Como una cuadrilla de furtivos salimos en plena noche al encuentro de esa escena electrónica de club que flirtea con el rock, el hip hop, el folklore o la música negra para hacernos bailar sin contar los pasos. Vamos en busca de esos lobos solitarios, que delante de la mesa de sonido solamente comen lo que cazan.

El bueno de Nietzsche insistía en que deberíamos considerar perdidos los días en los que no hayamos bailado al menos una vez. Pero claro, a nadie se le escapa que la música con la que podemos bailar es infinita. Nosotros queremos situarnos antes de continuar. No se trataría de que elijamos un buen día para bailar, o que necesitemos salir de nuestra zona de confort para hacerlo. Así que pensando en los asistentes habituales a algunos de los múltiples festivales de música indie que se dan en el sur: ¿cuándo fue la última vez que asististe a un evento fuera de ese circuito indie con la firme intención de dislocarte la cadera bailando con artistas difíciles de encontrar en dicho circuito? Y más en particular, ¿conoces la escena clubbing de Andalucía? ¿Y a los artistas nacidos en el Sur que con su creatividad y propuestas de electrónica contemporánea están haciendo que se baile a base de bien en las salas más respetadas?

En el Sur hay toda una hornada de creadores de música electrónica que bien merecen que se les preste la debida atención. Algunos con un recorrido ya bastante sólido y con un claro reconocimiento internacional. Otros, más noveles, están haciendo que los oídos más exigentes se fijen en ellos. Todos tienen varios elementos que los unen. Así, aunque la mayoría desarrollan su carrera fundamentalmente tras los platos de una cabina actuando como djs, todos han publicado su propia música en sellos independientes (y muchas veces prácticamente desconocidos). Se mueven principalmente por un circuito alejado de los grandes festivales de pop-rock al uso, a menos que éstos tengan un espacio específico para las propuestas de electrónica más avanzadas. Además, muchos de ellos llevan sus creaciones a un formato live que trasciende el formato de dj set. Y por último, y quizá lo más importante, asistir a sus actuaciones conlleva descubrir nueva música a la vez que ves como a tu alrededor se encienden las pantallas con el shazam. Si eres buscador de hits y disfrutas con sesiones que podrían ser una lista de reproducción de grandes éxitos del spotify (aunque suenen en festivales con miles de personas), quizá los artistas de los que te vamos a hablar no son lo tuyo.

“Si eres buscador de hits y disfrutas con sesiones que podrían ser una lista de reproducción de grandes éxitos del spotify, quizá los artistas de los que te vamos a hablar no son lo tuyo”. 

Son muchos los artistas de música electrónica nacidos en el sur que en la actualidad están agitando la escena que les da cabida. Nosotros queremos presentarte a algunos de ellos para situar una se-cción que se va a encargar de ellos, de los sonidos que los caracterizan, de los eventos donde actúan, los sellos donde publican, etc. No están todos los que son, pero sí son todos los que están, y nos sirven para situar tus oídos a modo de muestra.

Kid Simius, granadino afincado en Berlín, es quizá uno de los máximos representantes a nivel internacional de la música electrónica made in Andalucía. Música difícil de clasificar, donde hip hop, electro, techno y rock se conjugan para ofrecer un producto sin etiquetas. Su live se ha paseado por todo evento de electrónica de prestigio que se precie a nivel mundial. Una apuesta segura, y si no que se lo pregunten a los Crystal Fighters, grupo para el que Kid Simius ha hecho de las suyas como telonero.

El cordobés Javi Redondo, afincado en Madrid, es uno de los fijos en los releases del prestigioso sello francés Correspondant. Se mueve como pez en el agua en un eclecticismo sonoro donde la carga melódica lo envuelve todo. Su labor como residente y programador en el club Sport de Madrid, junto son su posterior residencia en el también club madrileño Mondo Disko, le supuso un espaldarazo definitivo a su carrera. Han podido bailar con él en Fabric (Londres), Panorama Bar (Berlín), etc., y artistas de la talla de Dixon o Andrew Weatherall lo han señalado como nombre a seguir. No es de extrañar que una de las capos de la electrónica mundial, Jennifer Cardini, lo haya fichado para su agencia.

Javi Redondo

Con tan sólo 14 años, el artista de Algeciras Orbe empezó a coquetear con la escena breaks. Sin embargo, el paso de los años y el contacto con distintas influencias lo han convertido en una coctelera con el techno como elemento central pero por donde revolotean el ambient, el electro, los ritmo rotos y los sonidos más cósmicos. Desde su laboratorio creativo fijado en Madrid, dirige Orbe Records, y es parte indispensable del equipo de CMYK musik bajo la batuta de Alex Under. Su proyección ha hecho que el mismísimo John Talabot apueste por su música, lanzando a través de su sello Hivern Discs el Ep del gaditano Uniformity.

Si lo tuyo es el Dubstep, Drum & Bass y el electro más gamberro, seguro que uno de los nombres que primero se te vienen a la cabeza es el de los sevillanos Dub Elements. Desde su fichaje por el sello holandés Prspct Recordings, y el lanzamiento de su primer Ep Bass Up to the Tope (2010), el crecimiento de su carrera ha sido exponencial. No creemos que les de tiempo a deshacer sus maletas para descansar unos días sin actuación. Y es que lo suyo son ya altos vuelos, habiendo recibido los premios más prestigiosos sobre bass music, y pudiendo presumir de compartir cartel con artistas como Justice, Orbital o Front 242 por citar sólo algunos. Además, organizan sus propias fiestas, consiguiendo que por el Sur se haya podido disfrutar de artistas como Pendulum, Noisa, etc.

Dub Elements

En Málaga, como exponentes del jungle más juguetón y el sonido bass más cuidado, los BSN Posse consiguen en sus actuaciones que los asistentes tengan la sensación continua de sorpresa. Influencias Soul, Funky, Future Garage, que con un claro eje global Dub, hacen que su música suene a ellos mismos. El hábitat natural de la música que crean son sellos internacionales de prestigio como Hyperboloid Records (Moscú), Car Crash Set (Washington), entre otros. Su Forever (2015, Slime Recordings), sigue siendo considerado como unos de los mejores discos de electrónica nacionales de los últimos años, y si queréis disfrutar con unos magos del sampleo, son vuestros chicos.

“BSN Posse consiguen en sus actuaciones que los asistentes tengan la sensación de continua sorpresa”

En 2011 arrancaron su andadura los granadinos Mordisco, dúo con unos inicios claramente indies, y que han mutado a una propuesta más ecléctica que oscila entre el deep house, el techno melódico a bajos bpm, y las influencias space disco. Su música se ha visto publicada en sellos como Paper Recordings (Mandchester) o Continental Records (Londres), y grupos de la escena pop-rock nacional como Belako, Hola a Todo el Mundo o Fuel Fandango han acudido a ellos para que remezclen algunos de sus temas. Son los encargados de organizar en Granada las fiestas Mordisco Club, gracias a las cuales se ha bailado en su ciudad con artistas como John Talabot o Jennifer Cardini.

No dejamos Granada para citar una rara avis de la música electrónica andaluza. Entorno a dos creadores todoterreno como Bigote y Grita, se generó allá por 2010 el colectivo Caballito. Sin duda son pioneros en España del sonido Elect Tropical, reciclando y reconvirtiendo los sonidos latinoamericanos. Sus mezclas y producciones son compartidas a los cuatro vientos de manera gratuita. Cumbia, perreo, afro, trap, salsa, llevados al siglo 21, haciendo que estos chicos no dejen de viajar mostrando su música, y de divertir al personal organizando su Tropical Bass Club.

“A los pacenses Gameboyz les gustadecir que hacen folclore español del siglo XXI”

Viajamos a Badajoz para hablaros del trío Gameboyz. Les gusta decir que hacen folklore español del siglo XXI. La realidad es que mezclan disco, techno y electro para llegar a una propuesta muy personal y con claras influencias de una escena latinoamericana que podría verse representada por artistas como Iñigo Vontier, Matías Aguayo, Bufi o Alejandro Paz. Son responsables de un sello en alza como Melómana Records, y su música se ha visto publicada en sitios tan variados como Electrique Records, Relish Records o KNM, por citar algunos.

Lost-Twin

Lost-Twin

Pero no todo lo que se cuece en el sur de España entorno a la electrónica ha podido plasmarse (de momento) en grandes giras internacionales o ha tenido la suficiente repercusión mediática. Ahí está el jerezano Santiago Gonzalo (Bronquio), que desde sus raíces punk hace un trap que no es trap que provoca que tus oídos estén convencidos de que lo que escuchan es distinto. O el proyecto del hip hop experimental del sevillano Carlos R. Pinto, Lost Twin, que con su par de Eps, y su primer largo Birds, autoeditado en 2012, nos tiene muy atentos a sus beats abstractos. Digno de mención es el amor sonoro de los también sevillanos Beat Love, que con sus atmósferas de ensueño, sus ritmos directos al corazón, y unas voces que te susurran, hacen de este dúo una apuesta ganadora. En fin, una lista que podría seguir ampliándose, y que se irá haciendo, para mostrar que en el Sur se crea y se disfruta una electrónica no sujeta a clichés. Andalucía es club. El Sur como caja de ritmos.