Cobra se encuentra en el proceso de grabación del que será su tercer álbum.  La potente banda vasca de hard rock nace y comienza a gestarse en el 2007 con la idea de juntarse cuatro amigos y hacer canciones de rock. Desde entonces han grabado dos discos (“The Strong Arm of the Rock” y “Thriller!”) y un EP (“Covered”) de versiones de bandas sonoras emblemáticas del cine. Un concepto que siempre ha estado presente en la música de esta banda ya que les gusta el séptimo arte y siempre les pareció interesante mezclar estas dos disciplinas, la música y el cine. Los diversos compromisos musicales de sus integrantes (Berri Txarrak, Dinero, Osso, Kokein, Morgan…), no impiden que la banda siga hacia adelante, lentamente pero sin pausa.

David (Bajo) – Ekain (Batería) – Josu (Guitarra) – Lete (Voz)

David (Bajo) – Ekain (Batería) – Josu (Guitarra) – Lete (Voz)

Su bajista David Gonzalez nos cuenta la primera parte de la experiencia que esta suponiendo la grabación del esperado trabajo:

Secuencia 1: Introducción

Después de ocho años más de uno pensará que somos un poco vagos debido al dilatado espacio entre disco y disco. Lo mismo con los conciertos. No somos una banda fácil de ver en directo ni grabamos discos cada dos años. Es una de las características (para bien o para mal) de este grupo ya que alguno de nosotros tenemos otros compromisos musicales que entorpecen el camino y evolución de Cobra. Esto no ha sido algo que nos haya pasado factura. Al contrario, desde un principio sabíamos que iba a ser así e hicimos un pacto, el de no agobiarnos nunca con este hecho. Siempre y cuando siguiésemos disfrutando los cuatro juntos tiraríamos millas, sin presiones ni metas a corto o largo plazo. Hoy es el día en el que echamos la vista atrás y nos damos cuenta de que hemos hecho mucho mas camino del que pensábamos y lo que es mas importante, seguimos teniendo la misma ilusión y ganas por seguir creando y compartiendo música que el primer día. Dicho esto, llegó la hora de embarcarnos en la aventura de componer y grabar nuestro tercer trabajo.

Secuencia 2: Base rítmica (Estudio Uno – Interior)

Después de varios meses de ensayos y gracias al esfuerzo de todos (entre otros Ekain, que vive en Madrid y ha estado subiendo entre hueco y hueco para ensayar) tenemos el esqueleto principal de lo que serán las nuevas canciones que formen parte de nuestro próximo disco, el resto lo iremos componiendo sobre la marcha. Voy sentado al lado de Josu en el coche dirección Madrid a los Estudio Uno en Colmenar Viejo. Desgraciadamente Lete no ha podido venir por cuestiones de trabajo de última hora. Una cierta mezcla de temor y nerviosismo deambula por momentos en nuestro interior. Hablando durante el viaje nos damos cuenta de que no tenemos ni zorra idea de a dónde vamos ni con quién vamos a grabar las baterías de unas canciones que ni tan siquiera están acabadas… nos entra la risa al darnos cuenta que tampoco sabemos cual va a ser el próximo paso, dónde grabaremos bajos, guitarras, voces…. así hasta llegar a las mezclas. Ahí estamos los dos, dando pistoletazo de salida a una carrera sin rumbo fijo. Muy intrigante y excitante a la vez, que no?

Llegamos a destino y allí, además de Ekain, nos espera Luis Criado, el dueño del estudio. Un tipo encantador del cual, después de compartir unas cervezas y hablar de música, nos despedimos y damos por finalizado el día para poder descansar. Mañana será el primer día de los tres que estaremos grabando baterías.

El lunes llegamos puntuales al estudio. Son las 10 AM y allí nos espera Pablo Pulido, el que será nuestro técnico en los próximos días. Su energía y ganas por trabajar con nosotros se contagian, conocía la banda y está muy emocionado con su cometido. La idea es grabar todos juntos en la sala principal del estudio, después las guitarras y bajos quedarán de guías para que Ekain pueda registrar a conciencia y gusto. Nos pasamos toda la mañana microfoneando y buscando el sonido idóneo para estas canciones. El resultado es perfecto, baterías naturales y grandes, estilo Cobra. Esta vez hemos optado por medidas mas pequeñas tanto en cascos como en platos, buscando un sonido más acorde al tipo de canciones que hemos compuesto. Siguiente paso comer y al lío, nos espera una tarde entera para empezar a construir los cimientos de nuestro nuevo disco. El método es simple, le damos un par de pasadas todos juntos a la canción elegida y dejamos las guías de guitarra y bajo grabadas, de esta manera Ekain calienta y refresca cada canción antes de grabarla. Así tema por tema. Como es habitual, nuestro pequeño vikingo hace que todo parezca más fácil. Desde el control vamos dándole pautas, quita este bombo, pasa a este otro plato, prueba esto, prueba lo otro… bastan un par de pasadas de la canción para dejar impoluta cada toma. Ya son las 20h, en cuestión de cuatro horas dejamos grabado casi medio disco. Así da gusto!!

Estudio Uno (Colmenar Viejo – Madrid) con Pablo Pulido

Estudio Uno (Colmenar Viejo – Madrid) con Pablo Pulido

Llega la hora de las cervecitas, de manera no pactada parece que esa va a ser la tónica de cada noche, esa espumita madrileña es la clave. Hablamos de la sesión de grabación, de las canciones y de lo contentos que estamos con este disco, la noche termina en el salón de la casa donde nos alojamos, escuchando y hablando de música y repasando los temas que faltan por grabar, incluso hacemos algunos cambios de última hora. A diferencia de grabaciones anteriores esta vez vamos a estar 72 horas seguidas concentrados en el disco, viviendo juntos bajo el mismo techo hablando de música e inspirándonos de cara a la grabación. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, dejando de lado todo lo demás. Nada de distracciones, solo 11 canciones por delante. Con Cobra nunca antes lo habíamos hecho así y es una de las cosas que mas hemos disfrutado en esta grabación, algo que también pasará con las guitarras…

Ekain grabando baterías.

Ekain grabando baterías.

Segundo día, mismo método de trabajo. Pablo cada vez está mas dentro, siendo prácticamente uno más en este proceso. Estamos muy cómodos trabajando con él y parte de culpa la tiene su pasión, energía y buena vibración puestas en este disco. Una vez mas Ekain demuestra lo que mejor sabe hacer, tocar la batería. Como consecuencia, son las 17h de la tarde y sólo queda una canción por grabar. Nos queda otro día de grabación así que es entonces cuando decidimos aprovecharlo grabando también bajos y así volver a casa con la base rítmica terminada. Una decisión un tanto precipitada debido a las endorfinas del momento. Llega la noche, brindamos por esas baterías terminadas y damos por finalizado el día. Ya en la cama, insensato de mí, me doy cuenta de lo que me viene encima al día siguiente, grabar un disco entero en un día. Es la primera vez que me enfrento a algo así y me cuesta dormir…

Tercer y último día, pongo a punto mi Precision y montamos el set de grabación. Para medio día tenemos lo que buscábamos, un sonido base que utilizaré para la mayoría de las canciones, una buena distorsión mezclada con el sonido limpio del bajo, no hace falta más. Cuando las cosas funcionan para que cambiarlas. Arrancamos con el primer tema. El haber estado tocando junto con Ekain en todo el proceso de grabación de baterías me facilita mucho las cosas ya que he tenido tiempo para definir líneas de bajo. Gracias a esto voy a buen ritmo y las canciones empiezan a coger forma. Después de unas cuantas púas desgastadas, tres o cuatro pedales de efectos puntuales y un juego de cuerdas sin brillo terminamos. Son las ocho de la tarde y lo tenemos, nos encanta el resultado y por eso nos vamos al centro de Madrid a celebrarlo con una buena cena y su correspondiente buen vino y brindis merecido. Mañana volvemos a casa y lo hacemos con una base rítmica antológica, algo que comprobaremos a la hora de grabar guitarras.

Continuará….

Cobra_David

David grabando bajos.