Una semana en el motor de un autobús
Discos / Los Planetas

Una semana en el motor de un autobús

10 / 10
Oscar Broc — 01-05-1998
Empresa — RCA
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

Después de la tormenta dicen que viene la calma. Los Planetas desataron el temporal indie en nuestra España con el ya mítico “Super Ocho”, y tuvieron que cargar con el tremendo tonelaje de presión que supone ser la gran promesa del pop independiente ibérico. Y como siempre ocurre, las grandes promesas nunca consiguen trascender el calificativo y,  presas de las expectativas, se quedan semi-hundidas en la laguna de la decepción. “Pop”, a pesar de ser un álbum notable,  disipó las nubes en las que flotaban los granadinos y les devolvió a la crudísima realidad. Tras una acechante disolución que ha desembocado en una importante reestructuración de la banda -nueva sangre en la batería y el bajo-, Los Planetas han resurgido con más ganas de complacerse a ellos mismos que al público, y lo han hecho con su trabajo más denso y mejor producido -vuelve Kurt Ralske-.

Con “Una semana…”, J y compañía han decidido intensificar los muros sónicos y robustecer las guitarras para enmarcar unos textos que vuelven a bordar las tématicas preferidas del vocalista andaluz. Desde “Segundo premio” hasta “La Copa de Europa” -tremendo broche final de casi diez minutos-, la sombra de Sonic Youth, Pixies y Velvet Underground planea con más fuerza que nunca. Así pues, los hits -imparable “Cumpleaños total”- se asoman tímidamente en un disco más enfocado al rock cuya virtud es no fallar en ningún momento, esto es, presentar un conjunto compacto y efectivo en detrimento de los dos minutos de gloria. No cabe duda de que el tercer disco de Los Planetas debería reactivar la tormenta y que nunca más vuelva la calma.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.