«Out Of Business»
Discos / Epmd

«Out Of Business»

1 / 10
Redacción — 04-10-1999
Empresa — Falta
Género — Rap
Fotógrafo — Archivo

HIP HOP Esta es una de aquellas críticas que se escriben solas. Porque EPMD es una de esas bandas que ya no necesitan reseñas ni análisis de ningún tipo. Hace tiempo que la historia les reservó un asiento en primera, y todo lo que se pueda decir de ellos está de más. «Out Of Business», su último disco como EPMD (para el próximo milenio, cambiarán el nombre), añade otro peldaño de subida a una carrera que, con separación incluida, siempre apuntó hacia arriba. Dos discos, uno completamente nuevo y otro de grandes éxitos, que cierran, esta vez sí, el periplo existencial de unas siglas condenadas al recuerdo y la reivindicación. De los temas nuevos, poco se puede decir: EPMD nunca grabaron un álbum malo, y estas catorce canciones no podían ser una excepción. Siguiendo la línea planteada en el excelente «Back In Business», el trabajo que les volvió a poner en órbita hace un par de años, «Out Of Business» busca en el funk temerario el eje central de una propuesta incapaz de dibujar malas caras o miradas de suspicacia. MOP, Busta Rhymes, Redman, Method Man estrechan el cerco amistoso en un listado de colaboraciones que, por supuesto, no se olvida del underground (el tremendo 8 Off Agallah, 215 o Lady Luck). Magnífico. De «Greatest Hits», mientras, no se puede comentar nada. «It´s My Thang», «You Gots 2 Chill», «Strictly Business», «Please Listen To My Demo» o «Da Joint» configuran un recopilatorio con demasiado valor emocional como para lanzar elucubraciones o sentencias objetivas con espíritu periodístico. Aquí sólo sirven los agradecimientos infinitos, el rostro compungido y unas buenas rodillas que aguanten el peso de nuestro cuerpo. Porque «Out Of Business», el doble CD, no es una compra: es una obligación. De todos.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.