En todos los incendios siempre hay una chispa que actúa como detonante. Con ese espíritu Pablo García -más conocido por su alias artístico Pablo Und Destruktion- plantea una serie de demandas por el contencioso que mantiene con Atresmedia y SGAE: están por un lado las que ha presentado ante el juzgado hace tres semanas y por otro aquellas que argumenta a lo largo de la conversación que mantuvimos con él y su abogado Servando Rocha hace unos días. Desde que empezó a darse a conocer por su proyecto musical Pablo siempre se ha caracterizado por hablar alto y claro, incluso siendo plenamente consciente de que su discurso puede perjudicarle. Y en esta ocasión vuelve a dar ejemplo de ello.

El conflicto en cuestión nace el pasado mes de diciembre, cuando La Sexta utiliza sin el consentimiento explícito de Pablo  “A veces la vida es hermosa” -una de las canciones de su último disco “Vigorexia emocional”– para promocionar la serie de ficción “Merlí”. Atresmedia, propietaria de La Sexta, contaba con un acuerdo con SGAE por el cual la cadena podía utilizar libremente las canciones gestionadas por la Sociedad. Sin embargo, frente a ese escenario Pablo alega dos condicionantes: 1) aunque él es socio de SGAE esa canción en concreto no está registrada en la Sociedad 2) apela al derecho de sincronización, que implicaría una transformación de la obra y por tanto exigiría un necesario consentimiento explícito del autor. A su vez, la demanda pone en cuestión el manejo que SGAE hace de la obra de sus socios. La conversación con Pablo y Servando (que ofrecemos a continuación íntegramente) en realidad va bastante más allá y revela las inquietudes laborales de un autor/músico que se mueve en el terreno del underground y su intento por cambiar el actual status quo.

Paralelamente también hemos querido recabar la opinión de Ainara LeGardon, una artista de sobra conocida en estas páginas que en los últimos tiempos ha compaginado su carrera musical con el activismo en pro de una mejor gestión de los derechos de autor, actividad por la que recientemente ha sido finalista del prestigioso Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte. La conversación con Ainara nos permite aproximarnos a este conflicto en particular y a la problemática de los pequeños autores en su relación con SGAE en general.

También nos hemos puesto en contacto con los otros dos actores en esta historia. Desde el departamento de Comunicación de Atresmedia nos atendieron con mucha amabilidad pero declinaron hacer declaraciones sobre el tema por tratarse de una cuestión que está en manos de los tribunales.

Por su parte la Sociedad General de Autores prefirió respondernos con una nota genérica sobre la demanda de Pablo contra la Sociedad en vez de hacerlo específicamente a nuestras preguntas. Reproducimos su nota a continuación:

“El contrato de cesión que nuestro socio contrajo con la SGAE cumple escrupulosamente tanto con las normas internas (Estatutos y Reglamento) como con la regulación vigente (Texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual). Ese contrato no contiene cesión alguna de derechos sobre obras futuras, tan solo incluye el compromiso del autor de dar de alta en la entidad para su gestión las obras que vaya creando mientras esté vigente el contrato. Es una cláusula lógica y habitual en los contratos entre las entidades de gestión de todo el mundo y sus socios, y lo que pretende es mantener el principio de seguridad jurídica para con nuestros usuarios, quienes deben saber que pueden contar con el catálogo de obras creadas por quienes sean nuestros socios en cada momento.
En cualquier caso, nuestro propósito es cumplir fielmente con el mandato de nuestro socio y gestionar de forma lo más beneficiosa posible para él, los rendimientos de su trabajo creativo.
Como en cualquier orden de la vida, todo es opinable y más en el ámbito del derecho . Si llegara a iniciarse un procedimiento judicial, aportaremos nuestra interpretación y razones, de las que estamos plenamente convencidos, y obviamente, nos atendríamos a lo que los tribunales determinen”.

Sin más preámbulo os dejamos con las entrevistas en cuestión a Pablo Und Destruktion junto a su abogado Servando Rocha y a Ainara LeGardon. Es un texto largo, incluso en algunos momentos el tema puede resultar un poco árido para los no iniciados, pero que sinceramente creemos que merece la pena.

Sigue leyendo —->