Get Your Heart On
Discos / Simple Plan

Get Your Heart On

5 / 10
Robert Aniento — 14-11-2011
Empresa — Atlantic
Género — Pop

Lo primero que debemos agradecer al quinteto canadiense es no haberse dejado llevar por las ínfulas de madurez que suelen aquejar a las bandas de su género una vez sus componentes van acercándose a los treinta. Una trampa mortal que suele ser equivalente a debilitación de ideas y antesala de separaciones u ostracismos al terreno de la ignominia. No es el caso –de momento, al menos- de los de Pierre Bouvier. En su cuarta larga duración reinciden en su punk azucarado para todos los públicos –especialmente los púberes- con sus corillos recurrentes, sus frecuentes guiños al pop de radiofórmula y la ortodoxa producción de Brian Howes (Puddle Of Mudd, Boys Like Girls). Recurren en esta ocasión a la ayuda de voces invitadas: Rivers Cuomo de Weezer, Alex Gaskarth de All Time Low, K’Naan o Natasha Bendingfield, que oficia de acompañante en el primer single “Jet Lag”. Más allá de eso, nada nuevo en sus composiciones que no encontráramos en su disco homónimo de hace tres años, cuando escogieron un camino más dulzón. Letras de género que dan forma a títulos tan, ejem, sugerentes como “You Suck At Love”, “Loser Of The Year” o “Can’t Keep My Hands Off You” y algún atisbo de originalidad en sus canciones menos obvias, como “Astronaut” o “Summer Paradise”. Pese a todo, una nueva muestra de perseverancia, manteniéndose fieles a las pautas que les han ido construyendo un seguimiento masivo en sus más de diez años de vida.

2 comentarios
  1. Os tomáis la música demasiado en serio. El rock como militancia o maná celestial. Simple Plan están bien, hacen lo que piden sus seguidores. Claro. Si fueran AC/DC u Oasis o tantos otros que llevan toda la vida repitiendo la misma canción, se le llama “estilo”. Pues esto, igual.

  2. That takes us up to the next level. Great pogtins.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.