Para los cinco sentidos
Conciertos / Mira

Para los cinco sentidos

8 / 10
Albert Carreras — 16-11-2016
Empresa — MIRA
Fecha — 10 noviembre, 2016
Sala — Fabra i Coats
Fotógrafo — Refugi Films

La sexta edición del festival de música electrónica MIRA se presentaba bajo una imagen gráfica de culturistas musculados y potes tamaño XL de suplemento vitamínico no apto para cardíacos. El concepto quería representar la energía y la fuerza con la que cada vez, edición tras edición, está llegando y posicionándose más lejos el festival.

Un festival que aparte de llevar propuestas musicales nuevas, de las cuales muchas se presentan por primera vez en nuestro país, otorga igual importancia a las instalaciones artísticas (como por ejemplo, la de los brazos robotizados que bailaban bajo la luces de los lásers), el arte visual y las proyecciones. Este año repetía el escenario de la Cúpula, dónde se realizaron conciertos como los de Begun, Pauk o Lakker , acompañados de espectaculares proyecciones visuales a 360º.

VIERNES 11 DE NOVIEMBRE

Alessandro Cortini, ex-miembro de la banda Nine Inch Nails, presentó "AVANTI", el live con el que lleva girando en la actualidad. Una propuesta preciosista, con aires de banda sonora de película, dónde visualmente se sumerge en la colección de películas de Super 8 caseras que grabó su abuelo en su infancia. Acompañado por las notas sosegadas que extrae del sintetizador y secuenciador “Synthi AKS” (mítico sintetizador que ya utilizaron en su momento Brian Eno y Jean Michel Jarre), contrarrestadas por la utilización de frecuencias saturadas y punzantes que creaban un ambiente enigmático y decadente.

lee_gamble__dave_gaskarth_mira_2016_refugi_films_2

Le siguió el productor y Dj británico Lee Gamble (en la foto) con el video artista y amigo de la infancia Dave Gaskarth con su espectáculo “Foldings”, basado en imágenes de la Agencia Europea Espacial. Una exploración por galaxias lejanas entre el ambient y el techno aletargado que se convirtió en viaje sideral interesante, pero que no hizo olvidar a la magia del directo de Alessandro Cortini.

Volvieron al Mira Festival unos históricos del IDM (Intelligent Dance Music) de los 90, Plaid (en la foto inferior), pero esta vez acompañados de  The Bee (el apodo en el que se esconde el guitarrista Benet Walsh, que con sus punteos distorsionados, agrandó el universo onírico de Plaid). Traían una instalación visual propia a base de pantallas triangulares donde iban proyectando una cascada de imágenes multicolor. Presentaron su último disco editado por el sello Warp, “The Digging Remedy“, y facturaron un show repleto de detalles con un sinfín de capas de sonidos que hacía que el resultado final fuera de lo más sugerente. En muy buena forma creativa se encuentra el dúo formado por Andy Turner i Ed Handley después de tantos años de carrera.

plaid__the_bee_mira_2016_refugi_films_2

Había curiosidad lo que podían ofrecer el directo de Death in Vegas en el año 2016, banda liderada por Richard Fearless que tuvo su momento de gloria con la publicación de su álbum “Scorpio Rising”, que construyó uno de los puentes entre el indie y la música electrónica a principios de este siglo. Empezaron bien con unos veinte primeros minutos rítmicos, repleto de sonidos vacilones, cajas de ritmos añejas y utilizando  entrañables efecto “palmadas” como mostraron cuando tocaron la canción “Mind Control” de su reciente y notable álbum “Transmission”. Pero después cambiaron de tercio inesperadamente y se sumergieron en sonidos ambientales más tranquilos, dónde naufragaron y se perdieron. Posteriormente cuando quisieron reflotar ya era demasiado tarde.

El británico Ross Tones vino a demostrar que era capaz de trasladar toda la aureola que se está creando en torno a él como productor, músico y capo de los sellos Future Without y Left Blank bajo su alias artístico Throwing Snow en directo. Con una mezcla de estilos de orfebrería absoluta del buen gusto, que van del dubstep, techno o house al ambient, sumados a bajos gruesos, secuenciadores, voces soñadoras y ritmos poliédricos, hizo sudar al respetable y cuando sonó “Clasp” de Axioms el incendio sonoro lo quemó todo .

El enigmático productor ruso Gesloten Cirkel, que se dio a conocer con un EP grabado en 2009 en el sello Murder Capital, propiedad de I-F (mago del nuevo electro), facturó uno de los mejores lives de la noche del viernes, y eso que los administra a cuentagotas y no es muy dado a tocar en directo. Su propuesta basada en ritmos old school molones y vacilones que van del electro y el techno al acid encandiló por su desparpajo y soltura. Se entendió sin traducción por el medio y a la perfección porque este hombre se le considera un personaje de culto dentro de la escena electrónica.

Cerró la noche con un set muy bailable y juguetón la ex cantante de Hercules & Love Affair, Kim Ann Foxman, ahora en su faceta Dj y productora.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.