Washed Out, cambio de aires
Conciertos / Washed Out

Washed Out, cambio de aires

7 / 10
Joan S. Luna — 07-11-2011
Empresa — Miles Away
Sala — Razzmatazz 3, barcelona
Fotógrafo — Dani Cantó

“Life Of Leisure” fue una sorpresa desde el primer momento. Para un servidor supuso el descubrimiento de un artista con talento para las melodías y que aportaba aire fresco a la escena electrónica pop, como uno de los abanderados de lo que es/ha sido la chill wave. No era el único, pero “Belong”, por poner un ejemplo, tenía mucho de hit facturado en soledad y con espíritu independiente pese a su evidente potencial comercial. En apenas un puñado de conciertos ya se había convertido en un nombre a citar y así hasta llegar a principios del presente año y su fichaje por Sub Pop. Ahí empezó su ascensión, y ahí empezó el cambio de tercio. “Within And Without” resultó ser un buen disco, ideal para que su carrera diese un paso adelante. Y eso ha sido exactamente lo que ha pasado. Ernest Greene ha alcanzado cotas de popularidad mucho mayores de lo esperado, lo cual parece haber derivado en plantearse su carrera en otros términos. Aparecer solo en escena apoyado exclusivamente por un ordenador y un teclado ya no parece funcionar en su momento actual. De ahí que ahora mismo Washed Out sea una formación de cinco personas. No negaré que, con ello, el repertorio suena más sólido, con más cuerpo, infinitamente más pop rock, pero –y ese es el problema- también más lineal y convencional. Greene entra en un terreno distinto, y lo sabe. Presenta a algunos músicos de su banda, se mueve por el escenario con soltura, pero dónde antes era personal y ejemplo a seguir, ahora es uno más. En su nueva encarnación otros suenan mejor y más vivos. Por suerte, continúa teniendo canciones apreciables, algo que evita que perdamos el interés al cuarto tema, pero no que en la parte final del concierto uno sienta cierta sensación de decepción, de pensar que a la media hora de actuación ya estaba todo dicho.

Pero los más listos de la clase, o por lo menos eso es lo que creemos ser algunos críticos cuando estamos rodeados de gente sin nombre ni apellidos, sabemos que, en ocasiones, la verdadera sustancia de una noche de conciertos puede estar en los teloneros. En este caso, telonero. Chad Valley (pseudónimo del británico Hugo Manuel) es injustamente más popular por sus edits de temas r&b o sobre todo por remezclar a artistas como The Drums, Active Child o Foals, que por sus dos Ep’s en solitario o por ser vocalista de Jonquil, salió al escenario casi de tapadillo, consciente de que apenas nadie estaba allí para verle y de que debía ajustarse al horario. Y casualidades de la vida, conforme iba dejando salir su voz a la superficie, muchos nos quedábamos con la boca abierta. Infinitamente más ochentas que Washed Out, Manuel encajó mucho mejor en el concepto que algunos continuamos teniendo de lo que es el do it yourself, sea en el mundo del chill wave o de lo que sea. Nadie vería una estrella en él hasta que cortes como “Portuguese Solid Summer” o “Now That I’m Real” empiezan a sonar y su autor empieza a pasearse sobre ellas con una fluidez arrebatadora y un registro que rememora a algunos de los vocalistas más representativos de ciertos años ochenta. Y con treinta minutos tuvo suficiente para ganar la partida. El mismo tiempo que Washed Out en casi perderla.

Un comentario
  1. That’s really thnkiing out of the box. Thanks!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.