“Es el disco del que estamos más contentos del resultado de lejos”
Entrevistas / Disclosure

“Es el disco del que estamos más contentos del resultado de lejos”

Raúl Linares — 08-09-2020
Fotógrafo — Archivo

“Energy” es el nuevo disco de Disclosure, un trabajo que transmite positividad y mucho ánimo para intentar sobrellevar el día a día. Aunque fue compuesto mucho antes de toda la crisis del Covid, su mensaje cala hondo y se hace más necesario que nunca.

Estamos ante un  trabajo al que los hermanos Lawrence han dedicado dos años y del que han descartado muchos temas para hacer de él un disco certero, que apunta a la pista de baile pero que servirá también para animar cualquier momento aciago. Desde su estudio en Londres hablamos un rato con Guy para que nos cuente un poco más de todo lo que rodea a este nuevo disco.

Antes de nada, me gustaría felicitaros por el estupendo trabajo que habéis hecho en este nuevo disco, podría decir que es vuestro mejor disco hasta la fecha. ¿Imagino que estás muy contento con el resultado?
Sí estamos muy felices. Hemos tenido que recorrer un largo y duro camino para llegar a terminarlo. Durante todo ese tiempo compusimos unas 200 canciones. Es el disco del que estamos más contentos del resultado de lejos. Es también el disco al que más esfuerzo le hemos dedicado. Como te decía terminamos unas doscientas canciones y de ahí elegimos doce que se quedaron finalmente en el disco. Pero esto es algo que queríamos hacer desde el principio. Nos apetecía encerrarnos una buena temporada en el estudio para sacar música, para llegar a tener doce canciones que nos hagan ¡bang!. Que nos obliguen a tener que meterlas en el disco. Por eso pensamos: Hagamos las máximas canciones que podamos y así podremos elegir las mejores. Nos hubiera gustado hacerlo  antes, pero en esta ocasión tuvimos el tiempo que necesitábamos y nos lanzamos a ello.

¿Cuánto tiempo tardasteis al final en grabar y componer el disco?
Pues empezamos a grabar cosas nuevas alrededor del 2018 y nos hemos tirado hasta el 2019 grabando, o sea que unos dos años en total.

¿Cómo habéis grabado el disco? ¿En varios países o sólo en UK?
Sí, realmente la grabación se dividió entre UK y L.A. Pero te diría que las canciones que componen este disco fueron grabadas casi todas en L.A. Después las trajimos todas para acá y las estuve terminando de masterizar y retocar en el estudio que tengo aquí en mi casa. Si, casi siempre suelo trabajar desde casa o cerca de mi casa en mi estudio para terminar el trabajo. Vamos, que el trabajo no ha sido muy diferente que antes, trabajamos las canciones en L.A y algunas en New York. Eso se nota porque hay muchos norteamericanos en el disco, de hecho, es el disco que más tiene, en este solo tenemos un británico, slowthai. Bueno y dos artistas africanos, uno de Mali y otro de Camerún.

“Trabajar con Common fue algo surrealista, siempre canta sus propias letras y las suele componer mientras está conduciendo o mientras está en la ducha”

¿Cómo os planteáis estas colaboraciones? ¿Pensáis en algún cantante que os guste y le hacéis un tema para que cante sobre él o componéis los temas entre todos?
Siempre hacemos el tema con el colaborador, y siempre intentamos que se realice en la misma habitación con nosotros porque solemos empezar las canciones siempre desde cero. Puede que tengamos una pequeña idea para la línea de bajo, o para un loop o un beat, pero la mayoría de los temas salen así porque las letras suelen salir también de esas sesiones en la sala. La única de esas personas que no pudieron colaborar con nosotros fue Kehlani. Incluso con la colaboración de Aminé, en la que grabamos la parte con Aminé en L.A y luego volvimos a Londres a mi estudio para terminarla con slowthai

Me pasaron el disco hace dos días y sólo he podido oírlo un par de veces por problemas con el explorador de internet, y al final me he tirado este tiempo bastante enganchado a vuestro anterior trabajo, el EP “Ecstasy”, que me parece genial también. ¿Os sirvió de campo de pruebas para lanzar este nuevo trabajo?
Bueno, sí… Nosotros siempre intentemos no repetir las mismas cosas dos veces. Puede que haya un porcentaje de los fans que quiere que hagamos lo mismo una y otra vez, pero luego hay un gran porcentaje que quiere que hagamos cosas nuevas y les sorprendamos. Porque gracias a esto podemos hacer cosas con artistas tan interesantes como Blik Bassy. Él es de Camerún y habla como unos cuatro idiomas, entre ellos el francés, y nos comentaba que puede hablar solo un idioma al mismo tiempo, pero cuando canta junta todas esas pronunciaciones de esos idiomas diferentes para crear algo único. De hecho, muchos de esos sonidos son algo único es scatting, sonidos que hace con su boca pero que en realidad no significan nada, pero son sonidos muy chulos. La mayoría de ellos no significan nada, pero abrieron un nuevo mundo para nosotros. Y eso es algo genial para mí, ya que yo no suelo escribir las letras. Eso es algo de lo que se suele encargar Howard. Yo me encargo más de los beats, con lo que para mí es algo muy fácil, ya que no me tengo que encargar de las letras- Lo mío es centrarme más en el tono de la composición, esa es la forma que tenemos de trabajar más rápido.

Y hablando de colaboradores. ¿Cómo ha sido el grabar con una leyenda del rap y R&B como es Common?
Howard y yo somos super fans de Common desde que éramos chavales. En su época escuchamos “Like Water for Chocolate” (00) en el coche muchísimo. De hecho todavía somos muy fans… Pero trabajar con Common fue algo bastante surrealista. Por lo pronto él nunca canta letras escritas por otros. Siempre canta sus propios temas y además los suele componer mientras está conduciendo o mientras está en la ducha (risas) Recuerdo que le preguntamos, si elaborando así las letras, luego las podía recordar y nos comento que sí. Que no necesitaba ni grabarlas en su teléfono. Así que nos quedamos un poco como “oh, ok”. Así que le propusimos si no le importaba que en esta ocasión también nosotros contribuyésemos un poco en la letra y nos dijo “¡Ok!”. Por lo que sé, somos las primeras personas que hemos hecho que Common cantase algo que no estuviera escrito por él, lo que es bastante guay (risas). Así que Howard y yo nos esforzamos para escribir algo que pudiese cantar y estuvimos intercambiando ideas todo el día.

“Siempre hacemos el tema con el colaborador e intentamos que se realice en la misma habitación con nosotros, porque solemos empezar las canciones siempre desde cero”

Comentabas antes que no solíais repetir nada, pero en este disco habéis colaborado de nuevo con el predicador Eric Thomas, ¿Cómo ha sido esto?
Si, sacamos juntos las partes vocales de “When a Fire Starts to Burn” en el primer disco y también las hemos vuelto a utilizar en este “ENERGY”. Aunque él no es exactamente un predicador. Es más una especie de divulgador motivacional. No habla tanto de religión – aunque me parece que él sí es religioso-, sino más bien su discurso es sobre como animar a la gente, darles coraje… Ese tipo de cosas. De nuevo es un poco como con Common, nosotros somos muy fans de Eric Thomas desde que cogimos esas letras para “When a Fire Starts…”. En esa primera colaboración lo que hicimos fue meter su discurso dentro de un tema nuestro, pero esta vez lo que hicimos fue pedirle un speech y coger una parte para crear el tema a partir de él. Intentar transmitir a través del tema lo que él quiere decir en el discurso… De hecho, este no iba a ser el primer single, pero después llegó todo el tema del confinamiento y sentimos que este tema ayudaría más a la gente a superar todo esto, dado que su mensaje intenta transmitir algo positivo sobre la superación personal.

¿Tenéis en mente a algún músico con el que querríais colaborar, pero todavía no habéis podido?
Bueno, tenemos tantos y tan buenos colaboradores en este disco que no hemos tenido tiempo de echar en falta a nadie. Además piensa que hemos hecho muchos temas y que muchos de ellos no se han incluido en el álbum. Todos esos colaboradores que no han llegado a salir, han contribuido a que el disco sea mejor. Y es que, por mucho que un cantante sea muy bueno, no siempre logras capturar la magia en la primera o segunda sesión. Es algo que es difícil y que no todo el mundo consigue. Pero es que cada vez que haces una nueva canción también aprendes algo nuevo… Y, de todas formas, sería un poco injusto mencionar a la gente que nos gustaría tener en el disco cuando hemos colaborado con un montón de músicos excelentes que además luego hemos podido conocer mucho más en persona. Como con Channel Tres, que hizo una estupenda colaboración y a la larga nos hemos hecho amigos y solemos salir por ahí con frecuencia. O Kelis, que es una super estrella y es una cantante excelente, sus partes vocales son algo fuera de este mundo y teníamos muchas ganas de colaborar con ella.

¿Cómo ha sido ese nuevo paso hacia los ritmos más africanos? ¿Qué artista os introdujo en todo ese mundo?
Como casi todo el mundo entré a través de Fela Kuti y todo el afrobeat. Luego a través de amigos y conocidos que nos iban pasando cosas muy interesantes, como toneladas de música disco de los setentas que venían de Nigeria. Todo lo que había en Lagos, toda esa escena disco era una locura… Como casi todo el mundo he ido buscando a través de Youtube y Spotify para encontrar muchas joyas musicales.

En ese mismo EP escuché un tema de house clásico muy en la onda de Detroit Swindle y en este nuevo trabajo hay temas que me recuerdan a Basement Jaxx, en parte por el sonido y sobre todo por la actitud y la energía positiva que desprenden las canciones. ¿Sois fans de Basement Jaxx también? ¿Os han podido influenciar un poco?
Soy un gran fan de Basement Jaxx, aunque durante el proceso de grabación no se llegó a mencionar el nombre nunca, pero es algo que siempre ha estado en el subconsciente, aunque no lo hayamos mencionado. Todas sus canciones me encantan, “In My Head” es increíble… Y encima está el hecho de que también sean hermanos, y toda esa energía masiva que son capaces de crear. Es algo increíble. Son unos artistas increíbles y tienen todo ese catálogo de música tan diferente entre sí y tan bueno que se pega a ti. Y es un poco por lo que nos metimos en el rollo africano, por darle un toque loco y diferente a nuestra música que nos haga evitar repetirnos todo el rato. Y es que en realidad es todo un poco así, no es que nosotros cojamos y digamos “vamos a hacer un tema exactamente como este”, si no que toda esa historia de la música Disco se filtra a través de nosotros para crear nuevos temas.

Y bueno, ya tocaba hablar un poco del tema… ¿Cómo os ha afectado todo el tema del Covid? ¿Ya estáis montando la gira para presentar el disco o esperaréis un poco más?
Bueno, todos los planes que teníamos para este año se han desbaratado… Es una pena, pero creo que es la decisión más responsable que podíamos tomar. Es doloroso el haber estado unos años parados para componer este disco, terminar de hacerlo, calentar los motores y tener que parar todo para encerrarnos de nuevo. Es frustrante, pero honestamente no estamos en posición de quejarnos sobre esto. Me paso media vida tocando en directo y la otra media me dedico a componer en el estudio, con lo que no está del todo mal. Así puedo aprovechar para componer mucho más. Howard y yo estamos bien. Bueno, tuve el virus como hace cuatro meses, pero ya estoy totalmente recuperado. No podemos quejarnos, porque tenemos amigos que han perdido familiares o que han perdido su trabajo, con lo que no estamos en una posición en la que podamos quejarnos. Tan solo aguantar y dar gracias de poder seguir vivos. No entramos dentro de la categoría de la gente que puede quejarse, o sea que de momento la cosa va bien.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.