Pasión noventera
Conciertos / Love The 90’S

Pasión noventera

6 / 10
Esther Al-Athamna — 15-05-2017
Empresa — Share Music
Fecha — 13 mayo, 2017
Sala — WiZink Center, Madrid
Fotógrafo — Maite Nieto Paz (Ace Of Base)

Las entradas llevaban agotadas meses. El interés por el revival noventero está en pleno auge, a puntito de caramelo y es que ha pasado el tiempo suficiente para que miremos con ternura y nostalgia aquellos hits que bailamos cuando éramos pequeños, teenagers o simplemente sonreír al escuchar himnos antiquísimos a través de oídos millennials. Love The 90´s se presentaba acertadamente como “La fiesta de los 90 que no pudiste vivir en los 90” y así fue: un digno desfile de las leyendas de la época y hay que recalcar el “digno”, porque aquello no se convirtió en un desfile de dinosaurios perdidos.

Con un despliegue de medios envidiable, láseres, estrobos, megatrones, bailarines, fuegos, explosiones, pantallas gigantes y un show bien conducido por el mítico Fernandisco, en el que cada artista interpretaba sus cuatro hits mejor engrasados en las listas de éxitos. Puntuales saltaron al escenario unos OBK completamente en forma que no dudaron en cerrar su actuación con “Historias de amor”. Lo mismo hizo Ice MC y un pabellón que se caía con los primeros acordes de “Think About The Way”. Así llego uno de los momentos “culmen” de la noche, en el que Libro Guinnes de los Récords presente, se batió el récord del mayor número de personas haciendo el bailecillo facilongo del “Saturday Night” de Whigfield.

El pegamento entre actuaciones fueron los Jumpers Brothers, que se dedicaron a no dejar descansar al personal pinchando los temazos que no tendrían su réplica en directo. Parar de bailar era difícil cuando 17.000 personas cantaban al unísono a “Gala” o la canción machacona de la “Cherry Coke”. Jenny, la mitad de Ace Of Base (en la foto), defendió con orgullo su repertorio y dando un respiro antes de la explosión de las valencianas New Limit, ya más cercanas a Baccara que a sus yos originales. Sin respirar, la televisiva Rebeca hizo lo propio con su “Duro de pelar” y un karaoke con emojis que aunaron pasado y presente en las pantallas gigantes.

Allí ya sudaba hasta el apuntador, “The Power” de Snap comenzaba a sonar sin anestesia, con todos los bailarines del espectáculo dándolo todo junto a los reyes del Eurodance. El Wizink casi se desploma con “Rythm Is A Dancer” y en aquel éxtasis colectivo, los Jumpers Brothers se ganaron al respetable homenajeando a Robert Miles, fallecido en aquella misma semana, pinchando su ”Children”.

La recta final sin frenos, corrió a cargo de unos enormes Technotronic y su “Pump Up The Jam”, una “Corona” espectacular, 2 Unlimited y su “Get Ready For This” para dar paso al icono máximo: Chimo Bayo, más activo que nunca y con todo su despliegue habitual “Hu-Has”. Parecía que la fiesta terminaba, pero aún hubo tiempo para los últimos saltos al ritmo maquinero de los míticos Sensity World su “Get It Up” que nos resonará en los tímpanos hasta la edición del año que viene.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.