MondoSonoro Discos

Lo reconozco todo lo que huele a new-age, espiritualidad, runas, vibraciones y música de sanación me produce sarpullidos. No lo puedo remediar. Será que soy un materialista nato sin un atisbo de espiritualidad en mis venas. Por ello mi primera aproximación al nuevo trabajo de Yann Tiersen estaba repleto de una desconfianza feroz. Pues bien, no podía andar más equivocado. De acuerdo que el disco está repleto de oníricas imágenes sobre las fuerzas naturales y las energías que desprenden las piedras, el mar y ese universo infinito que nos rodea hasta apabullarnos, pero lo hace con una sensibilidad tan especial, tan repleta de magia, que no puedo más que rendirme a la evidencia. Un disco bello aunque extraño con ese acercamiento a idiomas como el bretón o el islandés. Lugares de los que se ha impregnado esta obra que fluye a través de diversos estados de consciencia musical, que van de la épica de “Ar Maen Bihan” al inquietante recitado de “Steinn”. Diez canciones río donde los cachivaches y sintetizadores del francés tejen un halo de misterio que acaba con cualquier reticencia.

MÁS SOBRE YANN TIERSEN
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies