porque nos conocemos.

(Xenia Rubinos) Sí, solo estaba bromeando, pero siento eso [risas].

(Helado Negro) Pero sí, entiendo a qué te refieres. No es que divague sobre ello, pero estoy un poco así sin razón a veces. ¿Qué hay de ti? ¿Sientes que con este álbum estás un poco…, que escribes sobre aquello que necesitas expresar? Así que, ¿sientes que estás en ese territorio?

(Xenia Rubinos) Creo que muchas veces lo veo como una cosa distinta. Estoy en plan: “vale, ahora es hora de contar la historia de esta cosa que he hecho, que es música, pero realmente ya te he dicho de qué va”. Pero eso no es suficiente. “Ahora te tengo que contar más, en plan, por qué lo he hecho”; y ahí tengo que recurrir a otra parte de mi cerebro. Así que creo que es en plan, tú tienes que escribir una historia, y luego explicar de qué va tu historia. Es como otra cosa distinta. Creo que eso lo hago, pero no tiene mucho sentido para mí. Porque se trata del momento en el que tienes que alejarte y mirarlo con perspectiva, y luego explicarle a la gente de qué va, y creo que son ellos los que me tienen que decir a mí de qué va. En plan, no quiero entrevistar a los entrevistados. Así que… ¿a ti te ha gustado el álbum? Porque no sé si te sientes así, pero es una experiencia completamente distinta el hecho de escucharlo. Como cuando le envías tu música a un amigo, y quieres escucharla de nuevo por primera vez a través de ellos.

(Helado Negro) Sí, absolutamente. Me siento de la misma forma. Lo encuentro frustrante cuando te centras en solo unos hechos que quieres revelar. ¿De cuántas cosas quieres hablar en referencia al proceso y a cómo te sientes? Y es duro tener que justificar cada palabra que escribes. Pero hay cosas para interpretar. Creo que hay cosas interesantes y emocionantes, como ¿por qué has llamado al álbum “Una rosa”. Esos aspectos son un misterio… ¿Por qué una flor…?

(Xenia Rubinos) Oooh, mírate. Eso es periodismo avanzado, centrándote en la metáfora de la flor [risas]. ¡Vámonos, como un profesor dando una clase! Sí, el hecho por el cual lo he llamado “Una rosa” para mí tiene una gran explicación. Creo que tenía una lista con diferentes posibilidades y las revisaba, y no sabía que se titularía así cuando tenía en mente la melodía de “Una rosa”, que es el tema inicial del álbum. Sí, recuerdo esa melodía, que es una canción bailable puertorriqueña de José Enrique Pedriera, que escuchaba bajo una lámpara que tenía mi abuela.

(Helado Negro) Todo el mundo ha tenido ese familiar… Recuerdo ir a casa mis tíos y que en el dormitorio tuvieran es lámpara. Es muy profundo, es simbólico definitivamente, sobre una era cultural; quizás sobre la cultura/influencia latinoamericana en Estados Unidos, por alguna razón. Todo el mundo tiene esa lámpara en su casa: a los latinos os gusta esa mierda, por alguna razón les gusta esa mierda.

(Xenia Rubinos) Objetos privados, colores… Creo que es bonito, creo que es algo muy dulce y nostálgico, futurista y especial, y sobre todo hay algo bonito en ello. Sí, yo solía jugar con esa lámpara, y recuerdo esa melodía cuando yo tenía seis o siete años. Y luego en el Instituto encontré un CD que yo solía escuchar de piano clásico, y tenía la misma melodía que escuchaba cuando era pequeña, y fue en plan “¡Dios Mío, es la misma melodía!”. Y luego aprendí a tocarla en el piano un poco, pero no era muy buena. Y luego, en 2018, una mañana recién despierta empecé a escuchar esa melodía en mi cabeza y pensé que tenía que escribir algo, y estaba en plan “¿Qué es esto?”, y empecé a cantarla, y después me di cuenta de lo que era: que era una melodía de una flor, y me volví un poco obsesiva por encontrar cómo se llamaba esa melodía. Buscaba en Google “una flor”, porque sabía que tenía algo que ver con una flor. Luego buscaba “una rosa”, pero hay muchas canciones que se titulan así. Así que tardé como un año en encontrar la grabación/canción original. Realmente, me obsesioné mucho. Pero finalmente la encontré y acabé haciendo mi propia versión de ella con la gran instrumentista Domenica Fossati. Y le escribí unas partes y ella las tocó, y después de eso llegué a la conclusión de que iba a ser así como el álbum iba a empezar. Y capturé ese título, y un día dije: “Es eso: este es el nombre”.

(Helado Negro) ¡Me encanta, qué gran historia! Creo que esto que has contado me da la habilidad para sacar más conexiones para proteger mis propias impresiones sobre los sentimientos que tu música puede transmitir; esa idea, esos sentimientos futuristas, pero también sentimientos nostálgicos… hasta cuando haces “Don’t Put Me In Red”. El principio de esa canción transmite eso para mí; esa es una de mis canciones preferidas del álbum. Para mí, hay un aspecto en el álbum, en plan, todo con lo que estás experimentando, todos los sonidos, están en su lugar, pero de las formas más inesperadas. Me refiero, cosas inesperadas pasan a lo largo de tu disco, pero por alguna razón eso pasa en esa canción y las cosas van cambiando y es visualmente muy bonito, como muy transitorio; es muy guay. Me encanta esa canción.

(Xenia Rubinos) ¡Muchas gracias!

(Helado Negro) En realidad eso lo noto en cada una de las canciones. Esa, y una de esas voces, ¡me encanta!

(Xenia Rubinos) Te gusta esa canción, ¿no? Pues tú eres una de las inspiraciones musicales para esa canción. Estaba pensando en ti.

(Helado Negro) Es una muy buena canción. Para mí, algo que es muy guay del álbum, conociéndote y siendo muy fan de tu música, es que el primer momento que vi por primera vez ese vídeo estaba en plan “oh, vaya, esta persona está haciendo algo que esperaba que todo el mundo estuviera haciendo”. Somos gente de un tipo, con nuestro bagaje, y estamos haciendo cosas tan diferentes, y estamos consiguiendo las mismas formas de conectar, pero de una forma diferente. Pero estaba en plan, necesito conocer a esta persona porque esto es exactamente de dónde yo vengo, yendo en diferentes direcciones. Pero recuerdo escuchar ese álbum y luego escuchar lo siguiente, y creo que lo que es jodidamente loco sobre este álbum es que yo sé que en el pasado tú no hubieras añadido río en tu voz, o esos detalles en tu voz. Y creo que en este álbum tú abandonas ese sentimiento completamente, y parece que eres más libre, y creo que es muy real cuando te centras en moldear tu voz de una manera específica cuando tienes la oportunidad; y eres capaz de hacer más de lo que crees que eres capaz. Creo que es algo bonito, y eso creo que es algo nuevo y remarcable que estás añadiendo a tu música. Incluso para alguien que es muy fan de ti, pero creo que para otra gente que no son tan fans quizás piensan que lo que haces es pasable [risas]. El hecho de que la primera canción es como una canción pura. El hecho de que tu voz suena distorsionada en “Ay hombre”, no sé la intención, pero suena distorsionada. Me encanta, pero es en plan la promesa que estás haciendo para el resto del álbum: es “no esperéis que mi voz sea como la que habéis estado escuchando hasta ahora”. Es más que eso. Creo que eso es lo que he pillado del álbum.

(Helado Negro) "Somos gente de un tipo, con nuestro bagaje, y estamos haciendo cosas tan diferentes, y estamos consiguiendo las mismas formas de conectar, pero de una forma diferente"

(Xenia Rubinos) Gracias por decir eso y por conectar esas ideas. Creo que es algo muy especial poder compartir música a lo largo de los años con amigos y contigo, para ver tu reacción y que puedas desarrollar esta al respecto, y para yo estar alerta de eso, y para que tú estés alerta de lo que voy haciendo y ver ese feedback; eso significa mucho. Es muy especial, y aquí estamos todos para vernos los unos a los otros crecer. Lo de la voz, para mí, estaba en plan no pongas nada en mi voz, en plan puedo cantar y así es como mi voz suena. Y, si no controlo esos efectos, no lo voy a conseguir. Antes tenía esa idea de lo que quería hacer, pero no podía controlar qué era eso, como un método de protección: quiero controlar todos los sonidos de mi voz. Y ahora es como que esto es otro color, otro recurso. Me lo he pasado muy bien. Ha sido duro poner seriedad a cada pista porque me lo he pasado muy bien. Estaba desconectando de la presión de hacer música en el estudio y esa es la razón por la cual todos esos efectos surgieron. Así que sí, en la pista inicial, en los vocales estaba un poco asustada, pero lo conseguimos. Y aquí estamos. Y aquí entra tu voz y tu vocalización, y el viaje con eso y cómo te sientes en este álbum. La primera voz que aparece en tu grabación es de mujer… Mucho amor para quien está transcribiendo esto [risas]. Sí, he sentido una vibración con tu música durante estos años escuchando estas voces femeninas que van apareciendo, y cómo las usas, como si fueran otros instrumentos, porque tu voz es la misma que siempre está destacada, o tienes una voz femenina acompañándote, y todo junto se convierte en una sola cosa. Así que creo que fue una elección interesante el hecho de empezar el álbum con esa voz, pero también escuchar que puedes cantar, vocalizar… No sé, estoy intentando encontrar alguna pregunta al respecto… ¿Cómo has llevado ese cambio para ti, o si es igual, o cómo has llevado lo de esa voz, lo de vocalizar? Muestra confianza y swag; noto una diferencia cuando cantas en inglés y cuando lo haces en español. Como cuando hablas en inglés, que es diferente a cuando lo haces en español; la voz cambia. Tengo curiosidad por cómo te sentiste, con respecto a tu voz, haciendo este álbum.

(Helado Negro) Para este álbum… En el último álbum que hice, a propósito, intenté mantener mi voz singular; una presencia única y específica durante todo el álbum. Por eso, supongo que tengo la idea de mantener un álbum personal, íntimo. Y con este disco, esto, más en plan quiero que cada cosa tenga su momento, y que cada cosa aparezca cuando se requiera, y en este caso no quería mi voz como siempre (de cantante que compone) y creo que eso era lo que quería proyectar. En plan, cuando eres más compositor (pretendes) que suene acústico, pero ahora eres otra cosa.

(Xenia Rubinos) Es muy salvaje cómo te percibo. Creo que estás trabajando en hacer el trabajo de un compositor, de un diseñador de sonido, pero eso es interesante porque veo que has conseguido grandes saltos con grandes canciones.

(Helado Negro) Sí, pero creo que el cantar es como… compongo para la forma en la que canto. Intento cantar otras cosas, y para el álbum he intentado animar a mi voz a ponerla en sitios donde no estaba muy cómodo, en registros más altos, pero que no necesariamente los hago cantando, y lo he hecho. Y las voces están en el medio… Pero fue en plan, a la mierda, voy a intentar algo distinto. Y también para mí es importante tener en cuenta que mi voz es solo sonido y significa lo mismo que algo no melódico; y es tan solo una forma de expresión. Y para mí es importante asegurarme de que he encontrado la forma de expresar aquello que la canción necesita, o intentar hacerle justicia a la canción lo máximo posible, en vez de pensar que también mi voz iba a sonar. Porque muchas veces busco cosas que no son posibles para mi voz y tengo que forzar a mi voz, ya que en directo debería sonar igual que cuando grabo. También creo que ahora hay una percepción de que todo está sintetizado, incluso tu voz está sintetizada cuando la grabas, y siempre te vas a quedar con la mejor toma. No creo que la gente se dé cuenta de lo intenso que es quedarse con la toma que en tu mente tú consideras que es la correcta. Y el ingeniero que está por ahí está sufriendo: “Eso suena igual que la toma que hiciste hace tres horas” [risas].

(Xenia Rubinos) ¿Grabaste tus propias voces en este trabajo, u otra persona te grabó?

(Helado Negro) Grabé mis propias voces. Lo hice todo, como siempre.

(Xenia Rubinos) Como dijiste que el ingeniero tenía que tener paciencia contigo, ¿tú tienes esa paciencia contigo mismo?

(Helado Negro) Bueno, la mejor forma de describirlo es: he entrado en un mundo en el que tengo que hacer un trabajo de búsqueda, porque hago mucho por mí mismo, y luego encontrar toda esa energía para convertirla en ambos lados, y esas cosas... Buscar y entrar en diferentes partes para encontrar el sonido. Es muy complicado no ser tan consciente con lo que tu voz está representando, pero también intentar hacer un sonido, y también averiguar si realmente eso es lo que quieres compartir. También quería decir que, respecto a lo de las voces femeninas, el sonido es de mi amiga Kelsey. Ella fue parte de unas sesiones, ella venía al estudio, eso fue cuando tú y yo empezamos a trabajar en nuestra canción, en nuestro hit [risas], llamada “I Fell In Love”. Pero es de esas cosas…, Empezamos a grabar muchas cosas, y yo tenía ese pequeño looping, y luego ella empezó a reducir, y con la melodía, y pensé “hagamos un pequeño pase de esto”, y luego yo estaba en plan quiero esto en mi trabajo, vamos a hacerlo, y luego pues simplemente lo hicimos; y luego fue de esas cosas que quedan para siempre y que no vas a cambiar, algún día ya me pondré con esto. Y lo hice. Y era en plan… La cosa es que ella solo iba a añadir palabras, y llegué a la conclusión de que esa mierda no necesitaba nada más. Pero siempre estaba obsesionado con ese estilo de música pop latinoamericana de los años sesenta y setenta, por un chico, el cantante y compositor Piero, que hizo la canción “Mi viejo”. Ya te enviaré el link, pero muchos de los sonidos están tan arreglados con tanto coro femenino como con algunas partes masculinas, que es tan épico. La sensibilidad de ser capaz de tener esos…, de usar otras voces que pueden contrastar. Esa es la historia de mi voz.

Sigue en la página siguiente -----

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.