Entrevista con Scott Adkins, protagonista de la película “One Shot: Misión de rescate”
Especiales / Scott Adkins

Entrevista con Scott Adkins, protagonista de la película “One Shot: Misión de rescate”

Xavi Sánchez Pons — 22-01-2022
Empresa — Eagle Films
Fotógrafo — Fotograma de la película

Scott Adkins (Sutton Coldfield, 1976) es una de las estrellas más rutilantes del cine de acción actual.

Curtido en la serie B y en pequeños papeles en grandes producciones de Hollywood, Adkins confirma que es uno de los grandes en el género con “One Shot: Misión de rescate”, una de las mejores películas de su carrera y un actioner de supervivencia rodado en un único (falso) plano secuencia que es una virguería maravillosa de planificación. La película, dirigida y coescrita por James Nunn, se estrenó ayer viernes 21 de enero en los cines españoles.

¿Cuál fue tu primera impresión al recibir el guion de “One Shot: Misión de rescate”, una película que está rodada en un único falso plano secuencia?
La idea nació en “Eliminators”, donde rodamos una pelea en un funicular en un plano secuencia. Después de eso James Nunn tuvo la idea de hacer una película que fuera un largo plano secuencia y que estuviera situada en una prisión ubicada en una isla. Hemos tardado seis años en levantar el proyecto y pensé que no iba a realizarse nunca, pero cuando conseguimos la financiación se estrenó “1917” de Sam Mendes y pensamos: “Dios, se nos han adelantado y es el fin, van a suspender nuestro proyecto”. Pero no fue así. Estoy súper contento de haber hecho la película.

Hacer una película como “One Shot” requiere un montón de preparación previa. ¿Cómo fue esa preparación?
Empezamos a trabajar dos semanas antes del rodaje en plena pandemia, y estuve seis semanas alejado de mi familia para estar en la burbuja de la película. La primera semana de trabajo antes de rodar fue para preparar las escenas de acción con Tim Man, el coreógrafo de acción. Y la semana antes del rodaje vinieron el resto de actores para enseñarles donde iba a estar la cámara en cada momento y para que supieran la forma en la que debían colocarse en cada set piece. También les enseñamos donde iban a estar los “cortes mágicos”, aunque no hay muchos, para simular que toda la película es en un solo plano secuencia. Rodar un filme entero en un solo plano secuencia es muy complicado, casi imposible si quieres tener buenas escenas de acción, de ahí la necesidad de esos cortes. De hecho, lo más divertido fue decidir donde irían esos “cortes mágicos” y la técnica para llevarlos a cabo.

"Liaudin es un excelente luchador de artes marciales mixtas. Si te fijas en la última pelea que tengo con él en la película se ve que tengo sangre en el labio, pues bien, ¡no era maquillaje!"

En “One Shot” la cámara está siempre muy cerca de la acción y los personajes, una técnica de rodaje que está presente en muchas de tus películas. Filmar así es muy complicado, y más con escenas de acción. ¿Cuál es el secreto para hacerlo bien?
Bueno, aquí teníamos una cámara que se podía dividir en dos, algo que la hacía muy manejable. Tenía siempre a los dos operadores corriendo cerca de mí: uno llevaba la parte principal de la cámara y el otro la parte de la alimentación y los cables. Con ese sistema conseguimos planos muy buenos. Y sí, es duro rodar así. En las escenas de acción, por ejemplo, cuando estas peleando o disparando, no solo tienes que tener en cuenta la coreografía de la pelea, sino que también tienes que recordar por donde se moverá la cámara y el tío que la lleva. Es más, los sonidistas también tienen que ir apartándose del camino para no estorbar. Vamos, hay un montón de cosas logísticas que hacen que todo sea muy complicado. Y encima el sol y el clima nos lo pusieron aún más difícil a la hora rodar. Pero bueno... Fue complicado, pero después al ver el resultado fue gratificante.

¿Algunas de las set pieces de la película os salió a la primera?
La verdad es que no. ¡Eso nunca pasa! [Risas]. Pero sería estupendo que fuera verdad. “¡Bien hecho Scott, te salió en la primera toma, nos vamos a casa antes!” [Risas]. De todas formas, los directores siempre te piden que lo repitas, aunque te salga bien a la primera, para que sea lo más perfecta posible. Ahora bien, James Nunn siempre elegía las tomas en el exterior que conseguíamos cuando empezaba la puesta de sol y la luz era la mejor para rodar. Y esas eran siempre de las últimas que rodábamos cada día [Risas].

Antes has mencionado el nombre de Tim Man, uno de los mejores coreógrafos de acción del cine actual con el que has colaborado en un montón de películas. En “One Shot” las peleas son cuerpo a cuerpo, ¿Cómo lo trabajaste con Tim?
Tim Man es un activo valiosísimo. Si preparas las escenas de acción con él no tienes que preocuparte por nada porque sabes que saldrán bien. En el caso de “One Shot”, la clave era hacer las peleas más realistas y menos vistosas, cosas que funcionaran en la vida real. Básicamente era ir por habitaciones pateando a gente [Risas]. Fue genial, Tim Man es el mejor.

Me gustaría hablar ahora de una de las mejores secuencias de la película, el tramo en el que te conviertes en una máquina de matar con un cuchillo en la mano. Me parece una de las mejores set pieces de acción del cine reciente. ¿Cómo fue rodarla?
[Sonríe] ¿Verdad que en esa secuencia se me nota en la cara que estoy saboreando ese momento? ¿Qué lo estoy disfrutando un montón?

¡Sí, totalmente! [Risas]
Para “One Shot” teníamos claro que queríamos una escena con apuñalamientos porque somos muy fans de eso. Primero teníamos que encontrar la localización perfecta para llevarla a cabo, así que buscamos en la base en la que hicimos la película y la acabamos encontrando. Luego planificamos la coreografía y ya está. Para inspirarnos miramos algunos videojuegos bélicos, pero esencialmente se trataba de seguir el tono del resto de la película. Vamos, ser realista y nada de artes marciales locas, solo el cuchillo y tratar de matar de la forma más eficiente, y hacerlo de la manera más violenta posible [Risas].

La verdad Scott es que en esta película matas a un montón de gente.
Sí, el contador de muertos de esta película es elevado.

Una de las mejores cosas de “One Shot: Misión de rescate” es que los villanos de la película, un grupo de terroristas sanguinarios, están presentados con respeto y algo parecido al honor. Vamos, que tienen profundidad, y eso está bien personificado por su líder, interpretado muy convincentemente por Jess Liaudin, o por la escena del terrorista suicida que se inmola con una bomba.
Jess Liaudin está genial y me tengo que atribuir el mérito de haberlo descubierto para que participara en la película. Todo el mundo acabó encantado con él. Es muy difícil encontrar actores que lo hagan bien tanto en las escenas de acción, como en la interpretación de su personaje. Liaudin es un excelente luchador de artes marciales mixtas. Si te fijas en la última pelea que tengo con él en la película se ve que tengo sangre en el labio, pues bien, ¡no era maquillaje! [Risas]. Lo de hacer que los terroristas tengan personalidad es algo de James Nunn y es debido a que el tono de la película es serio. Por ejemplo, la escena que mencionas del terrorista suicida es una secuencia que tienes que hacer con respeto a pesar de que no estés de acuerdo con todo eso. Son los toques personales de James, tratar con respeto y de forma realista eso, además de tener un actor joven que resuelve esa escena de manera brillante. Esta película no tiene ninguna agenda política, es solo un entretenimiento.

Es una película de supervivencia…
Sí, una película de acción de supervivencia matando a gente en pasillos [Sonríe].

¡Con un cuchillo!
¡Sí!

Una referencia obvia para “One Shot: Misión de rescate” es “Asalto a la comisaría del distrito 13”, uno de los clásicos de John Carpenter que James Nunn ya homenajeó en su primera película, “Francotirador” (12). ¿Os la puso como ejemplo para preparar y rodar la película?
La verdad es que no, y si te soy sincero casi no recuerdo nada del filme de Carpenter. Lo que sí que es cierto es que mucha gente está comparando “One Shot” con ella.

Sino ando equivocado, “One Shot: Misión de rescate” es la primera película que se estrena en España en la que el protagonista absoluto eres tú.
¿De verdad? ¡Pues aseguraros de ir todos a verla! ¡No me decepciones España!

¿Algún mensaje para los fans españoles de Scott Adkins?
Coged unos cuantos euros, id al cine y aseguraros de ver “One Shot: Misión de rescate”. Venga, Scott Adkins en tiempo real y yendo por la película haciéndose cargo de un montón de tíos. Ahora en serio, es una película realmente buena, estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho y merece verse en la pantalla grande de un cine. Insto a mis fans a que vayan a verla y la apoyen. Quien sabe, igual podemos hacer una segunda parte o me dan más dinero para otra película.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.