Los discos de mi vida por Javier Vielba (Arizona Baby)
Especiales / Arizona Baby

Los discos de mi vida por Javier Vielba (Arizona Baby)

Redacción — hace 3 años
Empresa — Subterfuge Records
Fotógrafo — Archivo

Durante estos meses estivales estamos recuperando la serie dedicada a los diferentes discos que marcaron el devenir vital de diversos músicos. En esta ocasión le toca el turno a Javier Vielba cantante y guitarra de Arizona Baby.

El disco que más veces me han robado:  Screaming Trees – “Dust” (1996)
Nunca consigo que me lo devuelvan cuando lo presto… y siempre me alegro por el despistado que se lo acaba quedando. Me parece la obra cumbre de esta banda de Seattle, la más majestuosa. Pero no olvidemos “Sweet Oblivion” o “Uncle Anesthesia”… sendas antesalas de lo que estaba por culminar.


 
El disco que encontré en un supermercado:  VV. AA. . “Boogie Woogie. 40 Classic Performances” (1998)
De 1928 a 1945, de Pinetop Smith a T-Bone Walker pasando por Count Basie, Benny Goodman o Louis Jordan, este doble CD me costó doscientas pelas cuando empezaba la universidad. Siempre he vuelto a él periódicamente, es una música cautivadora que me ha enseñado mucho y que suena increíble cualquier día, a cualquier hora, sólo o en compañía.

El disco que tengo en más formatos distintos: Hawkwind – “In Search Of Space” (1972)
Su iconografía, como su música, siempre me ha flipado y no paré hasta que conseguí la primera edición inglesa en vinilo, con esa imponente portada que se abre por el medio. Encima viene dentro una especie de fanzine punk galáctico que quita el hipo: “Técnicos de la nave espacial Tierra, les habla su capitán. Su capitán está muerto”. Brutal.


 
El disco que no pude evitar colgar en la pared: Elvis Presley With The Jordanaires – “(It’s A) Long Lonely Highway/I’m Yours” (1965)
Se trata de un single, edición de Victor Records para Japón con los temas “(It’s A) Long Lonely Highway” y “I’m Yours” –ambas de la película “Tickle Me”-, con un Elvis vestido de vaquero con su Gibson J-200 al hombro en una preciosa portada con los títulos en japonés. A pesar del pastón que le debió costar a quien me lo regaló, no pude evitar colgarlo en el salón.

El disco que siempre me llevo al extranjero: Buenas Noches Rose – “La danza de araña” (1997)
Rubén Marrón (guitarra de Arizona Baby) y yo nos hicimos amigos en una fiesta charlando de Buenas Noches Rose. Estos madrileños nos marcaron profundamente en nuestros años de instituto, ya que venían a tocar muy a menudo a Valladolid. En “La danza de araña” consiguieron un sonido totalmente único y personal. Cuando algún extranjero me pide un ejemplo de buen rock en castellano, le paso este disco.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies