Temporary Pleasure
Discos / Simian Mobile Disco

Temporary Pleasure

8 / 10
Javier López — hace 11 años
Empresa — Wichita / Nuevos Medios
Género — Electrónica

Hacer un disco mejor que “Attack Decay SustainRelease” era difícil. Por eso SMD han tomado (inteligente yacertadamente) un camino que nadie esperaba en su segundo álbum.“Temporary Pleasure” no es un disco concebido estrictamente para lapista de baile, pero eso no significa que hayan perdido cualidades. Asílo atestiguan “10.000 Horses Can’t Be Wrong” y “Synthtesise”, las dos gemas del largo y dos grandes armas para cualquier Dj. Sublimes ambas.“Ambulance” no se queda atrás y pone la cuota justa de esa acidez nerviosa que chorreaba en su primera álbum.

El resto del disco lo forman siete cortes vocales protagonizados por invitadosde excepción. En estos descubrimos la faceta más pop del dúo (su formade trabajo sigue siendo clásica, mediante sintetizadores analógicos ycon minutaje contenido), e incluso se introducen en nuevas sonoridades.Por ejemplo, en “Bad Blood”, con Alexis Taylor (una delicia de tema), se arriman a ese sonido pujante en Angola llamado Ku-House; mientrasque en “Turn Up The Dial” se les va la pinza y remachan junto a YoungFathers una incursión dubstep que supone el tema más chirriante del conjunto, aunque es loable su valentía. Gruff Rhys canta en “CreamDream”, que si hubiera tenido guitarras hubiera pasado por un tema de SFA. Beth Ditto se sale en el elegante midtempo de regusto ochentero“Cruel Intentions” y Jamie Lidell se reencuentra con su lado macarra y pone su falsete al servicio de esa pieza de arpegio disco y sintebrilloso que es “Off The Map”. Sin olvidar la pegadiza “Audacity OfHuge” con Chris Keating, un single muy radiable por el que matarían desde Tiga hasta Justin Timberlake.

Cierran con el dream-pop sintéticode “Pinball”, hecho a medida para que las entrañables chicas de Telepathe desplieguen su abanico de gorgoritos espaciales. Como ven, unos featurings de lujo. Al margen de esto, “Temporary Pleasure” ofreceuna escucha más amable que su predecesor, han bajado las revoluciones sin perder intensidad y el disco no naufraga en ningún momento. No era un espejismo, los James son muy grandes.

Un comentario
  1. Thanks for shnarig. What a pleasure to read!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.