Pájaro Jack, canciones de ayer y hoy
Conciertos / Pájaro Jack

Pájaro Jack, canciones de ayer y hoy

8 / 10
Eduardo Tébar — 17-03-2012
Sala — Planta Baja
Fotógrafo — Eduardo Tébar

Hace un par de años, Pájaro Jack deslumbraron a los popes de la escena granadina con las canciones de su primer EP. Entonces, el dúo formado por Jaime Beltrán y Fran Ocete representaba una suerte de Simon y Garfunkel en versión local, aunque sus intenciones iban más allá del pujante neofolk. Temas como ‘Las luces’ o ‘Psicodelia avanzando’ conectaban con el fenómeno Fleet Foxes. Existía una vocación de música pastoral con hechuras de banda. Y eso es lo que han conseguido los Pájaro Jack actuales, que recogen de lo sembrado y son capaces de llenar la sala Planta Baja con un público fiel, entusiasta y que se sabe de memoria todos los estribillos.
Ahora, el joven Beltrán lidera un quinteto que suministra aire y espacio a sus composiciones de perfil acústico. Briosas guitarras eléctricas, mandolinas y arreglos de cacharrería y percusión casi naïf. Y lo más importante: el empaque de tres voces que empastan como planchas clisadas. Porque, en efecto, Pájaro Jack marcan la diferencia en los coros. Constantes, preciosistas, espirituales. El canto armónico y celestial a la frondosidad de paisajes forestales. ¿Folk ecológico?, ¿folk scout? Beltrán recoge la herencia del San Francisco florido del sesenta y siete  y lanza una mirada inocente, singular, incluso necesaria en estos tiempos de decadencia y contaminación. Textos sencillos, bien construidos, y ropajes que recuerdan a capítulos pasados de Crosby, Still & Nash, H.P. Lovecraft (el combo, ¡no el escritor!) o Fresh Maggots. Además, el orden del repertorio facilita un agradecido y ondulante juego de intensidades. Abren con la bucólica y tribal ‘Anikuni’, para calentar las gargantas. ‘Todo está cambiando’ ofrece una relectura dylaniana de ‘El camino’ de Kerouac. Intercalan atrevidas versiones de Simon & Garfunkel (‘Cecilia’) y el mismísimo Nacho Vegas (‘Cuando te canses de mí’). Todo adaptado al vuelo amable y trotón de los granadinos. Luego, Jaime Beltrán es capaz de arañar la fibra cuando se planta solo con su guitarra y toca ‘Si mañana llueve’ o ‘Árbol gris’. Así es Pájaro Jack, un grupo que suena a pasado y a futuro.

4 comentarios
  1. son geniales

  2. Un buen concierto que te ayuda a ver que este grupo es bueno. Sin embargo, el disco es muy aburrido. Si llego a escuchar antes el disco que el concierto, no voy. Mucha suerte.

  3. Grandes estos chicos

  4. Estuve allí. Cien por cien de acuerdo con Tébar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.