Energy
Discos / Disclosure

Energy

9 / 10
Raúl Linares — 28-08-2020
Empresa — Island / Universal
Género — Electrónica

Los hermanos Howard, es decir Disclosure, se han tomado su tiempo para sacar su nuevo disco “ENERGY”. Y estamos encantados con que todo ello haya repercutido en las canciones que ahora presentan.

Cinco años separan este trabajo de “Caracal” (15), un disco que ha ido mejorando con el paso del tiempo, donde se arrimaron más que nunca al R&B y soltaron once temas que ahondaban en el componente melódico, alejándose un poco de los clubes; una pista de baile que vuelven a visitar con este nuevo disco, que ha costado dos años de trabajo en estudios de grabación de Los Ángeles, Nueva York y Londres, dando como resultado unas doscientas canciones que se quedaron al final en las once que componen el disco y que son resultado de la búsqueda de esa energía que habían perdido. Y desde luego que tiene energía el disco, tanta que ponérselo a primera hora de la mañana equivale a un café bien cargado con ducha incluida, de la que saldrás con más ganas y con unas cuantas melodías en la cabeza que no se te irán en unos días; un trabajo que recupera el nivel de su primera época, conservando ese toque melódico irresistible de su segundo disco y le añade unos ritmos africanos, dándole un punto extra de locura que recuerda por momentos a los mejores Basement Jaxx, y que cuenta con una lista de colaboradores que incluye a super estrellas como Kelis o Common, junto con nuevos nombres que lo están petando mucho como slowthai y otros que todavía no han dado el pelotazo, pero que tienen calidad como para estar en primera línea dentro de unos años.

Un ritmo roto con una melodía sencilla y vacilona inaugura el disco, al que se le añade al poco la voz de Kelis para dar forma a un “Watch Your Step” que tiene un poco de UK garage y de R&B, y un leve toque también a lo Basement Jaxx gracias a esos bajos funk que consigue atraparte desde la primera escucha. El rapero Channel Tres colabora en un “Lavender” que suena a Disclosure con un toque deep house a lo Detroit Swindle que les ha quedado de lujo, con una producción limpia, potente y con espacio para los detalles. Aminé y slowthai aportan todo su vacile y calidad a un “My High” con un toque 2-step para aportar una energía diferente –con un punto de agresividad– pero igualmente efectiva.

Si no había quedado suficientemente claro que en este disco tenían muchas ganas de colaborar con más raperos, llega “Who Knew” para presentar al norteamericano Mick Jenkis, quien suelta sus fraseos sutiles y más R&B en un “Who Knew” que navega por el drum’n’bass más flotante y vaporoso. Si el nivel ya era bastante alto, sube más con un fantástico “Douha (Mali Mali)” con la cantante de Costa de Marfil Fatoumata Diawara, quien cede una melodía vocal sencilla y pegadiza que cabalga sobre un afro-house dinámico que moverá a su antojo más de una pista de baile y muestra de nuevo la pericia tras la mesa de mezclas y a la hora de componer de estos hermanos.

“Fractal” es un interludio de poco más dos minutos en forma de un hip-hop instrumental a lo Thundercat/J Dilla que da paso a un “Ce n’est pas” en clave house con toque pop y la voz de terciopelo del cantante camerunés Blick Bassy. El predicador motivacional Eric Thomas presta uno de sus discursos a un “ENERGY” que arranca con rollo brasileño en plan batucada y que hace más que adaptar el discurso como en aquel “When A Fire Starts To Burn” de su primer disco. Aquí encaja a la perfección con el tema, elevándote un poco más cuando, tras un breve parón, se ponen mucho más houseros y la energía se pone por las nubes. Otro interludio en clave hip-hop con un sampleo y base de muchos kilates y bien cargada de groove da paso a un “Birthday” con las cantantes Kehlani y Syd, que tira hacia un R&B acelerado y cercano al 2-step de Artful Dodger, almibarado, pero sin llegar a ser pegajoso. Y para cerrar un trabajo que se acerca más que nunca al hip-hop, nada mejor que uno de los tótems, el gran Common, quien aporta su flow y carisma a un “Reverie” breve y con un delicioso toque soulero que cierra un estupendo disco, variado y efectivo, que muestra la madurez de un par de músicos que siguen queriendo divertirse y evolucionar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.