Jefaza
Conciertos / Nikki Hill

Jefaza

8 / 10
Raúl Julián — hace 2 semanas
Empresa — Riff Producciones
Fecha — 05 noviembre, 2019
Sala — Sala B / CAEM, Salamanca
Fotógrafo — Raúl Julián

La gira peninsular que llevará a Nikki Hill a visitar un total de nueve localidades de nuestra geografía tenía su primera parada en Salamanca, precedida por afirmaciones que señalan a la norteamericana como una de las incuestionables sensaciones del soul contemporáneo. Tras la contundente intervención de The Niftys como banda invitada, la vocalista tomó el escenario para desplegar ese torbellino escénico y descomunalmente carismático en el que inevitablemente se transforma en directo.

Acompañada de una espléndida (y variopinta) banda de cuatro músicos -dos guitarristas, bajo y batería-, poco pareció importarle que el aforo de la Sala B del CAEM (idónea para este tipo de eventos, por cierto) quedase lejos de completarse. Porque, a pesar de que la ciudad charra sea a día de hoy una plaza complicada, la de Durham prende sin remisión al contacto con el escenario, en una llama que mantiene incandescente hasta el mismo epílogo. Hill nunca pierde de vista a un público vencido de antemano, alentándolo cuando éste hace algún amago de decaer y hasta mantener (casi) inmutable la intensidad global de la actuación. Y es que, enfundada en esa camiseta amarilla de Muddy Waters que terminaría empapada en un sudor trabajado y sincero, la imponente presencia escénica de la cantante deriva en torbellino difícil de esquivar. Parte del éxito radica en aquella conjunción que aúna, en dosis equilibradas, el sentimiento inconfundible del soul con la contundencia del rock clásico siempre convincente en manos de su grupo, además de algunas puntadas de rockabilly y reggae. Todo aderezado con cada uno de los magnéticos movimientos de la artista, que arrojan puro funky con cada contoneo de la protagonista.

El quinteto probó que su hábitat natural se encuentra sobre las tablas, situando la ejecución de los temas seleccionados varios niveles por encima de la versión de estudio concretada en discos como “Heavy Hearts, Hard Fists” (Deep Fryed Records, 15) o “Feline Roots” (Independent, 18). Nikki Hill es la jefa de este tipo de sarao, y conquistó con su implicación, fuerza interpretativa, cercanía e inteligencia a la hora de entender el espectáculo. Cualidades todas ellas secundadas por un impecable dominio de los diferentes actos que lo conforman, pero siempre supeditando cualquier elemento a esa pasión que, en realidad, es la principal propulsora del asunto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies