MondoSonoro Discos

Willard Grant Conspiracy Untethered

No fuel el fallecimiento de Robert Fisher en el 2017 una de esas pérdidas asociadas al mundo de la música que se llorara de manera multitudinaria. Un silencioso óbito que no es más que el reflejo de la escasa repercusión que tuvo siempre ese proyecto tan personal, y por encima de todo conmovedor, que puso en marcha a mediados de los años noventa bajo el nombre de Willard Grant Conspiracy. Adscrito a ese movimiento diversamente etiquetado que básicamente consiste en aportar una mirada particular y adaptada al tiempo actual del sonido de raíces, su manifestación siempre destacó por adoptar un contexto sobrio y de profunda emotividad. Su último y póstumo disco, “Untethered”, representa esa misma introspección pero adherida a un contexto trágico que exponencia todavía más la carga dramática.

Un trabajo que definitivamente ha visto la luz gracias a la intercesión del multiinstrumentista de la banda, David Michael Curry, encargado de recuperar, y por encima de todo dotar de forma definitiva, a esas grabaciones ya existentes destinadas a constituir un nuevo álbum. Una labor que al margen de su carácter recopilatorio aporta una huella muy significativa en las composiciones, otorgándoles una expresión instrumental en la que sobresale el papel desempeñado por las cuerdas, que sin desmerecer la tarea de las guitarras invitadas de Steve Wynn, Jason Victor o Chris Brokaw destacan como vehículo con el que adentrarse todavía más en ese hondo espíritu que siempre ha ostentado el grupo.

La decisión de abrir el disco con “Hideous Beast”, marcada por un ambiente ruidista y bajo una interpretación de recitativa violencia a lo Nick Cave o incluso Vic Chesnutt, pese a la excepcionalidad y singularidad formal que supone respecto al resto del contenido, no resulta en su esencia ese verso discordante que podría pensarse en un primer instante. Al margen de que nos vamos a encontrar con determinadas expresiones de ciertas similitudes como “Let the Storm Be Your Pilot”, de impactante resultado en su confrontación con un planteamiento de delicada fragilidad, o la final “Trail’s End”, desencadenante de una controlada tormenta sonora, su relevancia residirá en la rotunda consolidación de un terreno propicio y proclive al dramatismo y la épica. Ingredientes que por otro lado nunca le han sido ajenos pero que en su reacción junto al conocido fatal desenlace resaltan su acongojante mensaje.

El tránsito efectuado por “Do No Harm”, sumergida todavía en una relativa densidad musical, esta vez sin atisbo de agresividad y coronada por una profunda voz, desembocará en un paisaje mucho más desnudo, donde reina un minimalismo que tiene trazas comunes al elaborado por nombres como Bill Callahan o Mark Kozelek. Una disposición perfectamente delimitada por el desértico instrumental “All We Have Left”, casi de carácter mortuorio, que sirve de introducción para una serie de piezas realmente estremecedoras, ya sea en los susurros atravesados por unas cuerdas heladoras (“26 Turns”) o la angustia encrespada que desliza “Chasing Rabbits”. Así queda encauzado un camino que avanzará sin que su aspecto emocional decaiga, ni en intensidad ni por supuesto en calidad, continuando su envío de señales de sobrecogedora belleza. El espíritu bucólico de “Saturday with Jane” o la prácticamente recreación con trazas de música de cámara que es “Two Step” descargarán algo de esa tensión que sin embargo renacerá para una sobria “Share the Load”, que vuelve a agujerear el alma, o en “Untethered”, que parece adaptar su propia visión de los míticos “American Recordings”.

Resulta difícil no entender y asumir esta colección de canciones como el legado, y por lo tanto el inevitable homenaje, a una carrera tan personal y llena de carácter como la de Robert Fisher y por extensión a la de sus brillantes Willard Grant Conspiracy. Complicado por otro lado se hace también asumir que por motivos obvios la trágica hermosura que transmite un disco como éste no vaya a tener continuidad, y que frente a lo que estamos en verdad es ante el espectral último suspiro de un extraordinario compositor.

MÁS SOBRE WILLARD GRANT CONSPIRACY
Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies