Seguimos con la segunda parte del diario de grabación del nuevo trabajo de Cobra, el cuarteto vasco formado por Lete, Josu, David y Ekain, por el que tenemos especial predilección. Su bajista David González (miembro así mismo de Berri Txarrak) nos sigue contando los detalles de lo que esta siendo la grabación de su tercer álbum, en este caso, la sección de guitarras:

Secuencia 3: Guitarras (Estudios Ultramarinos – Interior-)

Si bien arrancamos este proceso de grabación sin rumbo fijo, poco a poco vamos trazando una hoja de ruta de manera natural e intuitiva siempre sobre la marcha, improvisando cada paso que damos. Es tan curioso ver por dónde nos llevan las canciones que vamos a acabar grabando este disco en diferentes estudios y con diferentes técnicos y/o productores. Cada instrumento con la persona que creemos que es la idónea, por eso hemos decidido contar con el gran Santi García para hacer las guitarras. Miembro de la mítica banda No More Lies y productor de bandas tan dispares como Standstill, Toundra, New Raemon, Viva Belgrado o Moksha entre otras, Santi es la persona perfecta para este segundo paso.

Con Santi García en los estudios Ultramarinos de Sant Feliu de Guixols. Santi manda!

Con Santi García en los estudios Ultramarinos de Sant Feliu de Guixols. Santi manda!

Después de un mes trabajando y dando forma a las guitarras nos vamos a los Estudios Ultramarinos (Sant Feliu de Guixols). Esta vez Lete nos acompaña y es Ekain quien falla a la cita por compromisos musicales. Cargamos el coche y nos lanzamos a esta nueva aventura. Llegamos de madrugada a Sant Feliu. Toca madrugar al día siguiente y nos esperan otros tres días de grabación así que sacrificamos el lúpulo de bienvenida y decidimos descansar.

Como ya paso en Madrid, volveremos a estar aislados del resto del mundo, metidos en un estudio ocho horas diarias durante tres intensos días creando, grabando, hablando y vibrando con nuestro nuevo disco. Al igual que Pablo en Estudio Uno, Santi muestra la misma energía y ganas por trabajar en estas canciones que tanto nos emocionan. Esta vez el método de trabajo varía un poco con respecto al proceso de grabación de las baterías. La idea es ir trabajando las guitarras canción por canción, buscando el sonido idóneo para cada parte. Para ello montamos varios cabezales en el control y dejamos microfoneada la única pantalla que usaremos en toda la grabación. También nos acompañan una pila de pedales para crear texturas y capas. Arrancamos con los primeros acordes y la cosa no puede fluir mejor… Santi es muy bueno en lo suyo, por eso desde un principio nos dejamos llevar por su opinión y criterio.

Damos por finalizado el primer día. Todos estamos muy contentos y en especial Josu, que es el prota en estos tres días. Venía con muchas ganas de darle una vuelta al sonido de guitarras de COBRA. Para ello vamos probando diferentes amplis y guitarras con el fin de encontrar nuevas sonoridades y sobre todo poder trabajar con el tiempo necesario hasta encontrar el sonido idóneo para cada canción. Todo esto bajo la tutela de un guitarrista, otro de los alicientes para venir hasta Sant Feliu.

Josu grabando guitarras a las órdenes de Santi García.

Josu grabando guitarras a las órdenes de Santi García.

Todas estas necesidades hacen que el ritmo de trabajo sea lento, por lo que acabamos el primer día con dos canciones terminadas. Esto nos inquieta en cierta manera pues no queremos volvernos sin las guitarras acabadas. Algo que, por el contrario, no parece preocuparle en absoluto a Santi que todos los días nos llevará a comer copiosamente ganando el tiempo necesario para descansar y amenizar las jornadas sónicas. Y como nosotros somos muy educados y no hacemos ascos a nada, nos amoldamos fácilmente a ese ritual gastronómico.

Llega la noche y sin perder tradición, intimamos con la cebada de un garito con la grabación como tema central. Las sensaciones no pueden ser mejores, todos estamos muy contentos y acabamos la noche los tres en la terraza de nuestra habitación inhalando y divagando sobre todo lo acontecido hasta la fecha.

Cuando llamamos a Santi para hacer guitarras me insistió mucho en quién iba a mezclar el disco, algo que (para variar) no teníamos decidido. Mostró mucho interés en hacerlo él y eso nos hizo especial ilusión. Nunca descartamos esa opción pero primero queríamos hacer guitarras y en base a las sensaciones tomar una decisión. Pues bien, no tardamos más de 24h en decirle que nos encantaría que lo mezclase él. Creo que ha entendido perfectamente el concepto del grupo y en concreto el estilo de este disco y así lo demuestra durante los tres días.

Santi se une al ritual de la espumita nocturna en el garito de siempre. Después de identificar nuestro acento, los camareros acaban intimando con nosotros. Resultan ser ridículamente fanáticos del Athletic de Bilbao y les hace especial ilusión nuestra presencia. Gracias a nuestras dotes de interpretación no descubren nuestro desinterés absoluto por el fútbol, algo completamente incomprensible para estos leones.

Los dos días restantes serán muy productivos. Josu cada vez está más cómodo grabando y empiezan a aflorar momentos mágicos con tomas sublimes, solos improvisados y arreglos repentinos… Santi sigue batiéndose con los pedales y amplis, tomándose el tiempo necesario hasta encontrar “el sonido”. Mientras tanto Lete y yo supervisamos todo el proceso y ayudamos con ideas y arreglos, incluso hay tiempo de grabar algún teclado… Disfruto muchísimo cuando llegan esos momentos mágicos en los que todos estamos a una y nos dejamos llevar superando prejuicios con la única intención de crear. Algo que se ha dado mucho en todo el proceso de grabación de este disco. Tanto fuera como dentro del estudio…

Son las ocho y media de la tarde del tercer y último día en los estudios Ultramarinos y es hora de apagar los amplis y cambiar las guitarras eléctricas por una acústica que formará parte del disco. Un pequeño interludio entre tanta ganancia. Nos despedimos de Santi y dejamos todo atado para retomarlo en mezclas. Próximo paso, pulir y grabar voces. Como dirían nuestros amigos los camareros de la peña “Julen Guerrero”, ahora la pelota está en el tejado de Lete.

Josu grabando guitarras.

Josu grabando guitarras.