MondoSonoro Discos

Cualquiera que siga la trayectoria de Remate podrá recordarlo saliendo del tiesto para debutar con sus canciones raras adscritas al weird folk anglófilo y la aparente baja definición. Recuerdos que no se esfuman, que ayudan a trazar una carrera, por mucho que cada nuevo trabajo suponga una reacción al capítulo anterior, tal y como dice él mismo mientras promociona su décimo álbum, su propio sello y su segunda década como cantante popular melodramático. Si en “Superluv” (2011) ya le abría los micros en castellano a un conjunto de historias de amor, este Nelson es perfecto supone una inmersión en la canción narrada, un monólogo desnudo que dedica a su hijo pequeño. Canciones como Maestro o Genio obedecen a esta práctica en la última lírica de Remate, no siempre ajustada, mientras Satánico y la Máquina del tiempo se alzan como redondas nanas siderales, canciones hechas con silencios, con claridad, con un equilibrio entre música y letra ya logrado para la araña de la penúltima entrega, y con la misma banda de acompañamiento.

MÁS SOBRE REMATE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies