Aina
Conciertos / Aina

Aina

1 / 10
Redacción — 18-11-2003
Fotógrafo — Archivo

Con el lanzamiento de sus instrumentos y alzados a hombros de un público totalmente cómplice, Aina se despidieron definitivamente de los escenarios. Un lamentado y sentido adiós que tuvo como final absoluto un fiestón por todo lo alto en el emblemático entorno de Sant Feliu de Guixols. No sonó más que lo previsto: el repertorio que la banda había escogido para esta gira donde al set habitual se unieron versiones de AC/DC y Jawbox y se repescaron antiguos temas. Pequeños regalos que contribuyeron a subir aún más los ánimos de una parroquia con ganas de pasarlo en grande (en especial esa agitada crew de Bcore) donde el crowd-surfing, la invasión de escenario o las apariciones de espontáneos (impagable la imagen de Jordi Bcore navegando hasta el micro) fueron motivos recurrentes de un acto cuya emotividad fue reconvertida a jolgorio generalizado. Cubiertos de confetti, los cuatro Aina se encontraban por última vez en las tablas con el mismo objetivo de siempre: ir a por todas. Una noche especial, en comunión total con el respetable, y en la que las sonrisas se prodigaron, en su hora larga, para despedir a los rostros omnipresentes. Una creciente sensación de pérdida que cobró definitivamente vida al sonar la música de fondo. Un bonito final.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.