Curiosa iniciativa la organizada por el sello Chesapik a la hora de presentar a los medios el nuevo trabajo de Paul Fuster. En lugar de realizar el típico showcase en una pequeña sala, citan a los medios en el comedor de una casa del “eixample” barcelonés. Una cita íntima que se ajusta como un guante a las nuevas composiciones cantadas por primera vez en catalán por el músico norteamericano.

"> Noticias música indie - MondoSonoro
Folk en zapatillas
Especiales / Paul Fuster

Folk en zapatillas

17-01-2012

El caso es que las diez composiciones que componen “Repte” conforman un entramado de canciones folk con cierto toque de laconismo y oscuridad, que se podrían situar más cerca de Seattle y de personajes como Mark Lanegan o Greg Dulli que de la soleada California y tipos como Devendra Banhart o Andy Cabic. Todo un ejercicio de exorcismo privado que saca un imaginario tan peculiar como el músico que las interpreta. Armado con una guitarra acústica de caja metálica realizada por el propio artista, y ayudado en tres composiciones por Xarim de Very Pomelo al banjo, desgrana la totalidad de los diez temas del disco mientras nos confiesa que logró escribir quince en apenas tres semanas, de los que al final ha escogido diez para hacerlo más corto y accesible. Canciones de gran calado emocional como “Com li agrada”, que en cierta medida te podrá recordar a lo que hace Ferran Palau con sus Anímic, o temas con la intensidad y el enganche melódico de “Ja no sap greu”.

En definitiva una experiencia diferente de la que todos salimos entre divertidos y encantados, pero con las canciones del protagonista grabadas a fuego. Si lo que querían es que lo viéramos con unos ojos que no son  los habituales a  la frialdad que rodea eventos de  este tipo, sin lugar a dudas debo reconocer que en mi caso lo han conseguido.

El caso es que las diez composiciones que componen “Repte” conforman un entramado de canciones folk con cierto toque de laconismo y oscuridad, que se podrían situar más cerca de Seattle y de personajes como Mark Lanegan o Greg Dulli que de la soleada California y tipos como Devendra Banhart o Andy Cabic. Todo un ejercicio de exorcismo privado que saca un imaginario tan peculiar como el músico que las interpreta. Armado con una guitarra acústica de caja metálica realizada por el propio artista, y ayudado en tres composiciones por Xarim de Very Pomelo al banjo, desgrana la totalidad de los diez temas del disco mientras nos confiesa que logró escribir quince en apenas tres semanas, de los que al final ha escogido diez para hacerlo más corto y accesible. Canciones de gran calado emocional como “Com li agrada”, que en cierta medida te podrá recordar a lo que hace Ferran Palau con sus Anímic, o temas con la intensidad y el enganche melódico de “Ja no sap greu”.

En definitiva una experiencia diferente de la que todos salimos entre divertidos y encantados, pero con las canciones del protagonista grabadas a fuego. Si lo que querían es que lo viéramos con unos ojos que no son  los habituales a  la frialdad que rodea eventos de  este tipo, sin lugar a dudas debo reconocer que en mi caso lo han conseguido.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.