Del barrio de Monte Alto se podría decir que es la atalaya de A Coruña, un conjunto de abigarradas calles que culminan en la Torre de Hércules donde el Océano Atlántico y el horizonte muestran su grandiosidad. En este reducto de la urbe coruñesa que lleva el número 15002 del código postal, Sago W. se ha forjado una sólida personalidad artística que marca la diferencia dentro de la congregación del hip hop en estos tiempos nuevos.

Un buen ejemplo de ella se encuentra en las canciones grabadas en anteriores trabajos y colaboraciones, donde la fluidez y el color de su voz armonizan con  bases y samples empapados de soul-funk para conseguir un sonido de referencia americana, destinado a los amantes del ala más clásica del hip-hop,  que sigue estando presente en esta nueva etapa.

A finales del pasado año Sago W. rompía el silencio con la publicación de 100 dirhams, una pieza con música de Wahid y mezcla de Charlie Tzara  en la que acentuaba la naturaleza espiritual de su estilo. El reflejo de este sentimiento no pasa desapercibido en las imágenes que pueden verse en el vídeo grabado por Rodri Porcelli en Marruecos.

Ya en 2017 sale a la luz  7-Eleven Museum, tema compuesto un par de años atrás ahora grabado por Pablo Uve con Ochoa en la producción y Ricky en la mezcla, que  presenta en un clip de nuevo dirigido por R.Porcelli con diseño gráfico de Roberto Mosquera.  El calendario elaborado por CudBe Music prevé la publicación de cuatro nuevas canciones, con los correspondientes vídeos, en diferentes plataformas digitales durante los próximos meses y antes de que finalice el año editarlas en soporte físico.