El pogo del Apocalipsis
Conciertos / Fontaines D. C.

El pogo del Apocalipsis

9 / 10
Sergio Ariza — 22-03-2022
Empresa — Houston Party
Fecha — 20 marzo, 2022
Sala — La Riviera, Madrid
Fotógrafo — Fernando Ramírez (Foto de su concierto en Barcelona)

Se podría decir que se juntaron el hambre y las ganas de comer, y de ello salió uno de esos conciertos irrepetibles tanto para los que lo presenciamos, como para los que estaban dando encima del escenario. Fontaines D.C. comenzaban gira internacional en un sitio especial para ellos, Madrid, el lugar de nacimiento de uno de sus miembros, en el sitio que siempre quiso tocar, La Riviera. Por otro lado estaba un público hambriento de reencontrarse con los irlandeses, que no pudieron venir a presentar su anterior trabajo por culpa de la pandemia, y en un estado de excitación palpable tras dos años de restricciones y un posible apocalipsis nuclear de fondo. El escenario perfecto para una gran fiesta.

A Fontaines D.C. se les estaba acumulando el trabajo, sacaron su segundo trabajo, “A Hero's Death”, en plena pandemia y no pudieron presentarlo propiamente en directo, así que esta gira sirve de primera toma de contacto para muchos con las canciones de ese disco, además de anticipo de su nuevo trabajo, “Skinty Fia”, que se publicará el 22 de abril. Dice mucho del gran momento que vive una banda cuando dos de las canciones mejor recibidas, y cantadas a gritos, son los dos adelantos de un disco que todavía no se ha publicado. Pero, desde ya se puede decir que “Jackie Down The Line” y “I Love You” han pasado a formar parte de los clásicos de la banda.

Puede que eso le pase también a los otros dos adelantos del tercer disco que sonaron, la ya estrenada en directo, “Roman Holiday”, que fue la penúltima canción del directo, y la que creo que era la canción que va a dar nombre al disco, una pieza de rock bailable con la vista puesta en los primeros 90, en la que el peso lo lleva la sección rítmica y sobre la que Grian Chatten recita monota e hipnóticamente. El cantante de la banda es el centro de atención de todas las miradas y tiene un enorme peso escénico, siendo la extraña mezcla entre la chulería de un Liam Gallagher y la extraña electricidad de un Ian Curtis.

El concierto comenzó por todo lo alto, las luces de la sala se apagaron y comenzó a sonar la voz ronca de Tom Waits cantando “Dirt In The Ground”, se notaba la expectación en la sala, algo que hizo que la explosión fuera enorme cuando comenzó a sonar una de sus mejores canciones, “A Hero's Death”, desatando el pogo en las primeras filas.

Algo que siguió con “Televised Mind”, “Sha Sha Sha” y “A Lucid Dream”, a partir de ahí el concierto fue bajando de revoluciones para que público y banda recuperaran el aliento, “Jackie Down The Line” fue coreada como si tuviera tres o cuatro años y no se hubiera publicado este mismo año. Es la mejor melodía pop de toda la carrera de la banda, aunque viene con una buena dosis extra de inquietud y dramatismo.

El concierto volvió a subir de revoluciones a partir de la interpretación de “I Love You”, que ha daba paso a un “Big” corto y orgásmico, siendo otro de los mejores momentos del concierto. Las guitarras de “Hurricane Laughter” cortaban como como sierras mecánicas y la gente se ha dejado la voz con "Too Real". La explosión final ha llegado justo antes de los bises con “Boys In The Better Land”, su mejor canción hasta la fecha, que es la que ha desatado el pogo apocalíptico definitivo.

Por ponerle un único pero (además del perenne mal sonido de La Riviera) a un concierto de notable alto, el bis final quedó un poco deslucido, después del subidón que había supuesto “Boys In The Better Land”, si hubieran decidido cerrar con “Liberty Belle”, posiblemente La Riviera se hubiera venido abajo, pero está claro que los irlandeses han dejado atrás la vía más melódica y accesible que suponía esa canción, lo más cercano que han hecho nunca del pop punk de sus paisanos los Undertones y se han decantado por las guitarras angulares y los densos pasajes sonoros de los Cure más intensos, por lo que era normal que se decantaran por “The Lotts” esa pieza del primer disco que ya dejaba ver esa influencia en esta banda a la que los del NME ha declarado "la mejor banda del planeta". Una exageración enorme a la que, visto lo de ayer, añadiré solo un "en camino de convertirse en...".

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.