Homenaje a Adam Schlesinger, leyenda del power pop
Especiales / Adam Schlesinger ...

Homenaje a Adam Schlesinger, leyenda del power pop

Xavi Sánchez Pons — 04-04-2020
Fotógrafo — Archivo

Estos últimos días nos hemos tenido que enfrentar con la muerte de varios músicos víctimas del Coronavirus, pero no cabe duda de que una de las más duras ha sido la de Adam Schlesinger quien moría con tan solo cincuenta y dos años de edad. Aquí está nuestro homenaje a su trayectoria, buena parte desconocida para el gran público.

El músico neoyorquino Adam Schlesinger, que junto a Chris Collingwood formó una dupla de compositor-escritor de canciones en Fountains Of Wayne que los convirtió en los Lennon/McCartney del indie-rock y power pop americano de las últimas tres décadas, participó en decenas de proyectos paralelos; ya sea en forma de grupos, temas de encargo para artistas mainstream o componiendo canciones para un montón de bandas sonoras de películas y series.

Schlesinger poseía la versatilidad estilística de Elvis Costello, la facilidad para el hit de Ric Ocasek y Rick Nielsen, la frescura del primer rock alternativo de los noventa que bebía del pop de guitarras de los ochenta (el del college rock y el Paisley Underground), la sabiduría y el oficio de Burt Bacharach o Paul Williams, y las melodías clásicas de la british invasion de los sesenta.

A pocos minutos después de conocerse su fallecimiento, el mismísimo Stephen King en su cuenta de Twitter calificaba la noticia de terrible y definía a Schlesinger como un compositor ingenioso y satírico, además de un buen cantante. Un colega de profesión de King, el también escritor Bret Easton Ellis, iba más allá afirmando que se trataba del mejor escritor de canciones pop de su generación y elevando –merecidamente- a la categoría de obra maestra el tercer disco de Fountains Of Wayne, “Welcome Interstate Managers”. Otras personalidades de la cultura que se hicieron eco de su muerte fueron James Gunn, director de “Guardianes de la galaxia”, Tom Hanks, que trabajó con él en “The Wonders”, o Rachel Bloom, actriz y creadora de “Crazy ex Girlfriend”, una serie de televisión en la que Schlesinger participó activamente componiendo diversos temas inscritos en la trama.

El legado que nos deja Adam Schlesinger, un héroe casi anónimo que siempre prefirió el estudio y las salas de conciertos pequeñas a las cámaras y al reconocimiento mediático, es grandioso. En este in memoriam celebramos y repasamos once de sus mejores canciones. Un paseo representativo por su enorme carrera.

 

Fountains Of Wayne “Radiation Vibe” (1996)

La canción por la que muchos y muchas conocimos a Fountains Of Wayne. En plena era del grunge, los de Nueva York celebraban el power pop clásico con frescura y unas guitarras vigorosas. Este himno que combate el hastío vital con una sonrisa en los labios forma parte de su disco de debut homónimo, formado por doce temas que ya son clásicos.

 

The Wonders “That Thing You Do!” (1996)

El mismo año que debutaba con Fountains Of Wayne, Schlesinger recibió una nominación a los premios Oscar por “That Thing You Do!”, la canción central de “The Wonders”, película dirigida por Tom Hanks y protagonizada por un grupo imaginario que venía a ser una versión americana de The Beatles. El tema, una pieza maestra de menos de tres minutos de pop sesentero que funciona mejor que cualquier antidepresivo, bebía directamente del legendario “Jealousy” de The Poppees, una de las mejores canciones de power pop de la historia.

 

Ivy “This Is the Day” (1997)

Ivy es uno de los proyectos paralelos a Fountains Of Wayne donde el talento de Schlesinger brilló con más fuerza. En Ivy le acompañaban Dominique Durand y Andy Chase (co-autores de todas las canciones), y el trío apostaba por el sunshine pop filtrado con una sensibilidad indie. “This Is the Day” apareció en la banda sonora de “Algo pasa con Mary”, y originalmente estaba incluida en “Apartment Life”, segundo disco de grupo y uno de los más redondos.

 

Fountains Of Wayne “Red Dragon Tattoo” (1999)

En el segundo disco de Fountains Of Wayne, el soleado “Utopia Parkway”, Schlesinger y Chris Collingwood incluyeron su primer guiño a The Cars en una de las mejores canciones de bubblegum pop de los noventa. El estribillo de “Red Dragon Tattoo”, una canción que se reía con cariño de la escena del nu-metal de la época, es de esos que lo curan todo.

 

Josie And The Pussycats “Pretend To Be Nice” (2001)

Para la versión con actores de carne y hueso de la serie de televisión de “Josie y las melódicas”, el grupo juvenil formado por tres chicas pasó del bubblegum del original al punk-pop de principios de los 2000. El resultado fue una de las mejores bandas sonoras de la época, una colección de pildorazos vitaminados para el recuerdo. Schlesinger compuso en solitario “Pretend To Be Nice”, una canción que está a la altura de lo mejor de Green Day o Blink-182.

 

Fountains Of Wayne “Stacy’s Mom” (2003)

Regreso al universo de The Cars con la canción que mejor ha sabido reformular la magia de Ric Ocasek y cía. “Stacy’s Mom” fue uno de los éxitos más grandes del grupo, y su letra –el amor platónico que siente un niño por la mamá de una de sus amigas– y videoclip homenajeaba a las comedias adolescentes de los ochenta con guiños directos a “Aquel excitante curso” (1982) y a la figura de Kim Basinger.

 

Fountains Of Wayne “Maureen” (2005)

En 2005 Fountains Of Wayne publicó un álbum doble de rarezas, versiones y caras B que estaba lleno de tesoros ocultos. Uno de los temas inéditos que contenía era este “Maureen”, un trallazo de punk pop con sintetizadores y fugas a la nueva ola de los ochenta. La historia que cuenta es simple, la del típico mejor amigo de una chica que se convierte en el confidente y no en el amante.

 

Fountains Of Wayne “Yolanda Hayes” (2007)

La mejor canción de “Traffic And Weather”, cuarto disco del grupo, y la quintaesencia del imaginario y del sonido de Fountains Of Wayne. Como muchos de sus temas, “Yolanda Hayes” explica la historia de un personaje de ficción, en este caso una chica de clase trabajadora con miedo a enamorarse. La melodía cercana a The Turtles y sus coquetos arreglos de viento seducen de inmediato con una sencillez arrebatadora.

 

Tinted Windows “Kind Of A Girl” (2009)

El hitazo que abría el disco más que notable de esta súper-banda donde Schlesinger compartió protagonismo con James Iha (Smashing Pumpkins), Taylor Hanson (Hanson) y Bun E. Carlos, el batería de Cheap Trick. “Kind Of Girl” es una declaración de amor al power pop y a la nueva ola de finales de los setenta y principios de los ochenta, al legado de bandas como The Knack y, claro está, a los antes citados Cheap Trick.

 

Fountains Of Wayne “Action Hero” (2011)

Una de las canciones más emocionantes del grupo que, además, contiene una de sus mejores melodías, algunas de sus rimas más destacadas y unas armonías vocales y coros extraordinarios. Una obra maestra que en solo cuatro minutos cuenta historia la historia de evasión de un padre de familia agobiado y con ansiedad. Pura magia power pop incluida en el último álbum de Fountains Of Wayne, “Sky Full Of Holes”, de 2011.

 

Crazy Ex-Girlfriend Cast “Antidepressants Are So Not a Big Deal”

Una de las canciones más corrosivas y divertidas de la serie Crazy Ex-Girlfriend que le valió a Schlesinger un premio Emmy en 2019. El compositor de Nueva York se sintió muy cómodo a lo largo de su carrera en el formato de musicales clásicos. Entre otras cosas, se encargó de componer las canciones para la versión teatral de “Cry-Baby” y se llevó un Grammy gracias a “A Colbert Christmas: The Greatest Gift Of All!” (2009), un especial televisivo del humorista y presentador Stephen Colbert.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.