MondoSonoro Discos

¡Bueno, Bart, ya estás por aquí de nuevo! Liviano y siempre a dos pasos de distancia de los demás, con una sensibilidad que sólo podría tener un verdadero Smokey Robinson del soft pop. Has dejado atrás todo esa estela Van Morrison (magnífica, por otra parte) que asomaba en “Game Preserve” y vuelto a la naturalidad de “Bart Davenport”. ¿Verdad que tu voz suena fantástica con el simple hilvanado de una desnuda e íntima guitarra? Hombre, yo creo que sí…

Tienes el punto justo de melancolía, aquel que hace que ésta resulte angelicalmente afectuosa, y que tan bien conocen Lovin’ Spoonful, Simon & Garfunkel o Ian Matthews… Bart, jodido, me tienes enganchado. Pareces tan infantil y a la vez tan sabio -esos toques jazzies, la razón de ser del rock razonable de Steely Dan-: demasiado bueno para el show-biz, demasiado dulce para él.

Ay, si pudieras estar haciendo siempre pequeñas y bonitas canciones como éstas… ¡con el gusto que tú tienes! Sabes cómo proteger cada uno de tus coqueteos, obsesiones frágiles y valiosas. Ése es tu juego, y me encanta. Tanto que este año pienso estar (otra vez) en el Easy Pop, sólo para verte… Tal vez no se te pueda clasificar con exactitud, pero esto es lo que le haces a la gente, condenado… Toda esta excitación… Ridícula, ¿eh? ¡No cambies nunca, anda…!

MÁS SOBRE BART DAVENPORT
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies