La extraordinaria playlist de Zoe
Cine - Series / Austin Winsberg

La extraordinaria playlist de Zoe

8 / 10
Luis M. Maínez — 13-09-2020
Empresa — HBO
Fotógrafo — Archivo

Para no andarnos con rodeos empezaré con lo más importante. “La extraordinaria playlist de Zoe” es una serie maravillosa que te reconcilia con la especie humana. También con los musicales de calidad. Entre tanta comedia descafeinada y ajena al mundo real y tanta serie trascendental en exceso, “La extraordinaria playlist de Zoe” es una estimulante dosis de realidad y ligereza al mismo tiempo.

La premisa también es originalísima. Zoey, la protagonista, es una joven y brillante programadora de la empresa tecnológica de moda. Su padre tiene una enfermedad degenerativa que en seis meses le ha hecho perder la movilidad. Zoey preocupada acude al médico a hacerse un TAC. Mientras le ponen música para relajarse hay un terremoto (la serie se desarrolla en San Francisco) y al salir empieza a escuchar los sentimientos más profundos y verdaderos de la gente a través de canciones. De hecho a través de maravillosos números musicales ­–ejecutados por un elenco increíble de actores– que pueblan todos los capítulos de la serie. El qué hará y cómo gestionará este “poder” será la clave de la serie junto con el componente musical.

La enfermedad del padre de Zoey está tratada de manera honesta, brillante y esperanzadora. Y es que “La extraordinaria playlist de Zoe”, además de tener el aliciente de lo musical, despliega tramas interesantes, bien tratadas dentro de la sencillez y la intención de hacer una feel good tv serie. También destaca por ser realmente diversa. Además de incluir personajes racializados o de colectivos minoritarios, bien llevados y con tramas propias más allá de los clichés habituales, hace una defensa muy bonita de la familia y de por qué (y, lo más importante, cómo) sigue siendo una institución válida a día de hoy; también intenta mostrar que ciertos sectores de la Iglesia se han quitado la caspa de antaño. Pluralidad de sensibilidades bien entendida.

“La extraordinaria playlist de Zoe” es, centrándonos en lo audiovisual, una de las mejores series ligeras que he visto en los últimos años. El nivel de las coreografías es simplemente sublime, prueba de ello es el Emmy que ganaron en la última edición de los premios a tal efecto. El uso del color en la fotografía también es muy bueno y, sutilmente, nos lleva a donde la serie quiere en todo momento. Los personajes son humanos y coherentes, no pecan del absurdo, consiguen que sus vivencias, alegrías y sufrimientos sean creíbles para el espectador. El trabajo de Jane Levy es enorme, así como el del resto del elenco, tanto interpretando como cantando y bailando. Las relaciones de poder y trabajo en el mundo de la empresa están perfectamente plasmadas… Y así podríamos seguir, enumerando una lista de etcéteras alabando el buen resultado de la serie, cuando lo mejor que podría hacer es recomendaros a todos encarecidamente que empecéis a verla. Sobretodo, para lleguéis a su emotivo y precioso final. Al gran nivel del resto.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.