Girando por Madrid
Conciertos / Los Estanques ...

Girando por Madrid

7 / 10
Ricky Lavado — hace 6 meses
Empresa — Girando Por Salas
Sala — El Sol, Madrid
Fotógrafo — Salomé Sagüillo

La novena edición del circuito estatal de conciertos Girando Por Salas se cerraba en una abarrotada Sala Sol de Madrid tras más de 170 conciertos por todo el país desde su arranque el pasado mes de septiembre, y para ello pudimos disfrutar del doble cartel formado por dos de las 26 bandas seleccionadas para esta edición: Alice Wonder y Los Estanques.

Alice Wonder se encargó de abrir la velada llenando la Sala Sol con sus atmósferas elegantes e intimistas donde el pop de raíces noventeras coquetea con el soul y un cierto filtro trip hop por momentos. Todo estuvo bien en la propuesta de Alice Wonder; su interpretación vocal fue impecable durante toda la actuación, ya fuera acompañada por el piano o armada con una guitarra, apoyada por una banda sólida y solvente o quedándose sola para interpretar The World Is Changing Me o la muy coreada Por si apareces. La madurez con la que la madrileña alterna los diferentes registros de sus composiciones resulta como mínimo sorprendente teniendo en cuenta su juventud; por momentos recordó a Fiona Apple, en otros se intuía de fondo la alargada sombra de Jeff Buckley y de los Portishead de Dummy, y todos los elementos que integran su música funcionaron como un mecanismo de precisión para ofrecer un concierto intachable en cuanto a ejecución, y en el que precisamente el exceso de pulcritud y frialdad, en detrimento de la emoción, sería el único Pero que se le puede poner a una artista que, por otro lado, demuestra talento y actitud de sobras para ofrecer cosas más que interesantes en el futuro.

Si bien la propuesta de Los Estanques se desarrolla por caminos transitados ya hasta la saciedad y revisitados una y otra vez por legiones de bandas en esa especie de revival sesentero continuo que tan bien casa en este país con el indie de corte generalista, estableciendo nexos de unión entre Los Brincos de Mundo, demonio y carne y los Lori Meyers de Hostal Pimodan, la a priori manida combinación de canciones redondas de pop luminoso y arrebatos eléctricos de rock progresivo y psicodelia que ofrecen los cántabros, está defendida en directo con suficiente solidez y buen hacer como para no caer en la mera recreación de los clichés estilísticos definitorios del rock de hace cincuenta años. Los Estanques suenan bien, son una banda rodada y se les nota, y canciones como Joder, Ahora el tiempo te sobra o Suerte sonaron frescas, descaradas y potentes la otra noche en la madrileña Sala Sol. Su directo consigue transmitir una energía contagiosa y cuando se dejan llevar por el desenfreno y la psicodelia convierten sus canciones en descargas de euforia realmente efectivas, rematadas por la redondez e inmediatez de sus melodías y estribillos, acercándose por momentos a Motorpsycho, y a pesar de no ofrecer nada que no hayas escuchado ya mil veces, siempre es de agradecer presenciar en directo a una buena banda que tiene tan claro lo que quiere hacer, y que además lo hace así de bien.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies