MondoSonoro Discos

Taylor Swift Lover

Taylor Swift vuelve a abrir las alas en “Lover”. Las ansias de venganza que lideraban su predecesor han evolucionado en auto-reflexión, madurez y positivismo. Ha decidido centrarse en sí misma, recuperar su identidad y preocuparse únicamente de todo aquello que le hace feliz. Su nuevo largo es, por lo tanto, un conjunto de canciones íntimas y sinceras que muestran a una Taylor con más luz y las ideas mucho más claras tras superar la oscuridad.

El disco (el primero con Republic Records tras su polémico cierre de contrato con Big Machine) inicia con un punto y final a todas esas personas tóxicas que la juzgaron y le hicieron daño en el pasado (“I Forgot That You Existed”). Ahora lo único que muestra hacia ellos es indiferencia, tiene cosas más importantes en las que centrarse. Se atreve a criticar la situación política de América en la actualidad (“American glory faded before me. Now I’m feeling hopeless”), defender los derechos del colectivo LGTBI (“You just need to take several seats and then try to restore the peace. And control your urges to scream about all the people you hate ‘cause shade never made anybody less gay”) e incluso construir un himno feminista contra las desigualdades de la mujer (“I’m so sick of running as fast as I can. Wondering if I’d get there quicker if I was a man (you know that). And I’m so sick of them”). Y, siendo sinceros, todo esto no está nada mal para una estrella que creció en Nashville entre la América más conservadora.

A nivel musical vuelve a colgarse la guitarra para presentar un repertorio que no necesita prácticamente artificio para lucirse. De ahí que los puntos débiles del disco se encuentren en algún que otro intento por recuperar ese lado más infantil que perdió en su anterior etapa y seguir conquistando al gran público (“ME!”). Y es que, sin duda alguna, la mejor Taylor Swift aparece en esos temas sencillos y personales que consiguen que conectes con una Taylor que, aunque sigue creyendo en los cuentos de hadas, tiene los pies en la tierra. Canciones que te transportan de nuevo a sus raíces como “Lover” o la fantástica “Soon You’ll Get Better” (en la que habla de la batalla de su madre contra el cáncer) junto a las Dixie Chicks y con una instrumentación bastante country para lo que últimamente nos tiene acostumbrados la estrella. Por otra parte, el trabajo de la electrónica en el álbum siempre acompaña y acaricia esa esencia naif que recupera Taylor en esta nueva entrega. Se acabaron aquellos beats pesados que alimentaban a la serpiente en “Reputation”, ahora todo es de color de rosa. Y gran parte de la culpa de este nuevo giro sonoro la tiene que finalmente Jack Antonoff se haya encargado de la mayor parte de la producción del álbum. Una colaboración que comenzó en aquel “Out of the Woods” de “1989” y que parecía que nunca llegaba a explotar del todo. Junto a él, nos encontramos también con Frank Dukes (Drake, Rihanna, Lorde), Joel Little (NAO, Imagine Dragons) y una colaboración muy especial de Annie Clark como co-escritora de “Cruel Summer”.

“He decidido que en esta vida quiero que se me defina por las cosas que amo, no por las cosas que odio, las cosas a las que tengo miedo o las cosas que me persiguen en medio de la noche. Esas cosas pueden ser mis luchas, pero no son mi identidad”, explica Taylor en la carta de apertura de esta era. En julio de 2018 Taylor Swift volvió a su casa de la infancia y allí encontró un arsenal de recuerdos que le hicieron reflexionar sobre su pasado y presente tanto a nivel musical como personal (“Este álbum es una carta de amor para amarse a sí mismo”). Esto derivó en que Taylor recuperara sus antiguos diarios de adolescente para que le ayudaran a la construcción de la era de “Lover” (la edición deluxe del disco incluye páginas escaneadas de algunos de sus cuadernos) y que los fans pudieran entender mucho mejor quién es la Taylor de la actualidad. Cuales fueron sus mayores sueños o complejos; y cómo logró crecer hasta convertirse en la estrella que es a día de hoy.

MÁS SOBRE TAYLOR SWIFT
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies