Calor en invierno
Conciertos / Actual

Calor en invierno

7 / 10
Eduardo Angulo — hace 10 meses
Empresa — Ayuntamiento de Logroño / Gobierno de La Rioja
Fecha — 02 enero, 2019
Sala — Varios escenarios / Logroño
Fotógrafo — Riojapress - Actual19

Cuando llega Actual, el festival más madrugador del año, sabes que ha arrancado la vorágine. Aunque las temperaturas sean mínimas, ya asoma ese aroma estival que inundará la Península de confirmaciones y carteles que empapelarán las paredes de las ciudades.

Durante estos días Logroño se convierte, a ritmo de música (aderezado, además, por teatro, cine y exposiciones), en el referente cultural nacional de inicio de año. Y es que, es tal la cantidad de actividades propuestas en la capital riojana que es imposible (o casi) abarcar la totalidad de ellas. Es ahí cuando se hace imprescindible una buena organización “festivalera” para trazar una hoja de ruta con la que encontrar la eficiencia.

Con un resultado realmente satisfactorio y demostrando que Actual sigue siendo imprescindible para la ciudad, los resultados de esta edición arrojan que más de 35.000 personas han asistido a alguna de las múltiples actividades mencionadas con todo vendido en el 75% de los 140 actos programados. El impacto económico, social y mediático, es innegable. Y necesario.

Sin embargo, en los últimos años, y tras la llegada de la violenta crisis, el Festival ha tenido que reinventarse hasta el punto de que aparezcan en cartel nombres como Malú (evento al cual no haremos referencia ya que se sale del amplio abanico estilístico que maneja este medio), perdiendo parte de la esencia que le ha caracterizado durante las casi treinta ediciones (el año que viene llegará la trigésima). Pero aún queda ese aroma que ha sido la seña de identidad de lo que siempre ha sido Actual. Descubrir.

No obstante, es curioso ver cómo, desde dentro de la misma ciudad, la rabia por haber dejado atrás lo que un día fue ha generado que muchos estén dando la espalda al Festival, señalando esta primera semana de enero como un acto social o de encuentro, y no tanto como un evento musical y artístico. ¿No sería más fácil, por el contrario, remar en la misma dirección y asumir, nos guste o no, que Actual está vivo gracias al rescate privado de 2013? “Jamás renegarás de un concierto en directo” debería ser un mandamiento. Luego entra tu decisión de acudir o no.

Otro punto a destacar y que dice mucho en favor de la gestión del Festival, ha sido la gran presencia riojana en el festival. Messura, Isaac Miguel, Edu Anmu, Jorge García, Lazy Sunday, Bosko dj, La Vil Canalla, Dr. Trotski y Lou Cornago. Hasta nueve artistas (de los cuarenta y siete que formaban parte del festival) formaron parte de la nómina de esta edición de 2019, lo cual es una clara apuesta por la, cada vez más potente, escena local.

Con los escenarios repartidos por toda la ciudad, vamos desglosando lugares y actuaciones:

El imponente marco del Palacio de los Deportes albergó uno de los momentos álgidos del festival con el triunfo de Vetusta Morla (foto encabezado) y su deslumbrante puesta en escena. Con todo vendido, Pucho y los suyos (en su tercera visita a la ciudad) arrasaron durante la noche del jueves 3. No era difícil pues tenían todo a su favor; y es que aquí se les quiere. Los madrileños arrancaron con “Deséame suerte” y bucearon en su repertorio con temas de “Un Día en el Mundo” (“Copenhague”, “Sálvese quien pueda”), “Mapas” (“Maldita Dulzura”, “Los Días Raros”), “La Deriva” (“La Deriva”, “Golpe Maestro”) y “Mismo Sitio, Distinto Lugar” (desgranándolo casi en su totalidad, excepto “Punto sin Retorno”). Ejecución maestra para una banda que sigue engordando su leyenda tras cada edición de Actual. Y golpe de efecto de la organización al conseguir que el Palacio luciese bonito y lleno, casi en su totalidad. Habían abierto la jornada, Bware, ganadores de la edición de la Guerra de Bandas de 2018, y un Carlos Sadness (foto inferior) que, a pesar de su derroche encima del escenario, quedaría eclipsado por lo que iba a pasar después.

Las Bodegas Franco-Españolas iban a ser, al igual que ocurre durante el MUWI, punto neurálgico para entender el devenir musical de la ciudad en los últimos años. Estas se han convertido, sin duda, en una manera de tomar el pulso sonoro de Logroño. Y lo que está claro que hay un grupo de fieles que quieren seguir apoyando el proyecto. De este modo, tanto el Vermú como las dos Noches del 2 y el 5 congregarían a más de 2.200 personas (con todo vendido en dos de las jornadas vespertinas y, lo mismo, en las nocturnas), con varios sold outs y con mucho, mucho movimiento. La sala se ha convertido en un lugar acogedor y bien estructurado en el que la oferta gastronómica y musical maridan a la perfección.

Vamos a la noche. La primera jornada iba a ser un éxito. Arrancaría con Messura (foto superior), la que es, posiblemente, la banda riojana más en forma. “Otoño XVII”, su primer disco, ha servido para catapultarlos durante los últimos meses. A pesar de que el sonido no había sido el mejor, temas como “Pesador”, “Silencio” o “Carnaval”, cargados de energía, consiguieron enchufar a los allí presentes. La actuación de los riojanos fue de esas que, aunque técnicamente puede superarse, debe dejarte pleno de satisfacción. Estamos convencidos de que no será la última vez que vemos a Messura en el escenario de Actual. Tras ellos, Los Vinagres. Su salida, presencia y actitud, podía guardar similitudes con actuaciones pasadas, como aquel triunfal paso de Los Bengala en 2017. Sin embargo, su efervescente “verbena” no quedará en los anales de Actual. Festivo, divertido, pero con poca capacidad para sorprender entre “Chibichanga(s)” y “Verbenita(s)”. Cerrarían la noche los Guadalupe Plata (foto inferior). Su tan característico sonido y actitud no iba a dejar indiferente a Logroño. Sonarían temas como “Filo de navaja”, “Hoy como perro”, “Rata”, “Diente de plata”, “Serpientes negras” o “ Calle 24”. Los jienenses dieron una lección canalla de cómo bucear por diferentes estilos con suficiencia y brillantez.

La noche del 5 (tres noches después, tras las dos jornadas del Palacio) supondría, con un cierre de los más ecléctico, el colofón nocturno de Actual. Arrancaba Alondra Bentley con un concierto sobrio y resolutivo que sirvió para repasar “Solar System”, su último disco. Puede achacarse, quizás, que fuese un tanto lento, aunque fue una manera buena manera de contener lo que estaba por venir… Y llegó. Primero con Bigott (foto inferior). El zaragozano volvía a Actual después de seis años de ausencia y sorprendió a muchos por la calidad musical que despachó tras dar un concierto que sonó redondo y que fue un repaso de los mejores temas de todos sus discos como “Cannibal Dinner”, pero más centrado en su último trabajo, “Candy Valley” (“Don´t Stop the Dance”, “Don´t Know Why…). Tras él, se olía el final de las noches de Actual pero ojo, porque la fiesta final estaba al caer.

Si Alondra calentó y Bigott esprintó, Ladilla Rusa (foto inferior)desbordó, terminando por todo lo alto. Su propuesta es lo que es, no engaña a nadie, sin embargo, es efectiva. Y lo es, sobre todo, para un sábado noche en que la gente dispuesta a todo. Los barceloneses pusieron patas arriba la bodega consiguiendo hacer bailar a todo el mundo (lo cual no es tarea fácil en Logroño) y recibiendo una respuesta festiva que alcanzarían muy pocos durante los días del Festival.

Vámonos de vermú. El protagonismo de la primera jornada, la del dos, iba a ser femenino. Lou Cornago daría un bolo pausado pero intenso (basado, fundamentalmente, en versiones de otras bandas), que incrementaría su fuerza con el paso de los temas. La riojana finalizaría con “Ya no estás”, tema propio con bases electrónicas, que confirma su potencial y que ha supuesto ver en Lou un descubrimiento para muchos. Ella es un ejemplo de lo que puede suponer una buena utilización de las redes sociales para darse a conocer. Joana Serrat (foto inferior) pondría el broche con un concierto sobrio y elegante, pero que dejó al público con la sensación de que faltaba algo. Sin embargo, Joana estuvo cómoda y agradeció la cercanía de los allí presentes, así como el haber hecho peticiones musicales previas a su bolo. Este tipo de gestos humanizan a los artistas.

El día tres parecía marcar el devenir de lo que fueron los Vermús los días posteriores. Un huracán musical. Los riojanos Dr. Trotski, navegando entre Beatles, Pink Floyd o Antonio Vega, y derrochando energía a base de guitarrazos bien ensamblados, iban a generar la tormenta perfecta. Tras ellos, la clase a raudales que despacharon Núria Graham (foto inferior) y los suyos, en un concierto perfecto en el que, a base de temas sublimes (“Cloud Fifteen”, “Will”…) consiguieron mostrar todo su potencial.

El día cuatro venía marcado por la resaca post Vetusta. No era fácil conseguir mantener el grado de emoción del día anterior. Pues bien, tanto Luis Brea (foto inferior) como Anaut lo consiguieron. El primero hizo bailar con un concierto basado, sobre todo, en su último disco, “Usted se encuentra aquí”. El segundo, quien además tocaría en Tabakalera (Donosti) por la tarde, mostró clase a raudales, dinámicos y efectivos (además de efectistas). Tanto el concierto de Actual como el vespertino, ya en San Sebastián, caminaron en esa senda de banda seria, de las que, aunque estén tocando en formato pequeño, suenan a algo grande.

El vermú de la víspera de Reyes maridó a la perfección con las necesidades del público de Actual. Al igual que el día anterior, La Vil Canalla y The Grooves lo vendieron todo. Tal fue la expectación generada que incluso hubo despistados que no pudieron acceder a las bodegas. Destacar en este punto la maravillosa cobertura de los community manager del festival que informaron puntualmente de todo lo que acontecía, manteniendo informados de sold outs, actividades, o puntos neurálgicos y de interés a los que acudir. Parece una perogrullada, pero se agradece que los festivales cuiden con mimo este aspecto. Es una manera de no perderse entre tanta disparidad de actividades.

Volviendo a la música, La Vil Canalla son rock and roll del genuino. Supieron tocar la tecla de los allí asistentes dando un bolo enérgico, cargado de referencias musicales clásicas, temas propios y versiones de Cash o Héroes. Tras ellos, aparecerían en escena The Grooves (foto inferior). La banda madrileña (que basó su bolo en “R3set”), formada íntegramente por mujeres (ojalá llegue el día en el que no haga falta puntualizar este tipo de detalles y todo se normalice), es una batidora de sonidos que va desde la electrónica hasta el rock, pasando por el disco o el funky, con presencia de instrumentos de viento (como el saxo o la trompeta) o sintetizadores (dejando ver claramente la influencia de David Kano, productor de su largo).

El vermú del día de Reyes iba a poner el broche de oro. Fue el día con menos asistencia y, sin embargo, uno de los de más calidad dentro del ciclo. Arrancaba con el que, hasta la fecha, puede ser el mejor concierto del riojano Isaac Miguel bajo ese nombre artístico (entre otros alias, lo hemos conocido como René, o bajo su proyecto paralelo que homenajea a los Beatles, The Nowhere Plan). Con su nuevo disco cerca de ver la luz, Isaac demostró todo el potencial que lleva dentro (que es mucho) con temas como “Full Monty”, “Tengo una misión” o “Yo no era para ti”. Fue entonces cuando llegó el turno de Aurora & The Betrayers (foto inferior). Y pasó que los valientes que estaban casi en el ocaso de Actual se quedaron boquiabiertos por lo que presenciaron. Y pasó que vieron cómo una banda con tres discos y consolidada, parecía dar, por ilusión y ganas, el primer concierto de su carrera. Y pasó que a esa ilusión se unió la calidad, siendo uno de esos que recuerdas y guardas siempre en la memoria privilegiada de Actual.

Otra de las actividades que está impregnada en el ADN del festival es el Café Cantante. El formato es atractivo y diferente, y además, enmarcado en el más bello de todos los escenarios, el Círculo Logroñés. En ocasiones resulta complejo ver allí propuestas cómo la de Floridablanca o Siloé, cargadas de energía, puesto que contrastan con el formato elegido para la ubicación, con el público dispuesto de manera sentada. Puntualicemos aquí, que los asistentes acabaron rendidos ante el empuje de ambas formaciones, en pie y bailando. Propuesta más relajada fue la de Sandra Bernardo, con un mestizaje en el que cabe la cumbia, el bolero, el reggae o la bossanova. También cargadas de emoción y calidad, fueron las actuaciones de Bely Basarte o la gallega Marem Ladson (foto inferior). La primera, acompañada de dos músicos, dio un concierto “dulce” en el que intercaló versiones de Coldplay o Raiden con canciones propias. Por su parte, Marem Ladson, de ascendencia gallega y estadounidense, mostró lo que esperábamos todos la que la seguimos previa a su aparición en Logroño. Su voz hizo del Círculo el lugar con mejor acústica del universo. Una barbaridad.

Este año, con tres propuestas dispares pero bien acogidas durante las mañanas de los días dos, tres y cuatro, Wine Fandango sería el encargado de arrancar esas jornadas de Actual. Abriría el ciclo Mr. Kilombo, guitarrista de Macaco, con su fusión entre la rumba y el ska. Continuarían las matinales con el joven donostiarra Serrulla y su pop electrónico, cerrando el ciclo, el día cuatro, la ya consolidada Tulsa (foto inferior) que, tras diez años de carrera a sus espaldas, confirmó su valía a base esa intensidad sonora que le caracteriza. Un lujo.

Otro de los atractivos para bandas emergentes de todo el país, además de para el público, es la Guerra de Bandas. Y se refrenda en los datos. Así, más de seiscientas personas han pasado por las diversas eliminatorias que han proclamado a The Royal Flash (foto inferior) como vencedor y, por consiguiente, primera incorporación de Actual 2020. El evento crece con el paso de los años y el Biribay Jazz Club parece quedarse pequeño ante la gran demanda de público.

Como cada año, con el club hasta la bandera, y con alrededor de 1200 personas durante las cuatro noches, el Maldeamores Club sirvió como colofón a las noches del 2, 3, 4 y 5, con las sesiones de Bosko rock dj show, Edu Anmu, Lazy Sunday dj y Pin & Pon djs. Electrónica, rock, indie, pop…

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies