Watch The Sound with Mark Ronson
Cine - Series / Mark Ronson

Watch The Sound with Mark Ronson

8 / 10
Álex Jerez — 31-07-2021
Empresa — Apple TV
Fotógrafo — Archivo

Vivimos una etapa estupenda para las series documentales focalizadas en el lado más técnico de la música. Hay un gran interés de romper esa barrera con el público que desconoce cómo funciona el sector desde dentro y, por suerte, la audiencia está dando un gran apoyo a las diferentes propuestas. Y no hablamos únicamente de un público nicho que de forma habitual consume este tipo de iniciativas, sino de un público más masivo que se ha visto envuelto en el consumo de estas series a través de sus artistas favoritos. Como es el caso, por ejemplo, de la enorme popularidad que alcanzó “Song Exploder” con la incorporación de Dua Lipa para analizar su “Love Again”. Por suerte, «Watch The Sound» ha sabido diferenciarse a la hora de colocar en el mercado un producto que aporte valor a su plataforma. La unión de Mark Ronson con Apple TV+ ha resultado ser un éxito, una propuesta con una identidad muy marcada, que engancha desde el primer momento y resulta muy fácil de comprender. Se podría decir que han conseguido hacer ver a la audiencia que todos esos “elementos” que se usan en sus canciones favoritas, y que cuando se nombran parecen de otro planeta, son cosas mucho más sencillas de lo que creían.

Mark Ronson se convierte en el compañero perfecto para este gran viaje por la historia de la música. El productor es a la vez inteligente, divertido y, lo más importante, sabe ceder su hueco a los invitados de los que se rodea. “Watch The Sound” tiene mucho de conocer el universo de Ronson, de meternos en su forma de entender la industria o de conectar con su lado más personal. La serie está llena de referencias a su infancia, a cómo descubrió cada uno de los elementos que potenció posteriormente en sus canciones, a cuáles son las bases de lo que es a día de hoy como artista. No se corta al explicarnos que al igual que le apasionan todos los instrumentos, y se vuelve loco por la música, no es especialmente bueno usando ninguno de ellos. A los tres años tuvo su primera batería, sus inicios como productor se centraron en el mundo de los metales y acabó enamorado de los sintes y la música disco. Nos habla de la relación con su padrastro, Mike Jones de Foreigner, y las enormes fiestas que su familia montaba en casa rodeado de celebrities. Pero, también nos explica lo importante que ha sido para él no quedarse únicamente con las primeras impresiones que en sus comienzos tenía sobre las propuestas musicales más complejas y acabar comprendiendo el valor de cada una de ellas. Es el caso, por ejemplo, de cómo a pesar de ser un absoluto enamorado de la voz como instrumento y asegurar que ningún plugin puede conseguir lo que hace el instrumento humano. Sí que ha acabado conectado con el auto-tune y su uso más creativo. Habla así de las referencias con ese sonido robótico y emocional que se puede llegar a conseguir más allá de usarlo como un simple elemento de corrección de la voz. Y Charli XCX, una de las invitadas al show, explica que a través del auto tune ella ha encontrado autenticidad, seguridad y ha aprendido que de los errores salen también cosas maravillosas. Eso sí, parece ser que la voz de Ronson no es la más apta para esta funcionalidad.

Su pasado como productor y músico en busca de las mejores bases de hip hop le llevó a estar muy unido al mundo de los samplers. La visita a DJ Premier, el productor de hip hop favorito de Mark, se convierte en uno de los momentos dorados de la serie analizando lo que supone crear unos buenos beats en el mundo del rap o localizar a través de la sencillez la base perfecta. La influencia de Public Enemy, el Bronx de los 70, la aparición de Beastie Boys… En definitiva, cómo a través de otros temas puedes crear nuevas piezas únicas sin necesidad de recurrir a instrumentos reales. De nuevo, volvemos a situarnos en ese lugar en el que las grandes referencias musicales que han marcado su vida son las que le ayudan a que nazcan nuevas propuestas. Y, es el caso también de cómo Amy Winehouse introdujo a Ronson en el mundo del reverb a través de un vinilo de The Shangri-Las y la búsqueda de esa oscuridad y esa emoción como referencia. Algo que, evidentemente, acabó derivando en ese maravilloso “Back To Black” cuyas sesiones de grabación nos muestra en uno de los episodios y hasta reproduce una demo original del tema que da nombre al disco. Junto a ella, otra de las acertadas figuras que incluye en el documental a la hora de entender el reverb, y su naturalización, es Jonsi de Sigur Ros quien invita a Ronson a una de sus instalaciones artísticas para transportarle desde el propio museo a los paisajes de Islandia.

Mark Ronson disfruta de cada detalle que descubre a través de sus invitados en «Watch The Sound». Mira con respeto el pasado de The Beatles de la mano de Paul McCartney, transforma junto a Sean Lennon la voz de John a través de sintetizadores, aprende de Thurston Moore y lo que supuso Sonic Youth para la historia de la música; y hasta bromea con Dave Grohl sobre su relación con la batería… Pero, todo lo hace desde el más absoluto respeto y dejando el ego completamente al margen. Y por supuesto, sin lugar a duda, una de las cosas más interesantes de este documental es cómo han sabido resaltar la importancia de la mujer en la parte técnica de la música. Todos sabemos que no se ha valorado como se merece la figura de la productora y que aún hoy en día tenemos que seguir luchando para que se rompan todas esas barreras y prejuicios absurdos. Por esta razón, es estupendo ver el peso que se le da a Delia Derbyshire como pionera de los sintes o ver cómo Suzanne Ciani revolucionó y se introdujo en la música electrónica. Explicar cómo a través de ellas miles de artistas femeninas han construido su propio camino y levantado la voz para revolucionar el mercado. Asumir que tenemos que aplaudir todo el trabajo que han hecho y entregarles el reconocimiento que se merecen. Y no, no solo hablamos del pasado. Al igual que ocurre con el uso de las técnicas que se analizan en cada episodio, «Watch The Sound» es un documental que también habla del presente y del futuro. Por esta razón es tan interesante, porque no solo nos sirve de guía para entender la historia de la música, sino también para saber la infinidad de nuevas posibilidades a las que podemos llegar.

Álex Jerez.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.