Jagged
Discos / Gary Numan

Jagged

7 / 10
Redacción — 16-08-2006
Género — Rock
Fotógrafo — Archivo

Esto es como poco la “circulatura del cuadro”: uno viene dispuesto a machacar una vez más al no hace tanto decadente mimo-robot por la sobreexplotación de un catálogo del que viene abusando con continuos subproductos inocuos e innecesarios y se encuentra con la que pueda ser su mejor entrega (ponderando el entorno temporal de cada una) desde el ya lejanísimo “Replicas”.

A Numan lo reivindicaron Nine Inch Nails y ahora Gary se inspira en el sonido de los de Trent Reznor y les enmienda la plana con un disco de rock industrial con barniz EBM muy completo y que debería hacer que deje de vivir de los laureles de “Cars”. Puede que haya visto a Dios o que haya perdido la fe, conceptos antagónicos –o no tanto- que aparecían en su anterior “Pure”, pero ha recuperado dos cosas: la inspiración y la batería de verdad.

Ambas cosas dan una riqueza tremenda al sonido y aunque nadie pueda esperar de Numan melodías perfectas, porque nunca ha sido capaz de hallarlas, sí nos envuelve en una atmósfera oscura y densa perfectamente equilibrada (gracias a la producción del Dj Ade Fenton, ya es curioso) entre la industria pesada de los noventa y algún que otro viejo sintetizador analógico. Desde luego, no es un disco apto para un bautizo, pero sí para celebrar una vuelta al primer plano –veremos si momentáneo- del eterno outsider de la electrónica con contenido.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.