Cooler Returns
Discos / Kiwi Jr.

Cooler Returns

7 / 10
Raúl Julián — 22-01-2021
Empresa — Sub Pop
Género — Pop

Los canadienses Kiwi Jr. lograron llamar la atención hace apenas un par de años con su desprejuiciado debut ‘Football Money’ (Mint, 19), tanto que el mítico sello de Seattle Sub Pop no dudó en firmarlos para incluir la presente continuación en su catálogo. Un fichaje que, por lo que se ve, no ha motivado cambios significativos en el sonido de la formación. Los de Toronto reaparecen igual de animosos y despreocupados que en su estreno, con la sana intención de mantener así una frescura y alegría que resulta trasladada a las composiciones y, en realidad, son principal santo y seña del grupo.

Canciones todas ellas –un total de trece copan esta referencia– directas y carentes de complicaciones añadidas, concretadas entre los dos y tres minutos de duración; o lo que es lo mismo: cortitas y al pie, de esas que se asimilan con naturalidad y sin dificultades añadidas. Apostando por aparentes estructuras caseras y algo anárquicas y apurando un considerable olfato para dar con líneas pegadizas, el cuartero se maneja a sus anchas entre unas referencias que abarcan desde The Strokes a Pavement, pasando por The Feelies, Talking Heads, Art Brut, The Modern Lovers o grupos del desaparecido sello Burger Records. Nombres, todos ellos, desprendidos de piezas como la inicial “Tyler”, “Cooler Returns”, el magnífico single “Undecided Voters” o “Maid Marian’s Toast”. También destaca el ramalazo punk melódico a lo Buzzcocks de “Highlights Of 100”, una “Norma Jean’s Jacket” deudora de Lou Reed, o esa “Waiting In Line” que, además de otra diana, sirve como radiante cierre.

‘Cooler Returns’ (21) es un disco efectivo que no presenta absolutamente nada nuevo bajo el sol (ni tampoco lo pretende), pero de probada practicidad para animar algo más de media hora de cualquier día de la semana. Y eso a pesar de que la fórmula se repite constante e indisimuladamente a lo largo de todo el álbum, hasta relajar parcialmente la euforia inicial. Kiwi Jr. pasan así a engrosar la actual lista de grupos algo gamberros pero sin duda simpáticos, de apariencia hooligan y alma tan inofensiva como divertida, y no se sitúan demasiado lejos de Pottery, los ya consolidados Parquet Courts o The Orielles.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.