Saltar, caer, dejarse llevar, notar un tirón y sentir cómo tu cuerpo es atraído hacia arriba por el impulso de la tela expandiéndose, para luego seguir planeando. Gimnástica y La Legendaria Familia Stinson parecen haber querido llevar esas sensaciones a sus respectivos discos, “Paracaidismo” y “Expertos Paracaidistas”, cada uno en su estilo, cada uno a su manera.

La Legendaria Familia Stinson, inició el concierto poniendo énfasis en “las cosas que son pequeñas” de su tema “Altamar”. Algo desprotegidos de público, pero con garra y actitud, sacudieron sus instrumentos para ofrecer un sonido potente y atractivo, con fuerte presencia guitarrera y letras tormentosas. Los barceloneses volaron alto hasta el final, momento de enlazar  “Nueva York” con “Supernova”, dos de los temas destacados del álbum, con melodías hipnóticas y frenéticas que terminaron por implicar de lleno al público. 

Gimnástica se alzaron como puro contagio. Los de Alicante salieron a desgastar tarima con su pop enérgico y bailable. Y, aunque comenzaron con un tema llamado “De luto”, su actuación fue todo lo contrario, alegre y divertida. Sus bazas: una voz de tinte peculiar, una batería sin descanso y el movimiento constante sobre el escenario. Con “La gran evasión” ya nadie se resistió a dejarse llevar por el ritmo. Y aún regalaron un par de temas más para agitar los cuerpos.